×

Las mamás necesitan tomar vacaciones solas y tener tiempo para sí mismas, dice la ciencia

2019-08-13 17:08:26 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Nadie entiende las dificultades de ser madre mejor que otra madre. Aunque, quizás, si es madre y psicóloga, las entienda aun mejor


    

Nava Silton es una psicóloga de la Universidad de Cornell que ha hablado muy bien de las «vacaciones para madres»: si eres madre, ella recomienda tomarte unos días libres y tener algo de tiempo para ti misma.

Las madres deberían tomarse vacaciones, dice la ciencia

Las vacaciones para madres no solo son beneficiosas para ellas mismas, sino para toda la vida familiar. Tomarse ese tiempo para sí mismas les dará beneficios para la salud mental, que se reflejarán en la situación del hogar.

Así como te debes tomar días para descansar de tu trabajo, también deberías tomarlos para ir de vacaciones sola o con una amiga, descansar, tener tiempo para ti misma y después volver a enfrentar las responsabilidades con tranquilidad.

Ser madre es un rol servicial que no tiene descanso; siempre debes estar pendiente de tus niños, ya que sus necesidades se vuelven más importantes que las tuyas. Como madre, te relegas a un segundo lugar, porque la prioridad son ellos. Pero, afirma Silton, todas las personas necesitamos tiempo para nosotras mismas, y es importante entender esto cuando eres madre.

No cabe duda de que es un trabajo agotador. Las madres balancean el cuidado de los niños y el orden del hogar, y, trabajen dentro o fuera de casa, se vuelve una tarea interminable y estresante. Agrega a eso las reducidas horas de sueño y tendrás una madre no muy contenta, tratando de equilibrar todo y de mostrar su mejor cara.

Muchas madres evitan descansar sin su familia para evitar que todo se vuelva un caos. En este caso, puede ser difícil soltar la vida del hogar, pero, con seguridad, dejar ir ese control será beneficioso para ti. Volverás con más energía.

«Volví y era una mejor mamá. Una mamá más paciente. Una mejor esposa. Aprendes a apreciar lo que tienes en casa porque tuviste ese descanso de todo», dijo Judy Kosh, madre de dos, de acuerdo a WDRB.

Los niños también deben aprender que estar lejos de su madre no es el fin del mundo, dice Silton: «Es importante que los niños vean ese balance que, idealmente, se necesita alcanzar en la situación familiar».

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Una madre no recupera su sueño perdido hasta 6 años después de tener un bebé: estudio

2019-08-15 10:47:11 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Con la llegada de un bebé comienza un mundo de experiencias nuevas y de aprendizajes. La rutina se modifica por completo y eso incluye, lógicamente, las horas de sueño.


    

Los ciclos de sueñode los bebés no son los mismos que los adultos. Según una encuesta de The Independent, los padres que recién tienen un bebé duermen un promedio de 4 horas y 45 minutos por noche.

El sueño ya no es el mismo

Un estudio descubrió que tener un bebé afecta negativamente los patrones de sueño de los nuevos padres durante años, y según comentaron, el impacto en el sueño puede durar seis años.

Los investigadores analizaron los patrones de sueño de más de 4600 padres alemanes que tuvieron un hijo entre 2008 y 2015 para un estudio publicado en la revista Sleep.

Según los investigadores, las madres perdieron más de una hora de sueño cada noche durante los primeros meses. En los primeros tres meses, los papás durmieron 15 minutos menos.

Seis años más tarde, las madres seguían durmiendo 20 minutos menos, mientras que a los padres todavía les faltaban 15 minutos. El Dr. Sakari Lemola, del Departamento de Psicología de la Universidad de Warwick, dijo que el sueño de una madre se veía más afectado que el de los padres.

«Las mujeres tienden a experimentar más trastornos del sueño que los hombres después del nacimiento de un hijo, algo que refleja que las madres aún son las principales en el rol de cuidadora», dijo el especialista.

El estudio señaló que los padres primerizos sintieron más los efectos del cambio de sueño, en comparación con los padres que ya tenían otros hijos. Según el estudio, los ingresos económicos altos en el hogar y factores psicosociales, como ser dos en vez de un padre soltero, no parecían generar ninguna «protección» contra estos cambios en el sueño después del nacimiento del bebé.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn