×

México y EU cierran frontera a turistas; el comercio bilateral no se verá afectado

2020-03-21 07:53:06 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Como parte de los esfuerzos para detener los contagios de COVID-19, ambos gobiernos restringieron todos los viajes recreativos y no esenciales, tanto vía terrestre como aérea.


    

CIUDAD DE MÉXICO.

México y EU limitaron los viajes por su frontera común como parte de las medidas que acordaron para mitigar los casos de coronavirus.

Las restricciones empezaron el primer minuto de hoy para viajes recreativos y turísticos, terrestres o aéreos.

Donald Trump aseguró que el comercio no se verá afectado con esta medida. “Salvará innumerables vidas”, anunció.

Insistió en que, a diferencia del veto a viajeros extranjeros procedentes de Europa, este acuerdo es un consenso con México y Canadá. “Tratamos las dos fronteras de la misma forma”, añadió.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, añadió que México también aceptó restringir los vuelos procedentes de Europa.

Sin embargo, Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, afirmó después que la postura mexicana es no suspender viajes hacia ese continente.

EU canceló la entrega de visas comunes en todos los países ante la pandemia.

Cierre parcial de frontera

 

El presidente Trump y el secretario Pompeo anunciaron la medida; el comercio se mantiene.

SAN DIEGO, Cal.— El presidente Donald Trump y el secretario de Estado, Mike Pompeo, anunciaron un plan conjunto con México para prohibir todos los viajes no esenciales entre ambos países, como medida para contrarrestar el coronavirus.

El mandatario dijo en conferencia en la Casa Blanca que “como hicimos con Canadá, también trabajamos con México para implementar nuevas reglas en nuestras garitas para suspender los viajes no esenciales”.

“Estas nuevas reglas y procedimientos no impedirán el comercio legal y el comercio”, aseguró el presidente.

Tampoco se aplicarán restricciones a las personas que viajan por razones laborales o para realizar actividades esenciales. Estas medidas “salvarán innumerables vidas”, dijo Trump.

Informó, además, que México también prohibirá los vuelos desde Europa como parte de los “esfuerzos coordinados”.

 “México está tomando medidas para asegurar nuestra frontera sur y suspender los viajes aéreos provenientes de Europa”, indicó.

El secretario Pompeo dijo contundente: “Estados Unidos y México acordaron restringir los viajes innecesarios entre ambo países”.

La prohibición estaba prevista entrar en vigor al primer minuto de este sábado, ahora conjuntamente tanto en la frontera con Canadá como en la frontera con México.

Luego de la conferencia, el Departamento de Seguridad Interior (HSD) informó a Excélsior que los viajes no esenciales que quedan prohibidos con los de naturaleza turística o recreativa.

En contraste, el HSD consideró que los viajes que sí son relevantes y continuarán, incluyen, entre otros, “servicios críticos como alimentos, combustible, atención médica y medicamentos que salvan vidas”.

Hay un amplio sector que no fue mencionado en el convenio pero que también queda fuera por las circunstancias, el de los miles de fronterizos mexicanas que habitualmente cruzan la frontera a realizar compras.

Ellos, por lo menos en California, enfrentan además de la prohibición, la imposibilidad de comprar, porque todo el estado está en cuarentena desde la noche del jueves al viernes.

El secretario interino de Seguridad, Chad Wolf, declaró por su parte que “esta noche (del viernes), a medianoche, ejecutaremos la orden de los Centros para el Control de las Enfermedades (CDC) de regresar de inmediato a las personas que lleguen sin documentación de Canadá, México, así como de otros países”.

Eso significa que todos los indocumentados detenidos entre las garitas y los migrantes que traten de entregarse para solicitar asilo en la frontera, serán devueltos al lado mexicano de la frontera sin quedar arrestados en territorio estadunidense o en centros de detención.

 

NIEGA RECHAZO PARA VUELOS QUE PROCEDAN DE EUROPA

Los gobiernos de México y de Estados Unidos acordaron establecer excepciones al cierre de la frontera que ordenó la administración estadunidense, y mantener el cruce de transporte terrestre de mercancías entre ambos países, afirmó el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

El canciller explicó que, en la negociación con el gobierno de los Estados Unidos se acordó también no afectar a los mexicanos que laboran del otro lado de la frontera y deben cruzar diario.

“’Se cierra la frontera la frontera’, No. No se cierra. ¿Podría haberse cerrado si no tuviéramos este trabajo? Sí”, expuso en rueda de prensa la mañana del viernes en Palacio Nacional.

Ebrard explicó que se acordó un catálogo de situaciones en los que sí se permitirá el cruce de la frontera y en qué casos se negará el acceso al país del norte, donde, aclaró, hay más casos de coronavirus que en México.

“¿Ese catálogo qué incluye? Todas las actividades, en primer lugar, de comercio, transporte de mercancías, movimiento logístico que tiene que ver con la actividad comercial no tienen afectación. Todo lo que tiene que ver con las personas que trabajan en los Estados Unidos y que tienen esa autorización todos los días para moverse de un lugar al otro tampoco van a resultar afectados”, puntualizó el Canciller.

Lo que sí se afectará es la actividad turística, pues no se considera que el cruce con fines recreativos sea una actividad esencial.

Más tarde, tras difundirse el presunto compromiso de México de cancelar vuelos procedentes de Europa, rechazó dicha afirmación.

“No tenemos todavía una decisión, México no ha resuelto cancelar vuelos (...) Hoy no vamos a suspender ningún vuelo, mañana tampoco, pasado mañana tampoco. Quizás lo que quiso decir el presidente Trump fue que México y Estados Unidos están tomando acciones respecto por tener una política en común en los viajes, pero no tenemos una decisión”, afirmó el canciller.

Dijo que suspender vuelos dependerá del análisis del Consejo de Salubridad General.

 

SÓLO HABRÁ CRUCES SELECTIVOS

Chihuahua.­— El gobierno de Chihuahua dio a conocer la lista de personas que podrán ingresar a  Estados Unidos por los puentes fronterizos de Ciudad Juárez, vigente desde las 21:59 horas de ayer viernes, hasta las 21:59 del 20 de abril.

Señala que conforme el comunicado suscrito por Chad R. Mizelle, consejero general interino del Departamento de Seguridad Interna de los EU., sólo se permitirá el cruce a:

- Ciudadanos americanos y residentes permanentes retornando a EU.

- Personas que viajen por motivos médicos (para recibir tratamiento médico en EU).

- Para asistir a escuelas o instituciones académicas.

- Para trabajar (por ejemplo, personas que trabajen en agricultura o ganadería y que deban viajar entre México y EU por el tipo de trabajo).

- Personas que viajen en respuesta a una emergencia o de salud pública (funcionarios públicos o personas de respuesta inmediata para dar apoyo a cualquier esfuerzo del gobierno americano en atender al corona virus y otras emergencias).

- Personas que tengan que ver con el comercio internacional legal (choferes de carga).

- Personas relacionadas con viajes por temas de gobierno o viajes diplomáticos.

- Personal miembro de las Fuerzas Armadas, y sus parejas e hijos retornando a EU.

Excelsior

 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Carta al Presidente de la República

2020-04-04 12:33:18 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Estamos obligados a reconstruir un mundo que se acaba y cuyo destino es incierto.


    

[% orquidea_tag %]Por Porfirio Muñoz Ledo

El año 2020 será recordado en los libros de historia como el comienzo de una nueva era, aunque no se modifique el calendario gregoriano como el año cero en que nace la

cristiandad. Si la sociedad humana y sus dirigentes tienen el talento y la imaginación para entender que la pandemia y la crisis económica que desató, están enterrando una concepción global llamada neoliberalismo; ideología intelectualmente pobre apoyada sólo en cifras “macroeconómicas” sesgadas, que generó una disparidad abismal entre los países, las clases sociales y las personas. En términos rotundos: No hay mal que por bien no venga.

Estamos obligados a reconstruir un mundo que se acaba y cuyo destino es incierto.

Es hora de revisar las teorías del cambio, empezando por las geopolíticas que tratan de explicar las transiciones históricas de la humanidad, hasta las más radicales que no lograron concretarse por que no estaban creadas las “condiciones materiales” para ello. Algunos hablan de la exterminación de los pensadores “zombis” que no se han percatado de la muerte de su Dios: el mercado. Paul Krugman diagnostica que la intervención de los gobiernos y la inyección masiva de liquidez en la economía emergen como la única receta posible. Aconseja ir más allá de las políticas keynesianas en las que hoy se atrincheran los capitalistas perdedores y los tecnócratas moderados.

Los organismos internacionales sugieren adoptar una “economía de guerra”. Hay consenso sobre medidas drásticas como la estatización de industrias estratégicas, la conversión de los centros médicos privados a favor de un sistema sanitario público universal, el ejercicio de una presión fiscal sobre las rentas más altas y el abandono al temor de la deuda, bajo el lema “el crédito nos hará fuertes”. Comenzamos a variar en ese sentido. El proyecto enviado anteayer por la Secretaria de Hacienda al Congreso de la Unión, se llama Pre-criterios 2021.

Documento que adelanta algunos cambios estratégicos, cuyos detalles se conocerán en el paquete económico para el próximo año. El escrito habla de un choque drástico sobre la economía mexicana y del mundo. Insiste sobre las “medidas sanitarias necesarias” para la contención del virus. Habla de la incertidumbre y volatilidad en los mercados financieros y destaca una fuerte caída en la demanda de petróleo y otras materias primas.

Contempla con pesimismo el mercado petrolero exacerbada por la “guerra de precios” entre Arabia Saudita y Rusia, lo que hoy resulta inexacto ya que con la intervención del gobierno estadounidense el pasado día jueves llegaron a un acuerdo para disminuir la oferta y estabilizar los precios a la alza. Esto ocurrirá con o sin nosotros. México debiera intensificar su relación con los países productores y considerar seriamente nuestro ingreso a la OPEP en que participan la mayoría de los países exportadores con intereses semejantes a los nuestros, los que nos han invitado explícitamente desde 1975.

De todas maneras seguiremos comprando el 75% de la gasolina a precio de mercado

durante algún tiempo mientras no se realizan cuando menos los proyectos de Dos bocas y la reconfiguración de las otras seis refinerías existentes. Decisión que debe inscribirse en el renglón de emergencia y concebir nuevos proyectos. Se ha recomendado también desgravar a Pemex de cuando menos una tercera parte de los impuestos que el gobierno le cobra, a finde que pueda reinvertir: mayor producción, más capitalización y mejor calificación para adquirir crédito. Olvidan a veces los propios funcionarios que este sexenio lleva apenas 1 meses: la cuarta parte de su mandato.

La propuesta hacendaria reconoce el imperativo de una política contracíclica, pero bajo un “escenario prudente” fundado en que la estimación actual del crecimiento del PIB por parte de “organismos internaciones” así como “analistas del sector privado” oscila entre el -3.9% y el 0.1%. Subsiste la obsesión del superávit primario —ingresos totales menos egresos—, fórmula anacrónica de no gastar lo que no tienes, olvidando que mediante el uso responsable del crédito se recapitaliza la empresa y se obtienen mayores ganancias. La CEPAL propone un “frente de expansión económica” que apoye de modo contundente la inversión en infraestructura, construcción y vivienda, combinada con el aumento sostenido del salario. Estima que con estas y otras medidas complementarias podríamos crecer en un ejercicio anual al 2% y el año siguiente al 4%. Con estas tasas aumentaría sustancialmente los ingresos tributarios y por lo tanto el gasto social y los programas que se han elevado a rango constitucional. Inesperadamente el año pasado la inversión pública representó sólo el 2.3% del PIB, la cifra menor de los últimos 13 años.

Los hechos no mienten. El gobierno norteamericano plantea un aumento de su déficit del 16% del PIB para hacer frente a la crisis nacional y mundial, mientras que la Unión Europea se propone un 14%. La cuestión fundamental es ¿cuánto déficit fiscal debe aceptar el gobierno mexicano? La SHCP hace una estimación del 3%, economistas más avanzados proponen el 6% cuando menos para enfrentar simultáneamente la crisis y la reconstrucción.

La OCDE habla de un Plan Marshall y nosotros de la Cuarta Transformación del país, que de no tomar grandes decisiones podría quedar en terapia intensiva

Desde el encierro informático he estado en contacto con el grupo de economistas que le enviaron hoy un documento con el que coincido en lo esencial y al que he añadido 8

prioridades inmediatas que tengo a su disposición. Ellos hablan de un Pacto de Estado a la altura de las circunstancias. Otros de un Acuerdo Económico y Social para el Desarrollo.

Cualquiera que sea el nombre sería presidido por el Ejecutivo Federal con la participación de sus dependencias y ser ratificado por el Congreso de la Unión. El sector privado involucraría a diversos niveles de empresarios y a sus organismos representativos, y no sólo a los grandes capitales cuya petición ha sido siempre las exenciones fiscales a cambio de la creación de empleos; cuando la micro, pequeña y mediana empresa generan el 80% de los empleos formales del país.

Quisieran igualar su fuerza a la del Estado, por lo que en ningún caso este acuerdo debe ser bilateral como en la época en que el gobierno era el “comité administrador de los intereses privados”. Por todas las razones expuestas nos corresponde actuar como representantes del pueblo y de la nación.

*Texto publicado en El Universal 

 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn