×

López Obrador y Arturo Herrera: los desacuerdos… y los regaños

2019-07-09 20:14:09 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Si un funcionario ha recibido llamados de atención por el presidente de la República es el hasta hoy subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera.


    Arturo Herrera, Carlos Urzúa y el presidente López Obrador. Foto: Germán Canseco/Proceso

Hombre de confianza para el mandatario, pues lo acompañó como secretario de Finanzas en el gobierno capitalino –tras la destitución de Gustavo Ponce, implicado en los “videoescándalos”—Herrera ha sido objeto de desmentidos y regaños públicos.

El primer episodio ocurrió el 17 de diciembre, cuando Herrera compareció ante la Cámara de Diputados para abordar los diferentes aspectos financieros –y en particular la recompra de bonos– relacionados con la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Al concluir el encuentro, respondió a reporteros que desconocía quiénes eran los tenedores de bonos.

Para entonces, López Obrador había garantizado una y otra vez la recompra de bonos, así que al día siguiente, el 18 de diciembre, sostuvo que responderían a accionistas y contratistas, pero que los funcionarios de la secretaría de Hacienda le estaban pidiendo prudencia por lo que no diría más.

Sin embargo, el primer llamado de atención ocurrió luego de que el pasado 11 de marzo, Arturo Herrera concediera una entrevista al diario Financial Times.

Durante un viaje a Londres para reunirse como inversionistas, Herrera dijo que no se autorizarían los fondos para la construcción de la refinería de Dos Bocas, obra emblemática del arranque de sexenio en el sector energético, hasta no contar con una cifra final que no fuera mucho mayor a los 8 mil millones de dólares originalmente proyectados.

Herrera también habría dicho al diario especializado en finanzas que se cancelaría el proyecto y los recursos se destinarían a exploración y producción.

Al día siguiente, el mandatario desmintió la información. La versión extraoficial, comunicada a Apro por la secretaría de Hacienda, fue que la declaración de Herrera se había tergiversado.

Para el 18 de marzo, López Obrador anunciaba junto con la secretaria de Energía, Rocío Nahle, a las empresas convocadas para la construcción de la dicha refinería, mediante un procedimiento de invitación restringida que, a la postre, se declaró desierto.

Otro episodio ocurrió cuando Herrera se hizo cargo de los precriterios de política económica, enviados el 1 de abril a la Cámara de Diputados, considerando una perspectiva de crecimiento de 1.6%. para entonces, el presidente López Obrador había minimizado los pronósticos de crecimiento que hacían las calificadoras internacionales e instituciones financieras, volviendo célebre su frase “yo tengo otros datos”.

En la mañanera del 3 de abril, López Obrador insistió en que el crecimiento sería de 2% y en 2020, el crecimiento sería de 3%, desmintiendo el cálculo del equipo de Arturo Herrera. Agregó que lo hicieron así, porque Hacienda no quiso contradecir las proyecciones del Banco de México.

Días después, el 8 de abril, Arturo Herrera consideró que el impuesto por tenencia vehicular se había estigmatizado y llamó a los legisladores a aprobarlo. Al día siguiente, López Obrador le revira, teniéndolo presente en aquella conferencia:

“Aclaro diciendo que no hay aumentos de impuestos, ni hay impuestos nuevos. Los compromisos se cumplen. Digo esto porque ayer salió la noticia de que se iba a restablecer el impuesto de la tenencia: eso no es cierto. Eso es lo que quisieran nuestros adversarios, que nosotros incumpliéramos nuestros compromisos. Vamos a cumplir todos los compromisos. Y no hay aumento de impuestos ni impuestos nuevos”

Los desacuerdos públicos entre el presidente y Herrera fueron superados rápidamente, y este mediodía lo anunció como nuevo titular de la secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Proceso

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Los programas sociales de la 4T no han cubierto al 100% en 26 estados

2019-08-25 14:42:32 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

En becas, ayudas para tercera edad y apoyos a labriegos, la mayor parte de las tardanzas, según un reporte especial de La Jornada en el que se deja al descubierto que hay problemas de atraso y aun de ausencia total de los programas.


    

Con problemas en la distribución y hasta ausencia total en su entrega, los programas sociales del gobierno federal no han logrado cumplir el 100 por ciento en 26 de los 31 estados consultados por este diario a través de los delegados federales, asociaciones civiles y organismos empresariales.

En Sinaloa el único programa rezagado es el de los hijos de madres trabajadoras, el cual corresponde a las estancias infantiles, debido al conflicto que se presentó por haber encontrado 111 mil nombres de niños que no existían.

Asimismo, el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro tuvo que cambiar las reglas de operación porque hallaron que los jóvenes ocupaban plazas laborales y no de aprendiz, explicó José Jaime Montes Salas, delegado federal.

En Zacatecas, hubo inconformidad por la falta de subsidios federales durante el primer trimestre de 2019, pues fue hasta abril que se distribuyeron los recursos para los programas sociales, principalmente en las Becas Benito Juárez.

Verónica Díaz Robles, la delegada en esa entidad, argumentó que la tardanza fue porque los propios estudiantes no se inscribieron por Internet, para recibir las becas; los jóvenes expresaron que sí lo hicieron, pero no fueron beneficiados.

En Baja California el retraso se produce en la entrega de recursos a personas de la tercera edad que se integraron al censo en diciembre de 2018; pero debieron darse de alta de nuevo este año. Además, los servidores de la nación les advirtieron que no hay pagos retroactivos.

El delegado único del gobierno federal, Jesús Alejandro Ruiz Uribe, dijo que tienen un avance de 90 por ciento en este programa y en los otros alcanzó 98 por ciento. Nosotros entregamos como nos van mandando, expresó.

En Baja California Sur, la oficina de Programas Integrales para la entidad informó que todos los programas sociales contemplados para el estado por parte del gobierno federal están operando con avances significativos.

 

El año pasado estaban dentro

En Durango, las quejas han sido por las Becas Benito Juárez, donde madres de familia han expresado que al cierre del año pasado estaban dentro del programa y en este no han recibido apoyos, informó Wendy Acosta, responsable del plan.

En Coahuila, la mayor parte de los programas de asistencia social están en marcha, aseguró el coordinador de delegados federativos en la entidad, Reyes Flores Hurtado, y que están por llegar las Tandas del Bienestar o microcréditos, créditos a empresas y becas a kínder, primarias y secundarias.

En Sonora, de los nueve programas sólo dos han sido repartidos: el de Adultos Mayores –del que demandan largas filas y amplios tiempos de espera– y las Becas Benito Juárez, donde sólo se han entregado a 2 mil 500, correspondientes en la primera parte, informó su coordinador Miguel Ángel Salas. El resto ha quedado pendiente de su distribución.

En tanto, agricultores y productores el Valle del Yaqui, han bloqueado en repetidas ocasiones la carretera federal México 15 en reclamo a la reducción de 26 por ciento al presupuesto anual y la eliminación de programas en favor del campo.

En Chihuahua, empresarios afiliados a la Confederación Patronal de la República Mexicana consideraron que no les benefició del todo la reducción del impuesto al valor agregado (IVA), al afirmar que, por ejemplo, en Ciudad Juárez tienen pérdidas millonarias cada mes por el efecto de la diferencia al importar productos a 16 por ciento y venderlos con gravamen de 8 por ciento.

Hay rezago en la entrega de Becas Benito Juárez porque, según padres de familia, no se incluyó a escuelas de zonas marginadas; no se inscribió a comunidades indígenas en el censo de beneficiarios de la Secretaría del Bienestar y les retiraron apoyos que ya tenían, además continúan los conflictos por las guarderías.

Los apoyos a personas de la tercera edad y discapacitados se realizan por giro telegráfico y no con tarjetas bancarias; muchos beneficiarios deben acudir a las oficinas de la Secretaría del Bienestar y hacer fila durante horas.

En Aguascalientes, la Secretaría de Bienestar dijo que ha entregado la mayoría de los apoyos; sin embargo la ciudadanía manifiesta atraso en la recepción de becas, adultos mayores y jóvenes construyendo el futuro. Mientras, en el campo, asociaciones de pequeños productores reprocharon que los dejaron en el olvido.

En Jalisco, Colima, Guanajuato y Querétaro, según datos de las delegaciones, la entrega de programas se han cumplido de entre 80 y 94 por ciento, por lo menos hasta junio, con algunos contratiempos, reconocieron, pero han cumplido, refirieron.

En Nuevo León, la Asociación Civil Tierra y Libertad denunció que decenas de personas con padecimientos como esquizofrenia, ceguera o secuelas de meningitis no han recibido el apoyo para ­discapacitados.

En Tamaulipas hay atraso en la entrega de becas para 100 mil estudiantes, apoyos para los adultos mayores y madres de familia. Situación similar se vive en San Luis Potosí, luego de que unas 60 personas se manifestaron ayer en la delegación del gobierno federal para demandar la entrega de programas.

En el estado de México la operación de los programas sociales ha sido inconsistente, pues mientras algunos ya funcionan casi en su totalidad, como el de adultos mayores, que está a 90 por ciento, otros apenas inician como el de Tandas.

En Guerrero, los programas llegaron con un retraso de tres meses; lo más visible ha sido la entrega de fertilizante por el cual se han generado protestas campesinas.

Para Campeche, la tardanza se dio en la entrega de apoyos a los ganaderos del sector social y en el programa sembrando vida. En Yucatán, la pensión para adultos mayores y para personas con discapacidad ha tenido fallas, según datos oficiales.

En Michoacán, Puebla, Tlaxcala, Morelos, Tabasco, Oaxaca y Chiapas se informó que los programas fluyen, no a 100 por ciento, pero se han ido entregando. Sólo en la primera entidad las comunidades indígenas se han quejado de la falta de recursos.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn