×

XI entrega de las Inmaculadas de Oro

2019-02-24 18:24:18 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Como todos los años, llega al escenario nacional la entrega de las codiciadas estatuillas Las Inmaculadas de Oro que premia a lo mejor, pero, sobre todo a lo peor de la política nacional. Esta 11a edición, el presidente Andrés Manuel López Obrador será el maestro de ceremonias, el presentador de premios, el que los entrega, el que produce el evento, el jurado, el nominado y, muy probablemente, el ganador, ya que él pidió hacerlo todo.


    

Como mejor película se encuentran nominadas Salvando al soldado Braian traducida al español como Ya tenemos Guardia Nacional, un filme que retrata la batalla de las organizaciones sociales y la oposición para que los morenistas no se salgan con la suya y militaricen al país. Mantendrá al espectador al borde de sus butacas; Días de furia, es un thriller sicológico que narra cómo de la noche a la mañana los huachicoleros se transforman en el enemigo público número uno, poniendo a los ciudadanos de cabeza, y La terminal, un estremecedor drama, en donde los contratistas quedan atrapados en el aeropuerto de Texcoco con la disyuntiva de defender sus intereses o seguirle el juego al gobierno federal y participar en la construcción de la terminal de Santa Lucía.

Como mejor actor estaban nominados varios funcionarios públicos, pero todos declinaron a favor de Andrés Manuel López Obrador, quien, además, se llevó el galardón a mejor director por las películas arriba mencionadas.

No fue el único premio que se llevó el mandatario, también consiguió la estatuilla al mejor guion adaptado, por la magistral forma que ha ido adaptando sus promesas de campaña ahora que ya es Presidente.

En la categoría de mejor actriz están dos consagradas, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, por su película Las horas, que retrata la vida atormentada de una funcionaria que se queja que nadie comprende que siempre están en emergencia y sólo duermen cuatro horas o menos y su homóloga de Energía, Rocío Nahle, por el filme El fantasma, soberbia actuación en las conferencias matutinas de Andrés Manuel, donde todos sienten su presencia, pero nadie la escucha ni la ve.

Y hablando de actuaciones sensacionales, los nominados (y, por mucho, ganadores) a actores de reparto, son los secretarios de Estado, por su maravilloso y conmovedor papel secundario durante las conferencias mañaneras de su jefe.

El premio a mejor efectos especiales, sin duda alguna, se lo llevará la Fundación Rosenblueth, por lograr que todas las consultas que propone el Presidente salgan positivas. El arte y la habilidad con la que logra la ilusión de que la gente quiere lo mismo que López Obrador son simplemente majestuosas.

Como mejor montaje y producción el indiscutible ganador es el gobierno federal, por la puesta en escena del linchamiento público del presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo García Alcocer. En la película Perseguido destacan las actuaciones de los antagonistas de la historia, la secretaria de Función Pública, Eréndira Sandoval, y el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto Castillo. Los críticos señalan que también deberían haber estado los secretarios de la Defensa y Seguridad Pública, para hacer aún más dramático el momento.

Estos fueron algunos dramas y comedias que han llegado a la vida de todos los mexicanos. El problema es que aquí hay permanencia involuntaria, así que los ciudadanos no pueden cambiarle de canal o de sala de cine.

Vianey Esquinca/La inmaculada percepción

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Hay que ser marranos, pero no trompudos

2019-07-14 09:46:34 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

El lunes pasado, 21 diputados locales de Baja California aprobaron la ampliación de 2 a 5 años del periodo de la gubernatura de Jaime Bonilla, gobernador electo emanado de Morena, ¿por qué cometieron semejante marranada?, se preguntará el respetable, a lo que los legisladores podrán responder “¿por qué no? Lo hicimos porque podemos”.


    

Esta decisión tiene todos los agravantes, la sesión se hizo un lunes en la noche, cual delincuentes que esperan la obscuridad para hacer de las suyas.

Se llamó de última hora a una sesión extraordinaria para dar la puñalada trapera. Morena lo hizo con la complacencia de un Congreso de mayoría panista. Fuera de todo razonamiento y sensatez, tuvo el apoyo de todos los partidos políticos y cuando algo no es lógico, es metálico, y debió ser muuuuuy metálico.

Fue lamentable la forma en que se vendió la oposición, aunque ya no debería sorprender a nadie. Aberrante el papel de Morena por haber promovido la ampliación y ridícula e indignante la defensa que hizo su presidenta nacional, Yeidckol Polevnsky, señalando que es algo que la ciudadanía de Baja California estaba pidiendo, y que la gente ya está harta de tanta elección. Ufff, sí, fuchi, guácala con esos procesos electorales. Eso de andar haciendo cola para votar por un candidato es de lo peor, ojalá hubiera candidatos eternos en el cargo para evitar la fatiga de ir a votar y terminar con el dedo embarrado de tinta.

Bonilla llegó a la buena, pero se quiere quedar a la mala. Morena en Baja California se convirtió en lo que tanto criticaba, superando con creces al Partido Revolucionario Institucional.

Qué bueno que el presidente Andrés Manuel López Obrador lo pensó dos veces y después de buscar un tibio deslinde, que en nada abonaba a su imagen, dijo este viernes que si se lo hubieran consultado y se hubiera aprobado algo así, se le caería la cara de vergüenza. Ojalá les pasara tantita a sus legisladores, a Bonilla y a Polevnsky. Buena falta les hace.

El mandatario también señaló que, si se lo hubieran consultado, hubiera dicho que no; que lástima que no le preguntaron, que pena que la presidenta del partido que él creó, así como los gobernantes que ganaron, utilizando como plataforma a Morena, se vayan por la libre y no tengan la más mínima delicadeza de avisarle al Ejecutivo o darle por lo menos una pista. Andan muy sueltas esas criaturitas del señor y es bien sabido que, cuando el gato no está, los ratones hacen fiesta.

Pero, evidentemente, los 21 legisladores no sólo le quisieron ver la cara al Presidente o a los bajacalifornianos, sino que también lo hicieron con los propios presidentes de los partidos nacionales. PRI y PAN, al menos, calificaron de aberrante esta decisión y adelantaron que pondrían controversias constitucionales. Incluso la propia diputada Tatiana Clouthier, de Morena, pidió que se ratificara lo ocurrido.

Hubo algunos liderazgos que alzaron la voz, Cuauhtémoc Cárdenas señaló que es un fuerte insulto a la inteligencia, que los 21 diputados (y Yeidckol) quieran hacer creer a todo mundo que han actuado por el bien de sus representados. El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, de plano se pronunció por la desaparición de poderes en Baja California. 

¿Por qué tanta preocupación si, como algunas inocentes palomitas piensan, el Congreso de Baja California es autónomo? Básicamente, porque la marranería suele ser contagiosa y una vez que les enseñaron el camino, otros Congresos locales podrían hacer lo mismo.

Vianney Esquinca/La inmaculada percepción

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn