×

El ciclo de la esperanza eterna

2020-06-29 12:42:21 | Carlos Gallegos

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Al pardear la tarde, cuando el sol se ocultaba detrás de la sierra de Rosales, llegaba la hora del balance de la jornada diaria.


    Foto Delicias, Imágenes del Tiempo, colección de diez tomos de Carlos Gallegos

[% orquidea_tag %]El viejo camioncito estaba lleno del algodón en greña pizcado en la parcela familiar.

La gastada lona lo cubría de alguna lluvia tardía. 

Las manos ardían por las espinas clavadas en la carne viva.

Era el fruto del trabajo en equipo, del esfuerzo conjunto para ganarse la vida.

De ahí, del surco fructífero, al despepitador, a subir a la báscula aquellos capullos que surtirían la mesa.

Ya Dios y el hombre dirían qué recompensa merecía la jornada anual que acababan de terminar a la espera de la suguiente, en esa cadena eterna por arrancarle a la tierra esquiva la riqueza de su entraña.

A veces el mercado, siempre inestable, determinaba que no había precio, a veces los impuestos se comían la ganancia ansiada, a veces las plagas cobraban su cuota, a veces la sequía truncaba el  sueño de un ciclo entero.

Pero a veces la fortuna sonreía y rebozaba la alacena. Había para renovar el modesto guarda ropa, para agregar una pieza a la casa, hasta para un placentero viaje a Chihuahua, a Torreón, por qué no a Guadalajara o al lejano Distrito Federal.

Total, el tren pasaba todos los días y todos cabían en sus cómodos vagones  pasajeros, con el boletero checando que nadie se subiera de trampa.

Ese año la fatiga había valido la pena y  renovaba la esperanza para la siguiente temporada, que confiaban fuera lluviosa, que se llenaran las presas, que  corrieran los arroyos,que  crecieran los ríos, que  se lavara el mundo. 

Ese era,  ese es el horizonte del agricultor: interminable y sin pausa. 

Con sus altas y sus bajas, de acuerdo a la voluntad divina que nunca olvidaba, que nunca olvida ni deja sin premio los afanes de sus hijos, los hombres y mujeres del campo.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

La JMAS Delicias rehabilita colector principal de La Quemada

2020-07-14 18:09:19 | Raúl Rivas

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Este lunes dio inicio la obra de rehabilitación al colector principal de colonia La Quemada, acción que va a favorecer el servicio de recolección en aquella zona rural, así lo informó Alfonso Rodríguez Porras.


    

El director técnico de la Junta de Agua detalló que este colector corre junto al canal revestido de dicha colonia y que semanas atrás había presentado problemas por lo que su rehabilitación se programó con tiempo suficiente.

En Colonia Abraham González, mejor conocida como La Quemada, la Junta de Agua de Delicias cambiará 45 metros de tubería y alcanzará una inversión superior a los 250,000 pesos, dijo el funcionario estatal.

Rodríguez Porras anticipó que la obra pudiera concluir en cuatro semanas, asimismo enfatizó que este tipo de obras son subsidiadas por la Junta de Agua Delicias debido a que las colonias rurales no alcanzan a recaudar tales cantidades de recurso, por lo que se convierte en un beneficio sin costo para los usuarios de dicha colonia.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn