×

Cinco malos hábitos que dañan tu productividad

2019-02-25 17:22:38 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Empieza a cambiar estos puntos para no perder el equilibrio y conseguir completar tus objetivos con éxito.


    

El estresante ritmo de trabajo puede llevarte a completar interminables horas delante de la pantalla sin parar. Pero estas rutinas afectan negativamente a todos los ámbitos porque los nervios y el agobio acaban afectando tu salud, humor y, por supuesto, tu productividad.

 
 

Empieza a cambiar estos puntos para no perder el equilibrio y conseguir completar tus objetivos con éxito.

1. Realizar muchas tareas al mismo tiempo

Quizás estés orgulloso de tus capacidades como trabajador multitarea pero no es, precisamente, una característica positiva. Si no puedes centrarte únicamente en un aspecto cometerás errores y realizarás, la mayoría de ellos, de forma poco eficiente. Cuando estés trabajando en un proyecto o sobre alguna idea olvídate de todo lo demás y no dejes que tu atención se distraiga en aquellas tareas que no tienen tanta importancia en ese momento. Cada cosa a su tiempo.

2. Negatividad

Quejarte constantemente no hará que tu jornada sea más corta ni mejorará el ánimo general de tu equipo ni de tu entorno de trabajo. La educación, la positividad y las buenas formas siempre te ayudarán a afrontar la jornada de mejor manera y a generar buen ambiente. Aprende a ser asertivo.

3. No hacer descansos durante la jornada laboral

Tan importante es trabajar como tener ratos libres para airear el cuerpo y la mente. Por más horas que pases releyendo unos documentos o delante de algún informe no conseguirás la solución; en cambio relajándote y dejando que tu mente respire un poco verás las cosas con más perspectiva y podrás terminar aquellas tareas que se te hayan atragantado. Pon fin a esas horas interminables ofuscado con el mismo punto.

4. No saber decir que no

Muchos profesionales sacrifican sus horas libres o su vida personal por contentar a sus jefes o sus superiores y por no ser firmes sobre los aspectos importantes. Establece prioridades y aprende a negarte a aquellas cosas que no te convienen porque muchas veces decir que sí puede suponer entregar un informe más mediocre o un documento hecho con prisa en vez de poder realizar la investigación necesaria para realizarlo de forma óptima y adecuada. No puedes contentar siempre a todo el mundo.

5. Querer agradar a todos

Trata de ser sólo tú mismo, no te preocupes excesivamente por caerles bien a todos porque es una tarea imposible. Cada persona es distinta y es importante trabajar en un entorno de respeto y compañerismo pero no todos tienen porque ser, necesariamente, tus amigos.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

¿Quieres bajar de peso? ¡Desayuna pastel de chocolate!

2019-07-15 15:32:35 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Según un estudio realizado por la Universidad de Tel Aviv, en Israel, el chocolate como parte de un desayuno bien equilibrado te ayuda a perder peso


    

Leíste bien. Desayunar pastel de chocolate ayudaría a bajar de peso.Así lo dice la ciencia.

Según un estudio realizado por la Universidad de Tel Aviv, en Israel, el chocolate como parte de un desayuno bien equilibrado te ayuda a perder peso. Solo no debes rebasar las 600 calorías y balancear esta comida junto con proteínas y carbohidratos.

Aseguran los especialistas que por la mañana el metabolismo es cuando se encuentra más activo y, por ende, el cuerpo es capaz de quemar todas las calorías que se han rebasado a lo largo del día. De esta manera, no solo podremos bajar algunas tallas, sino que se evitarán los antojos conforme transcurra la jornada.

Para llegar a estos resultados, los especialistas sometieron a casi 200 personas obesas (entre hombres y mujeres), que tras varias semanas en observación siguieron una dieta especial.

A la mitad del grupo se les planeó una dieta baja en carbohidratos y que no rebasara las 300 calorías en el desayuno. A la parte restante se les ofreció una con 600 calorías, distribuidas entre proteínas y carbohidratos, además se les incorporó un trozo de pastel de chocolate.

Los científicos evidenciaron que al incorporar postres, como galletas o chocolate en la primer comida del día, las personas adelgazaban más rápido y se mantenían con el mismo peso por más tiempo.

Asimismo, aunque al comienzo de la prueba los individuos de ambos grupos disminuyeron en peso de manera equitativa, luego de 32 semanas el segundo grupo perdió una media de aproximadamente 18 kilos más.

Con estos resultados, los investigadores israelíes afirman que no se debe abandonar el consumo de postres para perder peso, pues con esto, solo se aumentarán los deseos de ingerirlos con mayor intensidad.

Otra de las razones por las que debes comer pastel de chocolate oscuro es porque mejora los niveles de energía en tu cuerpo debido a los ácidos grasos -como el esteárico y el palmítico (ambos saturados)- y el ácido oleico (insaturado), que ayudan a ganar peso y te dan energía sin el riesgo de acumular colesterol.

También, el cacao que usamos para el pastel contiene cafeína -que es un alcaloide-, teobromina y feniletilamina (una sustancia conocida como antidepresiva) y que te ayudará a tener buen humor, afirma otro estudio.

Como sabemos que cada organismo es distinto, te sugerimos acudir a un especialista en nutrición para hacer el diagnóstico adecuado.  

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn