×

Para tí... hasta donde te halles

2020-02-15 09:56:00 | Jesús C. Aguirre Maldonado

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Para ti...hasta donde te halles (De tu “eterno enamorado”). Poema de Jesús Aguirre en el marco del Día del Amor y la Amistad.


    

[% orquidea_tag %]"ETERNO ENAMORADO"

Si te digo que son tuyos mis besos

y llevo tatuados tu cuerpo y tu alma

 por siempre haz estado en mis rezos

y nunca he encontrado la calma.

 

 En efecto le pedí al padre tiempo

que pasara lento, muy lento

en el que se acrecentó mi sentimiento

y hoy estoy muy contento.

 

 No me devuelve el sentimiento

siempre te he amado y te he querido

mi corazón mucho ha sufrido

y el llanto se quedó muy dentro.

 

 Siempre le pedí al cielo y al creador

que me devolviera tu presencia

que reviviera nuestro amor

y permaneciera nuestra esencia.

 

 Se que el tiempo pasó y no eres la chiquilla

ni conservas aquella pícara sonrisa

platicarte quisiera ahí en tu silla

muy lento y sin ninguna prisa.

 

 Si te mató la vida como dices

quisiera revivir ese corazón

que por nada ya te afliges

y no te encierres en el caparazón.

 

 Si eres prohibida como mencionas

una fruta y con su aroma

la vida mata y el amor revive

ve mi corazón que ante ti se asoma.

 

 Sigues siendo para mi, mi niña

a pesar del tiempo y a pesar de todo

quisiera ser la flecha que a tu corazón atina

y no vagar de noche, cual si fuera lobo.

 

 Quiero ser en tu vida algo más que un instante

ser por todo y ante todo, complemento de ti

y escucharas cual fiel cantante

aquellas palabras que a ti te di.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

El Covid-19 en las zonas rurales

2020-07-08 19:30:36 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

El Covid-19 en las zonas rurales Todos los días cuando el sol sale y la brisa de la mañana moja las hojas de los verdes campos, cuando los gallos cantan para anunciar el amanecer de un nuevo día, funcionando como un despertador para todos aquellos que habitan las zonas rurales.


    

Aquellos lugares donde el viento recorre las praderas, mientras baila con las hojas de los árboles y llega hasta tocar las ventanas de las casas brindándoles un respirar puro y fresco para comenzar sus actividades diarias, donde los habitantes se conocen y se protegen los unos a los otros para mantener la paz y la armonía de sus pueblos.

El estado de Chihuahua está compuesto en su mayoría por zonas rurales, poblaciones donde los habitantes se conocen y ven por el bienestar de su comunidad. Ante la pandemia del Covid-19 que azota el mundo y sus cifras que van en aumento por los contagios en el nuestro estado, Chihuahua se mantiene estable por sectores en los que no se presentan casos de contagios por Coronavirus en los habitantes. 

Zonas rurales como son: Matamoros, Carichí, Huejotitan, el Tule, Valle del Rosario, entre otros, se mantienen sin casos positivos o activos. Estos sectores no se han visto afectados en su totalidad por la pandemia, a diferencia de las localidades con gran flujo de ciudadanos, ya que son poblaciones pequeñas que no tienen grandes cantidades de habitantes.

Estas poblaciones comenzaron a tomar las medidas de prevención, incluso antes de presentar casos positivos. Medidas como cercos de sanitización en las entras a los municipios; tomando la temperatura, obsequiando gel antibacterial y cubre bocas. Se estableció también por parte de las autoridades municipales un toque de queda: A partir de las ocho de la noche el ciudadano que se encontrara fuera de su casa sería sancionado con una multa o llevado a la prisión municipal para pasar la noche. Los comercios únicamente brindaban su servicio al cliente por medio de una ventanilla o por un pedido anticipado vía telefónica para que pasaran a recoger sus artículos esenciales. 

En las zonas rurales son muy importantes las tradiciones, la cultura y las creencias. Para sus habitantes lo primero es el bienestar de la tierra y de los animales, ya que es su sustento de cada día. Los ciudadanos respondieron de una manera positiva y cooperaron con las autoridades para implementar las medidas de prevención y la sana distancia por el bienestar de su comunidad. 

Ante la llegada de una enfermedad desconocida y el temor que provoca en el mundo por no contar con la cura accesible o una vacuna preventiva, los pobladores toman conciencia y se preocupan por su salud y la de su comunidad. Arraigándose a sus creencias y esforzándose por cumplir debidamente con las indicaciones de las autoridades para sobrevivir a la pandemia y defender su cultura y tradición. Existiendo una esperanza en su interior que los hace levantarse cada mañana para trabajar los campos y soñar con un mejor mañana. Un futuro sin Covid-19, donde los humanos son libres como las aves que vuelan en los cielos azules. Porque como dice el dicho: ”La esperanza es la última que muere”.

Por Lupita Chávez/Activista

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn