×

La esperanza de la Vacuna

2020-06-28 13:36:30 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Hace seis meses que el mundo cambió, con la llegada de una enfermedad extraña. El 31 de diciembre de 2019, China reportó 27 casos de neumonía desconocida en Wuhan, provincia de Hubei. Una semana después fue identificado el nuevo coronavirus y nombrado SARS-CoV-2. El virus se empezó a propagar rápidamente en China, para finales de enero del 2020 éste ya había llegado América. El mundo empezó a colapsar y entrar en estado de emergencia con la propagación del Covid-19, el cual comenzó a causar la muerte en los seres humanos. Luego, el número de contagios y de defunciones aumento rápidamente.


    

A consecuencia de estos acontecimientos y la incertidumbre de no conocer el virus y no contar con medicamentos para combatirlo, se desató el caos en el mundo preocupando a la población en general y aún más al personal médico. En enero diversos laboratorios farmacéuticos de todo el mundo comenzaron una carrera contra reloj con la misión de desarrollar vacunas que frenen la pandemia del coronavirus o fármacos que reduzca su mortalidad. Las farmacéuticas realizaron la estimación  que entre 12 y 18 meses se podrá aplicar una vacuna que garantiza la seguridad de la salud. Para que una vacuna sea 100% segura debe de pasar por diferentes fases, la fase clínica (prueba en animales), después se pasa a las pruebas en humanos. Dentro de este proceso, se distinguen cuatro fases. Hasta el momento están en marcha el desarrollo de 136 vacunas, de las cuales diez ya son candidatas para evaluación clínica de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

En la ciudad de Chihuahua la Universidad Autónoma de Chihuahua a través del laboratorio Patogenia Biomédica y Molecular (PABIOM)  de la Facultad de Medicina y Ciencias Biomédicas (FMyCB) están colaborando en la realización de pruebas diagnósticas del Covid-19 en tiempo real. Con el objetivo de apoyar a la Secretaría de la Salud a salvar el mayor número de vidas ante la pandemia, en el laboratorio se efectúan pruebas de pacientes para diagnosticar si están infectados del Covid-19. De esta manera benefician a la ciudadanía para que los resultados sean más rápidos y así, prevenir a los pacientes para tomar las medidas adecuadas. 

Hasta el momento están en marcha el desarrollo de 136 vacunas, de las cuales diez ya son candidatas para evaluación clínica de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Estos datos dan un panorama prometedor para la humanidad, regresando la esperanza de tener una vida similar a la que se tenía, sin durar sumergidos de por vida en la nueva realidad. Quienes se perfilan con la esperanza más prometedora para el desarrollo de la vacuna  son la empresa Moderna y la Universidad de Oxford en Reino Unido. Moderna Inc. desarrolló la vacuna contra el covid-19 llamada mARN-1273, la cual al pasar las diferentes fases arrojó resultados favorables. Hoy se prevé que  la fase tres de la vacuna comenzará en julio, realizando la prueba en 30,000 personas. Por otro lado se encuentra la vacuna ChAdox1nCov-19 desarrollada por la Universidad de Oxford, la cual comenzó la fase tres, realizando pruebas en Sudáfrica y Brasil. Así lo anuncio Sudáfrica este martes, que serán parte del ensayo de la vacuna ChAox1nCov-19 que se aplicara a 2,000 personas. De la misma manera anunció a través de un comunicado el país de Brasil.

Expertos internacionales advierten que si la vacuna resulta eficaz, se distribuirá a nivel mundial en el 2021. La mayoría de las personas se preguntan ¿Cuál será el costo con el que se comercializará la vacuna? Los gobiernos del mundo están hablando de realizar la campaña de vacunación de una forma gratuita, para que toda la población tenga acceso a esta joya tan preciada. Cabe mencionar, que existe la esperanza de frenar esta pandemia y tener la oportunidad de cambiar el mundo aprendiendo de las experiencias que ha dejado esta pandemia, ya que no únicamente ha afectado en la salud, si no también en lo económico y personal.

Por Lupita Chávez

 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

El Covid-19 en las zonas rurales

2020-07-08 19:30:36 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

El Covid-19 en las zonas rurales Todos los días cuando el sol sale y la brisa de la mañana moja las hojas de los verdes campos, cuando los gallos cantan para anunciar el amanecer de un nuevo día, funcionando como un despertador para todos aquellos que habitan las zonas rurales.


    

Aquellos lugares donde el viento recorre las praderas, mientras baila con las hojas de los árboles y llega hasta tocar las ventanas de las casas brindándoles un respirar puro y fresco para comenzar sus actividades diarias, donde los habitantes se conocen y se protegen los unos a los otros para mantener la paz y la armonía de sus pueblos.

El estado de Chihuahua está compuesto en su mayoría por zonas rurales, poblaciones donde los habitantes se conocen y ven por el bienestar de su comunidad. Ante la pandemia del Covid-19 que azota el mundo y sus cifras que van en aumento por los contagios en el nuestro estado, Chihuahua se mantiene estable por sectores en los que no se presentan casos de contagios por Coronavirus en los habitantes. 

Zonas rurales como son: Matamoros, Carichí, Huejotitan, el Tule, Valle del Rosario, entre otros, se mantienen sin casos positivos o activos. Estos sectores no se han visto afectados en su totalidad por la pandemia, a diferencia de las localidades con gran flujo de ciudadanos, ya que son poblaciones pequeñas que no tienen grandes cantidades de habitantes.

Estas poblaciones comenzaron a tomar las medidas de prevención, incluso antes de presentar casos positivos. Medidas como cercos de sanitización en las entras a los municipios; tomando la temperatura, obsequiando gel antibacterial y cubre bocas. Se estableció también por parte de las autoridades municipales un toque de queda: A partir de las ocho de la noche el ciudadano que se encontrara fuera de su casa sería sancionado con una multa o llevado a la prisión municipal para pasar la noche. Los comercios únicamente brindaban su servicio al cliente por medio de una ventanilla o por un pedido anticipado vía telefónica para que pasaran a recoger sus artículos esenciales. 

En las zonas rurales son muy importantes las tradiciones, la cultura y las creencias. Para sus habitantes lo primero es el bienestar de la tierra y de los animales, ya que es su sustento de cada día. Los ciudadanos respondieron de una manera positiva y cooperaron con las autoridades para implementar las medidas de prevención y la sana distancia por el bienestar de su comunidad. 

Ante la llegada de una enfermedad desconocida y el temor que provoca en el mundo por no contar con la cura accesible o una vacuna preventiva, los pobladores toman conciencia y se preocupan por su salud y la de su comunidad. Arraigándose a sus creencias y esforzándose por cumplir debidamente con las indicaciones de las autoridades para sobrevivir a la pandemia y defender su cultura y tradición. Existiendo una esperanza en su interior que los hace levantarse cada mañana para trabajar los campos y soñar con un mejor mañana. Un futuro sin Covid-19, donde los humanos son libres como las aves que vuelan en los cielos azules. Porque como dice el dicho: ”La esperanza es la última que muere”.

Por Lupita Chávez/Activista

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn