×

No escucho que te ahogues: joven llamó a emergencias, lo ignoraron y murió asfixiado

2019-11-13 17:20:50 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Aitor García Ruiz llamó desesperadamente a los servicios de emergencia tras estar ahogándose, el médico que lo atendió se burló del joven y colgó la llamada; el chico murió momentos después


    

MADRID, ESPAÑA.

La opinión pública de España se ha conmocionado esta semana tras conocerse un posible caso de negligencia médica que le costó la vida a Aitor García Ruiz, un joven de 23 años que falleció en enero de 2018 después de varias llamadas infructuosas al número de emergencias (112 en España).

Aitor presentaba síntomas de un tromboembolismo pulmonar que le dificultaban la respiración, pero el médico que atendió la llamada y encargado de decidir en cada caso si la urgencia es suficiente como para activar el envío de una ambulancia, desestimó en el transcurso de la conversación la gravedad del problema.

Yo no escucho que te ahogues", llegó a decirle a Aitor, que entraría unos minutos más tarde en muerte cerebral.

Así, casi dos años después, el contenido de las llamadas que se produjeron el 14 de enero de 2018, ha sido divulgado este jueves por los padres del joven y por la asociación El Defensor del Paciente, en conferencia de prensa, en la que se reprodujeron las grabaciones.

Al acto asistió también el abogado de la asociación, Carlos Sardinero, que informó que se podrían emprender acciones por la vía penal contra el Servicio Madrileño de Salud. Por el momento, la familia ya ha cursado la reclamación de una indemnización de 175,000 euros por la vía administrativa.

Trataron a mi hijo peor que si fuera un perro», denunció Carmen Ruiz, la madre Aitor, ante los medios de comunicación.

Finalmente, Aitor García Ruiz presentó muerte cerebral el mismo 14 de enero de 2018, después de que tanto él como su madre llamaron varias veces al servicio de emergencias médicas de la Comunidad de Madrid, muriendo cuatro días más tarde en un hospital.

 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Mamá, te amo; revelan audio de George Floyd antes de morir asfixiado por un policía

2020-07-09 17:08:39 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

George Floyd fue asesinado por elementos de la policía de Minneapolis el pasado 25 de mayo tras someterlo por el cuello.


    

El afroestadounidense George Floyd repitió más de 20 veces que no podía respirar y advirtió a los policías que lo detuvieron que iban a "matarlo", justo antes de morir asfixiado durante su arresto en Minneapolis, el 25 de mayo, según documentos judiciales.

Floyd, de 46 años, después de que un policía blanco que le clavara la rodilla en el cuello durante casi nueve minutos mientras lo mantenía de bruces contra el suelo. Su muerte provocó numerosas manifestaciones en Estados Unidos y en el mundo contra el racismo y la violencia policial.

En un vídeo filmado por un transeúnte, que se viralizó en las redes sociales, se oía a Floyd gritar "no puedo respirar".

Pero las grabaciones de las cámaras que llevaban encima los policías revelaron nuevos detalles sobre lo ocurrido.

Durante el arresto, Floyd suplicó a los agentes de no meterlo en el vehículo policial porque era claustrofóbico y tenía problemas físicos, según la retranscripción de esas grabaciones presentada por uno de los agentes implicados el martes en un tribunal de Minnesota.

Luego dijo: "Mamá, te quiero. Dile a mis hijos que los quiero. Estoy muerto", antes de repetir más de 20 veces "no puedo respirar".

Los policías le pidieron que se calmara y cuando Floyd dijo que lo iban a matar, Dereck Chauvin, inculpado de asesinato por haber clavado su rodilla en el cuello de la víctima, le contestó: "Entonces deja de hablar, deja de gritar, se necesita mucho oxígeno para hablar".

Las últimas palabras de la víctima fueron: "Me van a matar. Me van a matar. No puedo respirar".

Esa retranscripción fue presentada por el policía Thomas Lane para convencer al juez de desestimar los cargos de complicidad de asesinato presentados contra él.

Los dos policías que participaron en el arresto de Floyd, Alexander Kueng y Tou Thao, fueron acusados del mismo delito.

Los cuatro agentes fueron despedidos un día después de la muerte de Floyd. Todos podrían ser condenados a hasta 40 años de cárcel.

La víctima había sido arrestada por tratar de pagar con un billete de 20 dólares falso.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn