×

Mujer muere tras ser atacada por tiburón en playa

2020-07-28 23:38:45 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

En Maine sólo se tenía registro de un ataque a un hombre en 2010, quien salió sin heridas de gravedad de su encuentro con el tiburón


    

Una mujer murió luego de ser atacada por un tiburón mientras nadaba en la costa de Maine, en Estados Unidos. 

El ataque ocurrió después de las 15:30 horas de este lunes en la playa de Bailey Island, una de las islas que conforman Casco Bay. 

Un testigo reportó que la víctima nadaba cerca de White Sails Lane cuando un tiburón se acercó a ella y la hirió, de acuerdo con el Departamento de Recursos Marítimos de Maine. 

Un grupo de personas a bordo de kayaks, que se encontraba cerca del ataque, la ayudó a salir del mar al percatarse de lo que había ocurrido. 

Sin embargo, cuando los servicios de emergencia llegaron a la playa de Maine, la mujer ya había muerto por la gravedad de las heridas que le causó el escualo. 

Las autoridades locales aseguraron que investigarán la muerte de la mujer para determinar si realmente se trató del ataque de un tiburón o de otro animal.

Hasta el momento, la nadadora permanece en calidad de desconocida y se espera que sus familiares acudan a identificarla. 

Mientras el Departamento de Recursos Marítimos de Maine realiza las indagatorias, solicitó a todas las personas que naden o naveguen cerca de Bailey Island que tengan precaución y eviten aproximarse a bancos de peces y focas. 

Los ataques de tiburón no son comúnes en esta zona de Estados Unidos. De acuerdo con el Archivo Internacional de la Universidad de Florida, en Maine sólo se ha registrado un ataque desde 1837. 

La víctima fue un buzo de 30 años de edad que se encontraba en Burnt Cove en 2010. El hombre logró filmar su enfrentamiento con el tiburón y logró salir sin lesiones de gravedad.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Descubren científicos vulnerabilidad en la estructura del coronavirus

2020-08-12 20:40:18 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Científicos de la Universidad de Northwestern, abrieron la brecha en el desarrollo de un tratamiento contra el Covid-19, que resulta “relativamente fácil” de producir.


    

Investigadores de la Universidad de Northwestern, en los Estados Unidos han descubierto que el virus del coronavirus no es tan fuerte como pensaban, ya que encontraron que hay una vulnerabilidad en la proteína de punta en su estructura, avanzando a una vía de tratamiento potencial relativamente simple.

Los investigadores señalan que la proteína de punta contiene el sitio de unión del virus, que se adhiere a las células huésped, permitiendo al virus aferrarse al cuerpo. Además, descubrieron que el virus podría no resultar tan fuerte frente al tratamiento correcto y así poder disminuir el contagio entre los seres humanos

Los científicos dijeron que la utilización de simulaciones a nivel de nanómetro, descubrieron un sitio con carga positiva (conocido como el sitio de división polibásica) situado a 10 nanómetros del sitio de la unión real de la proteína punta. El sitio con carga positiva permite una fuerte unión entre la proteína del virus y los receptores de las células humanas con carga negativa.

Aprovechando este descubrimiento, los investigadores diseñaron una molécula con carga negativa para unirse al sitio de división con carga positiva. Al bloquear este sitio se inhibe la unión del virus a la célula anfitriona.

Nuestro trabajo indica que bloquear este sitio de división puede actuar como un tratamiento profiláctico viable que disminuye la capacidad del virus para infectar a los humanos. Nuestros resultados explican los estudios experimentales que muestran que las mutaciones de la proteína de punta del SARS-CoV-2 afectaron la transmisibilidad del virus”, explica Mónica Olvera de la Cruz, líder de la investigación.

Asimismo, descubrieron que el sitio de división polibásica se encuentra a 10 nanómetros de los receptores de las células humanas, hallazgo que proporcionó una visión indirecta. “No esperábamos ver interacciones electrostáticas a 10 nanómetros. En condiciones fisiológicas, todas las interacciones electrostáticas ya no ocurren a distancias superiores a 1 nanómetro”.

La función del sitio de división polibásica ha permanecido esquiva. Sin embargo, parece estar escondido por una enzima (furina) que abunda en los pulmones, lo que sugiere que el sitio de división es crucial para la entrada del virus en las células humanas”, concluyó Olvera de la Cruz.

Con información de: Milenio

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn