×

VOCES. PUESTOS. GOLPE. ARREGLO. ZURDA. PLAN. DEFENDIDOS. VERDADES.

2019-05-09 07:44:15 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Durante la presentación de una iniciativa de ley acerca de ordenamiento urbano, llevada a cabo en el Salón Rojo del Palacio de Gobierno, acto encabezado por el Gobernador del Estado, el Secretario General de Gobierno, el secreto de Desarrollo Urbano y Ecología y la diputada Rocío González, el Cronista del Municipio de Delicias tuvo la oportunidad de emitir una queja en el sentido de que en Delicias se están acabando los monumentos arquitectónicos originarios ante la indolencia oficial y la desidia ciudadana


    

También aprovechó para sugerir que en la mencionada incitativa no se olviden de casos como el de Laderas del Norte, que desde los lejanos años 90,s, fecha de su fundación, se desoyeron voces que se oponían a que se autorizara su apertura, dada su lejanía para llevar con presteza y eficacia los servicios públicos elementales. Al final, el gobernador Corral hizo mención de los dos casos expuestos  por el maestro Carlos Gallegos, recomendando que fueran tomados en cuenta para que no se repitan situaciones así. 

Cada día se acentúa la decisión ciudadana de decirle adiós a los partidos políticos y fijarse en personas de la sociedad civll para que ocupen los puestos públicos que hasta la fecha han acaparado estas organizaciones tan venidas a menos en el ánimo popular. Hay les hablan.

La mala del día. Al parecer quieren recortar en 20 millones de pesos al presupuesto para obra pública que se iba a destinar a Delicias.Gestiones, explicaciones, peticiones, alegatos, de todo habrán de hacer para evitar el golpe.  

Al menos media docena de ex funcionarios de PEMEX serán encausados penalmente por ratas. Así lo afirmó el fiscal Gertz Manero, quien se deja ver poco y habla menos, pero cuando lo hace deja temblando a más de cuatro, en este caso, insistimos, a más de cinco.Pero, el eterno pero, bien sabemso que una cosa es decirlo y otra hacerlo, de ahí la desconfianza en sus afirmaciones, pues existe la sospecha de que no habrá bote para quienes se han dedicado a saquear al país, gracias a un supuesto arreglo entre AMLO y Peña. Ahí la puerca torcería el rabo. Como siempre.

El doctor Jorge Issa González, Director Administrativo del Congreso del Estado, anda con la mano derecha vendado de azul, reponiéndose de un tropezón. Si lo ve, procure saludarlo con la zurda.  

En el piso 18 del Congreso del Estado fue la reunión entre Armando Cabada, Alcalde de Juárez, y los diputados de Morena, a quienes explicó detalladamente su plan Juárez Iluminado, que no solo aluzaría aquella ciudad fronteriza, sino contribuiría a combatir la delincuencia, algo que allá piden, exigen a gritos. Por lo que se pudo saber, parece que los legisladores quedaron satisfechos e informados, por lo que habrá que esperar que el asunto llegue al pleno para discutirlo, analizarlo y, muy probablemente, aprobarlo.Bien. 

Recordando sus días de activista callejero, el Yanki Leyva encabezó ayer una manifestación de vecinos de Praderas del Oriente, que piden que les regularicen sus terrenos para no vivir en el susirio de que se los puedan quitar. Con su encendida oratoria al estilo Salvador Allende, el regidor petista dejó oír recio su queja ante la aprobación de sus defendidos.

A quien no le va anda yendo bien con su plan de iluminación pública es a Maru Campos: le dan con todo en redes y otros medios, cuestionando su intención bajo el argumento de que endeudaría al Municipio durante varios lustros. Verdades, verdadera a medias, grilla, futurismo. Eso y más en juego.  

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

LA LEY DE VILLA

2019-07-19 07:53:59 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Va un pequeño pasaje del gran libro de Martín Luis Guzmán acerca de Pancho Villa, ahora que estamos en plena cabalgata anual.


    

 —La primera noche de nuestra estancia en Juárez cogieron preso a un jovencito de nombre Paredes, que según me dijo el licenciado Neftalí Amador era colorado.

— Como, además, aquel muchachito llevaba encima la culpa de ser hijo de un grande enemigo nuestro, que nos había hecho entregas y persecuciones, algunos hombres revolucionarios me decían que al dicho joven sí era deber mío mandarlo fusilar.

— Me razonaban ellos: 

— Justo es, mi general, que el padre pague de este modo los daños que aquí hemos sufrido por su causa. 

— Y es lo cierto que yo, no sabiendo cómo contestar aquellas quejas nacidas de la razón, pero poco dispuesto a quitar la vida al dicho jovencito, ordené que el fusilamiento se quedara para el día siguiente; y a la otra mañana mandé llamar a Juan N. Medina y le dije:

— Usted, señor coronel Medina, que tanto de habla de los prebostes y sus papeles, encárguese de un muchacho colorado que cayó anoche prisionero, pues conforme a los hombres revolucionarios de aquí, parece conveniente fusilarlo. 

— Y luego de hablar con aquel muchacho, volvió Medina y me dijo: 

— Mi general, este muchacho no es colorado ni azul. Apenas acaba de criarse hombre. A lo que creo, no ha cometido más crimen que ser hijo de su padre; pero la verdad es que a los hijos no puede hacérseles pagar las culpas de sus padres, y eso está en ley. 

— Le dije yo:

— ¿Eso está en la ley, amiguito? 

— Él me contesta:

— Sí, mi general, eso está en la ley. 

— Y yo entonces vi en aquellas palabras de Juan N. Medina la razón que andaba buscando para no fusilar al dicho jovencito, por lo que llamé a los que pedían esa muerte y les expliqué por qué no podía ordenarla. Es decir, que hice entrega del muchacho a la madre y a la hermana, que me lo reclamaban con lloros, y hasta ordené que le dieran doscientos dólares y que lo llevaran con una escolta al puente internacional y allí lo pusieran libre.

Pues es la verdad que el dicho jovencito andaba de suerte ese día. Porque tres años después, el viernes santo de 1919, en Parral, el anciano José de la Luz Herrera y sus hijos Melchor y Zeferino no corrieron con igual fortuna. A los  tres ordenó asesinarlos en el panteón y sus cuerpos fueron colgados de un mesquite. Luego, en Torreón Luis, también hijo de don José de la Luz, fue acribillado inerme, sacado del hotel donde descansaba, arrastrado a la calle y ahorcado en un poste, donde lo dejaron podrirse. Sed de sangre saciada sobre ellos  por ser padre y hermanos del general Maclovio, quien en su derecho había defeccionado de la División del Norte.

¿Estaba en la ley?

En una parodia de La Paloma, la centenaria canción cubana, alguien cantó este verso:

 Si a tu ventana llega 

 Maclovio Herrera

  Ábrele con confianza 

  La casa entera. 

¿Le abrirían a Villa?

 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn