×

Despiden a huevazos a Juan Carlos Loera tras su visita a la región

2021-01-21 21:30:52 | Raúl Rivas

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

A huevazos en los vidrios y en la carrocería de los carros, así despidieron esta noche agricultores y manifestantes a Juan Carlos Loera de la Rosa, aspirante de Morena al Gobierno del Estado y a su comitiva en una visita que realizó en un rancho ubicado en Orinda, en los límites de Rosales y Meoqui.


    

Juan Carlos Loera de la Rosa estaba atrincherado en un rancho propiedad de Elvira González, exdiputada priísta y de Nahum Valenzuela, exdirigente campesino de la CCI, organismo también afiliado al PRI y ahora empleado en el Gobierno Federal.

Tras un par de horas de haber llegado al rancho y ante las protestas de agricultores e integrantes de organizaciones agropecuarias de la región, Loera de la Rosa y su comitiva abandonaron el lugar en medio de una andanada de huevazos que le propinaron a las ventanas y la carrocería de los vehículos que llegaron al rancho en mención.

Antes, Loera de la Rosa fue increpado y encarado por integrantes de las Adelitas y la organización Defensa Nacional del Agua (DNA), quienes le dijeron que no lo querían ver otra vez por esta región, a lo que Loera contestó: "yo soy chihuahuense y puedo andar donde yo quiera".

Sin embargo, las mujeres le insistieron en que no estuvo con los chihuahuenses de esta región cuando el Gobierno Federal se llevó el agua de las presas.

"Usted fue uno de los líderes y los responsables que se llevaron el agua; ese es nuestro problema, por eso estamos contra de usted y aquí no lo queremos; queremos que aquí no vuelva a pisar", le dijeron las mujeres a Loera a través de una malla ciclónica que separaba la propiedad donde estaba el candidato morenista y las manifestantes.

En respuesta, Juan Carlos Loera dijo con voz débil "yo soy chihuahuense y puedo andar donde quiera", a lo que las mujeres le dijeron: "pero nosotros somos de aquí de la región. A lo mejor yoahorita sí le estoy pisando su propiedad, nosotros estamos de la barda hacia atrás".

Al responder otra vez Loera "yo soy chihuahuense y puedo andar donde me de la gana; las mujeres le volvieron a responder: "no parece que es chihuahuense, porque cuando más lo necesitamos no nos apoyó". 

Y qué les faltó, preguntó Loera.

"Lo que a usted le sobra a lo mejor: apoyo. Se llevaron el agua, ya se la llevaron", le respondió la mujer.

"Y luego, no tuvieron para regar o qué?, insistió Loera.

Si usted tuviera un poquito de conocimiento, ahorita los riegos todavía no empiezan, las presas están vacías; no hay cin qué regar, le volvieron a contestar y en respuesta solo encontraron silencio de Loera...Loera calló.

 Al final, la reunió se disolvió, los invitados y el candidato se fueron, no sin antes llevarse una andanada de huevazos...

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn