×

MADRUGUETES. VIGILANCIA RELAJADA. LA CORTA DISTANCIA. LAS CUENTAS. PRESAGIO OMINOSO. LOS CINES. EL LUCERO.

2020-09-29 02:40:00 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

El remolino que se formó ayer en la región gira en torno a los preparativos que estarían haciendo los agricultores para acudir a ciudad Juárez a tratar una vez más de ver al señor presidente, algo que no han conseguido ni en la CDMX ni en San Luis Potosí, de donde hasta corridos salieron


    

Duelo de estrategias: si se van y reducen la vigilancia en Boquilla, la Guardia Nacional puede darle uno de sus clásicos madruguetes. 

Pues nada extraordinario en el primer día en semáforo amarillo luego de seis eternos meses de confinamiento, cierres y prohibiciones. Lo que se notó de inmediato en la ciudad fue que si en los peores días no todos acatábamos lo del cubre bocas, ayer menos: en establecimientos comerciales donde estaba prohibida la entrada sin la mascarilla, la vigilancia se relajó, con con todo lo que esto puede significar para un previsible rebrote. 

La pregunta que trota por el Estado es si Javier Corral recibirá o no al presidente de la República este viernes durante su visita a ciudad Juárez. Con su desencuentro en la cresta, posiblemente ganarán quienes vayan por el no. Aunque, ya sabemos, en la vida nada es para siempre y mucho menos en la política. De la patada al beso es muy corta la distancia.

De acuerdo a Hacienda, ya estuvo lo del descongelamiento de las cuentas oficiales de la Alcaldía. Haber si no las vaciaron. Ocurrencias no les faltan. 

Dicen que otoño frío, invierno sin lluvia. Ya con seis días en la estación ocre y la luna hermosa, el clima ha estado fresca y el cielo sin nubes en la región, presagio ominoso de que el refrán puede cumplirse. Otra mala. 

El próximo será el primer fin de semana con los cines abiertos luego de la cuarentena sanitaria que no fue cuarentena y que no se ha acabado. Nos pirateamos el lenguaje reborujado que utilizó el señor presidente para explicar en la ONU lo de la no rifa del avión presidencial.

 En el bar El Lucero, uno de los más tradicionales  de la ciudad, desde el sábado andaban barriendo, trapeando y desinfectando con vistas a recibir a su ansiosa clientela. Y tienen sed luego de un verano en seco. 

 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn