×

Los exabruptos de la 4T

2019-03-24 12:23:00 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

La senadora Lucía Trasviña subió a la tribuna para pedir a sus adversarios políticos que no cayeran en descalificaciones


    

La semana pasada, la senadora de Morena Eva Galaz calificó a los reporteros de “retrasados mentales” cuando cuestionaban a su compañero de bancada Armando Guadiana sobre la supuesta compra de carbón a la que se había comprometido la CFE y en la que él se beneficiaría.

Cuando la legisladora fue objeto de críticas por sus comentarios, se disculpó en su cuenta de Twitter señalando: “En relación con el exabrupto que tuve durante la conferencia de prensa… no hay excusa para justificar mi comentario, ofrezco mis más sinceras disculpas”.

De acuerdo con varios diccionarios, la palabra exabrupto se define como: “Dicho o gesto brusco e inesperado que se manifiesta con enfado y viveza”. Entonces eso significa que la legisladora realmente piensa lo que dijo, sólo que lo dijo improvisadamente.

El problema con los legisladores de Morena en el Senado es que su desempeño está basado en exabruptos, a la hora de declarar, de proponer iniciativas y de votar.

La senadora Lucía Trasviña subió a la tribuna para pedir a sus adversarios políticos que no cayeran en descalificaciones para después arrancarse y calificarlos como: “Sátrapas, ratas, entrelucidos y lurios. Así se los digo y se los sostengo ¡y no les tengo miedo cabrones!”.

Jesusa Rodríguez podría ser considerada como la senadora reina del exabrupto, entre sus declaraciones se encuentran aquéllas como: que todas las hembras del mundo son iguales, las vacas, las puercas, las burras y las mujeres; que el que come tacos de carnitas es cómplice de la caída de Tenochtitlán; que la mariguana es como el clítoris o que esta hierba (santa) es más inofensiva que una galleta.

No, lamentablemente estas legisladoras no han sido conocidas por sus propuestas, iniciativas o desempeño parlamentario. Las tres fueron trending topics en redes sociales por sus exabruptos.

Aunque no se sabe si es mejor que esos exabruptos sean sólo declaraciones, o se lo tomen en serio.

El senador Salomón Jara Cruz, vocero de la bancada de Morena en el Senado, anunció una iniciativa de ley que permitiría revocar la autorización a las calificadoras crediticias en el país. Esto después de que las agencias Fitch’s Ratings y Standard & Poor’s otorgaron valoraciones negativas a México. Ese exabrupto tuvo inmediatamente que ser corregido por el propio Presidente y la líder nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky.

Lamentablemente no sólo los legisladores cometen exabruptos, pasa también con los funcionarios.

Por ejemplo, la nueva directora de Notimex, Sanjuana Martínez, ha tenido varios exabruptos cuando se le reclama por no reconocer a 20 corresponsales de esta agencia de noticias a quienes les desconocen cualquier relación laboral, aunque hayan trabajado por más de 20 años en el mismo lugar. Si el amable lector quiere vivir y conocer un exabrupto oficial en vivo y a todo color, sólo exíjale respuestas a Martínez a través de su cuenta de Twitter y lo verá en todo su esplendor.

Definitivamente, de exabruptos está hecha la viña del señor… Presidente.

Por Vianey Esquinca/La Inmaculada percepción

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

No todos los hombres son iguales, ni todas las mujeres las víctimas

2019-08-18 16:10:47 | Lizeth Rivas

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Entiendo que ante la constante falta de justicia hacia las mujeres opten por marchas y enfrentamientos violentos, no comparto la idea, porque a pesar de que los grandes movimientos y cambios sociales se han dado a través de enfrentamientos, también han existido los que de forma pacífica logran su cometido.


    

Con lo que no estoy de acuerdo es con la consigna de que 'todos los hombres son iguales", "todos son violadores", "todos son malvados". No, la maldad tiene rostros de hombres y mujeres que no saben de valores y amor.

A lo largo de la vida he estado rodeada de grandes hombres; mi abuelo, mi papá, mi hermano, grandes amigos y mi marido.

Hombres que han marcado mi existir y han dejado enseñanzas de amor, amistad y empatía con el mundo.

Me asusta pensar que mis hijos en un futuro serán señalados sólo por el hecho de ser varones y no por los buenos o malos actos que cometan en la vida. 

Mi responsabilidad es enseñarlos a ser hombres dignos de respeto, admiración y amor; su trabajo será tomar lo bueno que les dejemos y enfocarlo a ellos y su sociedad. 

No, no todos los hombres son iguales. No, no todas las mujeres somos las víctimas. Sí, la falta de empatía, valores y amor al prójimo es lo que nos hace una sociedad rota, cruel y corrompida y para cambiarlo depende de una lucha de acciones mutuas, no una batalla de género.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn