×

Carlos y Rosa

2019-07-04 21:25:37 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Son historias del horror, historias que a veces rebasan la realidad de este país. Historias como la de Carlos; como la del pequeño Lenin de 8 años, quien murió víctima de una bala perdida afuera de su escuela, porque a un adulto no le importó dónde se encontraba; como la del bebé Santiago, quien falleció en los brazos de su padre en el ataque en una fiesta en Minatitlán.


    

Son historias que quisiéramos no contar. Historias que hacen hueco en el estómago, que nos obligan a la introspección: ¿qué nos está pasando? ¿cómo dos adolescentes se convierten en protagonistas de un secuestro y homicidio?

Carlos tenía 13 años, el 24 de junio Rosa “N”, compañera de clases en la Secundaria No. 6 “Jesús Reyes Heroles”, en Xalapa, Veracruz, le pidió que la acompañara a una parada del autobús en la colonia Villahermosa. A Carlos no volvieron a verlo con vida.

Según la Fiscalía estatal, ambos adolescentes se encontraron con Joaquín “N”, el padrastro de la joven, y Lorenzo “N”, hermano de éste. Ahí lo levantaron.

Luego de que la familia de Carlos denunció su desaparición, los plagiarios se comunicaron y pidieron cien mil pesos de rescate. El pago se hizo. Sin embargo, para ese entonces, el menor ya había sido asesinado. El cuerpo fue hallado tres días después en el Cerro del Estropajo, cerca de Xalapa.

Tras la revisión de cámaras de seguridad, se armó esta línea de investigación.

Los dos hombres ya están detenidos, uno de ellos fue arrestado gracias al rastreo de llamadas que hizo a la familia de Carlos. También fueron detenidas la menor y su madre, quienes en su primer encuentro con las autoridades se contradijeron en sus declaraciones. Rosa “N” quedará bajo resguardo del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia; su mamá está a la espera de que se defina su situación legal. Hoy habrá audiencia. Al paso de los días, se conocerán más detalles de este caso.

Son historias del horror, historias que a veces rebasan la realidad de este país. Historias como la de Carlos; como la del pequeño Lenin de 8 años, quien murió víctima de una bala perdida afuera de su escuela, porque a un adulto no le importó dónde se encontraba; como la del bebé Santiago, quien falleció en los brazos de su padre en el ataque en una fiesta en Minatitlán.

Niños asesinados por una ola de violencia que ha alcanzado a todos y que, como vemos, ha sobrepasado todos los límites; porque también están esos otros niños como Rosa, quien abusó de la confianza que su amigo le otorgó para entregarlo a sus captores.

“Al menos siete mil menores de edad están hoy recluidos en Centros de Readaptación Social por haber cometido delitos que van desde el robo con violencia hasta homicidio, pasando por la portación de armas y el narcomenudeo. Esos niños son también víctimas de una estructura social que les ha fallado...”, escribimos en este espacio hace unas semanas.

Si bien, historias como la de Carlos pueden ocurrir en cualquier parte del mundo, lo cierto es que México debe agregar a este contexto el enorme pendiente de la violencia con todas sus aristas, sobre todo a aquellas que llevan a menores de edad a convertirse en delincuentes.

Este país necesita dejar de contar historias como la de Carlos, Lenin o Santiago. A esos niños, los adultos les debemos explicaciones y estrategias que les aseguren que ya no habrá otros menores que pierdan la vida, menos aún con la complicidad de otros a quienes sus padres llevaron ahí.

Yuriria Sierra/Nudo gordiano

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Suspende Juez condena y decomisos contra Javier Duarte

2019-07-22 19:29:44 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Un tribunal federal congeló el pago de una multa por 58 mil 890 pesos, así como el decomiso de 40 bienes inmuebles al exgobernador de Veracruz


    

CIUDAD DE MÉXICO

Un tribunal federal determinó suspender, de momento, la ejecución de la sentencia dictada al exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa, sin embargo, no podrá salir de prisión.

De esta forma los magistrados congelaron el pago de una multa por 58 mil 890 pesos, así como el decomiso de 40 bienes inmuebles que se fijó contra Duarte de Ochoa desde el pasado 26 de septiembre.

La determinación judicial no implica que el exmandatario vaya a abandonar el Reclusorio Norte pues el juez debe analizar si las pruebas en que se sustentó la sentencia dictada en su contra fueron legales.

El juez oficiante ordena la suspensión de oficio y de plano de la resolución reclamada. Se ordena la suspensión de todo acto tendiente a ejecutar la sentencia pronunciada el 26 de septiembre de 2018”, señala el acuerdo.

Fue el pasado 26 de septiembre cuando el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, fue condenado a 9 años de prisión, al pago de 58 mil 890 pesos y al decomiso de 41 propiedades al haber reconocido su culpabilidad por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa.

De esta forma debería permanecer en la cárcel hasta 2026 al haber sido detenido el 15 de abril de 2017.

En esa ocasión durante la audiencia, los fiscales presentaron ante el juez un total de 47 datos de prueba, entre los que destacaron declaraciones de Xóchitl Tress, a quien se le relaciona sentimentalmente con Duarte de Ochoa; de Antonio Tarek Abdlá; Rafael Rosas Bocardo Arturo Bermúdez y Javier Nava Soria, José Juan Janeiro, entre otros allegados al exmandatario al que involucraron con los ilícitos cometidos.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn