×

LA CULPABLE. LA SOSPECHA. PURA GRILLA. LOS ENMASCARADOS. CERO OPERACIÓN.EN LA LOMA. MAL ENDÉMICO.MUCHAS BENDICIONES.

2020-12-24 04:01:35 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Históricamente cuando hay candidatos se viene una avalancha de apoyos: desplegados periodísticos, manifestaciones de apoyo, diversas formas y maneras de decirles que están a los que ordenen, que son los mejores, los ideales, los más guapos y sexys, que el mundo empieza y termina con ellos


    

Sobre todo cuando se trata de candidatos al Gobierno del Estado, que es visto como una enorme pastel, como un apetecible botín, en la más amplia acepción del término. Pues ya se habrán fijado que en el caso de Loera nada de eso ha sucedido: sepulcral silencio de liderazgos sociales, políticos, empresariales. Excepto algunos miembros de su partido, de ahí en fuera, como si no existiera. Salvo la doctora Agüeros, que subió una selfie en su excelsa compañía, nadie se ha acordado de él. Habrá cambiado abruptamente la manera de hacer política, huelen algo o la pandemia es la culpable. 

Nítido, entero, preciso, contundente. Así vimos al senador Pérez Cuéllar en Reloj Púbico. De nuevo en al brega luego del loerazo. Como ha impugnado la encuesta que perdió, todo enero será de tensa espera, en tanto los órganos correspondientes falla al respecto. Otros tanto sucede en varios Estados, donde igual existe la sospecha del cuchareo. 

Con Loera como candidato, que Botello se olvide del mundo: no le darán chance ni de ser suplente del octavo regidor. Hace tiempo que Adriana Montiel, la morena que anduvo por aquí de delegada y que ahora ocupa una posición de importencia en la 4T, se la tiene más que cantada, y como es muy allegada a Loera, insistimos, que se olvide. Otro tanto para Luis Villalobos, que había venido trabajando duro lo mismo aquí que en Rosales, procurando la diputación local.Pura grilla. 

La que sigue muy grave es Pensiones Civiles del Estado. Hace tiempo que padece una enfermedad al parecer es incurable. Nadie le ha podido encontrar remedio. Gran duelo en la burocracia estatal, universitaria y magisterial, contagiada por ese mal que amaga con cortarle los servicios médicos, contagio que alcanza a  jubilados y pensionados. Endemia, se le dice a eso. Otros la conocen como pobreza extrema.  

Mucho enmascarado se vio ayer noche afuera de la oficina del diputado Valenciano. No es que la fueran a saltar, sino que tuvo reunión de trabajo y llegaron en completo acatamiento a las disposiciones sanitarias. No como tantos otros. 

Otro dato en el juego de máscaras que es la política: Loera no ha tenido acercamiento con Cruz. Cero operación cicatriz, a lo mejor, esperando a que pasen unos días y la herida no este tan fresca.

En Ciudad Juárez y sus contornos es un secreto a voces que a Armando Cabada se lo chamaquearon al invitarlo a registrarse por Morena. Tentado por el detalle, no se preocupó porque le garatizaran un plan B, y al botarlo de la encuesta, lo dejaron chiflando en la loma. Y con este frío.

Mire, por este increíble año fue todo. No somos tan imprudentes como para agriarle la fiestas con la hiel de la grilla. Por lo tanto, lo dejamos en paz hasta enero. Otro año año será el que viene. Le deseamos lo mejor, que Dios bendiga su vida y la de su familia, que goce la paz del Señor y que vengan muchas bendiciones.   

 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn