×

LA BARRERA. LAS CONTRAS. LOS GUARURAS. PURA HIEL. HIJA DEL PADRINO. LOS GATOS. LOS CORAJES.

2020-09-18 05:01:52 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Muy estridente. Así nos pareció la sesión del Congreso del Estado en Boquilla. Como que los diputados que no se han acercado al conflicto quisieron llamar la atención hasta con gritos


    

En cambio, los identificados con la bronca guardan la compostura del caso. Unos y otros están más que identificados.Lo mismo aplica para los alcaldes: quienes han visto los toros desde la barrera trataron de salir en el video. 

 

Lo novedoso de la solemne sesión del Congreso a un costado de la presa de la discordia, fue la moda del sombrero vaquero entre algunos de los legisladores. Unos parecían tachuelas, a otros les quedaba grande y sólo se les veían los ojos. Hubo uno que se lo puso al revés.Ninguno se lo quitó al sentarse, violando una de las elementales reglas de la urbanidad ranchera. El caso era llevarle las contras al Presidente.

 

Al diputado morenista Colunga ya no se le dio la prudencia. Sólo a él se le pudo ocurrir echar brava en terreno enemigo criticando algunas de las posturas de los agricultores, llevándose numerosas mentadas. Es como si en una cabalgata villista  alguien se soltara hablando pestes del Centauro. Así éste. Tuvo que salir por piernas escoltado por unos guaruras, a los que quiso hacer pasar como asesores del Congreso. Diputado y guardias salieron rayando llanta en una de las camionetonas que tanto critica el Presidente.

 

Otro corto de entendederas es el delegado Loera, algo más que conocido. Ni los moquetes que le dieron en Ojinaga cuando le quemaron sus odiadas camionetas de lujo ha logrado que le entren las reglas esenciales de la política, entre ellas el comedimiento y las buenas maneras. Ayer se vio pésimo en una muy mal lograda conferencia de medios. Pura hiel, nada de miel. 

 

Blanca Jiménez, Directora Nacional de Conagua, nombre tabú en Chihuahua, parece hija de Don Corleone: se fue a estudiar maestrías y doctorados a universidades extranjeras y no aprendió nada.Al menos de la materia de la que es responsable. Cualquier agricultor le recita de memoria el Tratado del 44, que ella no puede o no quiere aprender y menos aplicar.  

 

Uno de los daños colaterales de la guerra por el agua de Chihuahua es el rompimiento entre el Gobernador del Estado y Loera.Se habían entendido bien, pero el encontronazo del agua ha marcado el fin de su relación. Aunque ya sabemos: los políticos son como gatos de azotea, que en medio de la noche al ruido de sus aullidos  parece que se están matando y nada, están intimando.

 

 

Se fue una semana más del calendario azteca y seguimos en las mismas, con el Presidente y su gente aferrados a un imposible: pasar sobre la razón que les asiste a los agricultores de Chihuahua, cuya valiente insurrección ante la injusticia de que quieren hacerlos víctimas, les ha acarreado una gran ola de simpatía y solidaridad en prácticamente toda la República y otras partes allende las fronteras. Veremos y diremos cómo pinta la próxima. Por lo pronto, usted haga como si nada pasara, porque los corajes amargan  el carácter y arrugan el cuero. 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn