×

Mueren siete abuelitos por coronavirus en asilo

2020-06-24 23:59:51 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Autoridades informaron sobre la muerte de siete adultos mayores que fueron contagiados de coronavirus en un geriátrico de Buenos Aires.


    

[% orquidea_tag %]Siete ancianos que residían en un geriátrico de Buenos Aires, donde se detectaron 45 casos de coronavirus, fallecieron por sufrir cuadros graves de covid-19, informó este miércoles el ministerio de Salud de la capital argentina.

Desde el 28 de mayo, cuando una enfermera de la institución informó que había dado positivo, se confirmaron otros 45 contagios, 30 de ellos residentes y 15 trabajadores de la salud, según el comunicado.

A pesar del esfuerzo del equipo médico de los centros de salud donde permanecían internados, siete adultos mayores fallecieron a causa de un cuadro de covid-19 grave", indicó el parte sobre la situación de la residencia Del Arce, ubicada en Villa Urquiza, un barrio comercial y residencial de clase media de Buenos Aires.

Si hicieron todo bien que me digan por qué hubo más de 30 contagiados y tantos muertos, debieron haber hisopado a todos los redidentes...Mi abuela murió el 13 de junio producto de haberse contagiado covid-19 ahí", dijo al canal TN Paula García, cuya abuela Yolanda (97 años) acabó muriendo en un hospital.

Según la mujer, un grupo de familiares inició una demanda judicial contra el geriátrico Del Arce y dijo tener "pruebas de que no se respetaba el protocolo..."

El gobierno afirmó que tras detectarse el primer caso, hizo ocho relevamientos en el lugar y que el 13 de junio "se procedió con el hisopado de todo el geriátrico..."

Por su parte, en declaraciones a un portal de noticias barriales, el director de la residencia José Carlos Puig Boo negó las acusaciones y dijo qe la situación sanitaria estaba controlada.

Varios centros que albergan a ancianos tanto en Buenos Aires como en otras ciudades de Argentina, han registrado casos de covid-19 y debieron ser parcial o totalmente evacuados. Muchos familiares han denunciado fallas en las medidas de cuidado y prevención.

Según el parte diario de la alcaldía de Buenos Aires, hasta el martes había un total de 4.451 casos confirmados en los geriátricos de la ciudad.

Argentina, que registra 47 mil 216 contagios y mil 085 fallecidos, está en cuarentena desde el 20 de marzo, aunque flexibilizada en las últimas semanas. 

El 90% de los casos se concentra entre Buenos Aires y su periferia, donde viven 14 millones de los 44 millones de argentinos.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Mamá, te amo; revelan audio de George Floyd antes de morir asfixiado por un policía

2020-07-09 17:08:39 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

George Floyd fue asesinado por elementos de la policía de Minneapolis el pasado 25 de mayo tras someterlo por el cuello.


    

El afroestadounidense George Floyd repitió más de 20 veces que no podía respirar y advirtió a los policías que lo detuvieron que iban a "matarlo", justo antes de morir asfixiado durante su arresto en Minneapolis, el 25 de mayo, según documentos judiciales.

Floyd, de 46 años, después de que un policía blanco que le clavara la rodilla en el cuello durante casi nueve minutos mientras lo mantenía de bruces contra el suelo. Su muerte provocó numerosas manifestaciones en Estados Unidos y en el mundo contra el racismo y la violencia policial.

En un vídeo filmado por un transeúnte, que se viralizó en las redes sociales, se oía a Floyd gritar "no puedo respirar".

Pero las grabaciones de las cámaras que llevaban encima los policías revelaron nuevos detalles sobre lo ocurrido.

Durante el arresto, Floyd suplicó a los agentes de no meterlo en el vehículo policial porque era claustrofóbico y tenía problemas físicos, según la retranscripción de esas grabaciones presentada por uno de los agentes implicados el martes en un tribunal de Minnesota.

Luego dijo: "Mamá, te quiero. Dile a mis hijos que los quiero. Estoy muerto", antes de repetir más de 20 veces "no puedo respirar".

Los policías le pidieron que se calmara y cuando Floyd dijo que lo iban a matar, Dereck Chauvin, inculpado de asesinato por haber clavado su rodilla en el cuello de la víctima, le contestó: "Entonces deja de hablar, deja de gritar, se necesita mucho oxígeno para hablar".

Las últimas palabras de la víctima fueron: "Me van a matar. Me van a matar. No puedo respirar".

Esa retranscripción fue presentada por el policía Thomas Lane para convencer al juez de desestimar los cargos de complicidad de asesinato presentados contra él.

Los dos policías que participaron en el arresto de Floyd, Alexander Kueng y Tou Thao, fueron acusados del mismo delito.

Los cuatro agentes fueron despedidos un día después de la muerte de Floyd. Todos podrían ser condenados a hasta 40 años de cárcel.

La víctima había sido arrestada por tratar de pagar con un billete de 20 dólares falso.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn