×

Real Madrid gana el derbi al Atlético y ya es segundo

2019-02-09 12:16:00 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

El cuadro merengue supera 3-1 a los colchoneros en un duelo con más tensión, polémica y VAR que futbol y oportunidades


    

El Real Madrid golpeó con eficacia, apagó al Atlético de Madrid y conquistó el derbi del Wanda Metropolitano (1-3) para creer en la Liga, ahora en el segundo puesto como el principal perseguidor y alternativa al liderato del Barcelona, después de un duelo con más tensión, polémica y VAR que futbol y oportunidades.

A cinco puntos, pendiente del resultado dominical del equipo azulgrana contra el Athletic en San Mamés, el conjunto blanco renace en una competición que parecía perdida no hace mucho, de la que se descarta poco a poco el Atlético, ahora tercero y este sábado doblegado por su 'eterno' rival, más contundente en los detalles.

Dos de los cuatro goles exigieron la confirmación del video, también un tanto anulado por fuera de juego a Álvaro Morata, pero en todos hubo una coincidencia: el error rival.

En los del Real Madrid, la desatención en un balón parado, la imprudencia en un penalti y la pérdida de un balón, la misma causa que provocó el gol del Atlético, derrotado por primera en esta temporada en su casa.

El derbi rebosó tensión. Era definitivo para los dos. Ganar o ganar. No había otra vía para seguir vivo en el campeonato. Uno de esos encuentros en los que la intensidad, la fricción y la batalla impetuosa por cada pelota transforman cualquier combinación en una circunstancia más que en una fórmula para abordar la meta del gol.

Un duelo este sábado mucho más pasional que futbolístico, que penalizó cada error cometido en el primer tiempo. No hubo juego, hubo fallos... Y hubo goles. Casi siempre sin intuirlo. Nadie tenía el volumen de destreza ni de imaginación ni de ocasiones suficientes para presuponer que el gol estaba realmente el alcance de cada uno, acechados en los sectores claves del terreno de juego por su rival.

Sin continuidad ofensiva, más allá de las apariciones a toda velocidad y agilidad de Vinicius o entre líneas de Karim Benzema, en un lado, o Antoine Griezmann, en otro, nadie esperaba el 0-1 del Real Madrid. Era la primera ocasión, ya superado el cuarto de hora, más allá de algunos amagos y de la presión alta del bloque local.

Un saque de esquina hacia Sergio Ramos sobre el que se abalanzaron hasta tres rivales rojiblancos para impedir su remate, sin atender a que el rechace también cuenta. Y ahí, sin nadie a su lado, desatendida su marca por Thomas, tenía todo el espacio del mundo Casemiro para conectar de media chilena el 0-1 en el marcador.

Tampoco se avistaba el 1-1 nueve minutos después del Atlético, golpeado por el gol, pero reanimado por una carrera hacia atrás de Vinicius que, entre el contacto -el brasileño reclamó falta- y la posición de Sergio Ramos, permitió a Correa lanzar un pase casi tan decisivo a Griezmann como la definición del francés, que sorteó con sutileza por debajo de las piernas la salida de Courtois (1-1). El gol, invalidado al principio por fuera de juego, lo confirmó el VAR.

Ni nadie intuía, a la vez, el desenlace del primer tiempo, cerrado con 1-2 a favor del Real Madrid. El mérito fue de Vinicius; la imprudencia de Giménez. Inabordable entonces el brasileño para él, el uruguayo lo derribó cuando ya lo había desbordado, pero cuando estaba tan escorado que había perdido perspectiva del gol.

¿Al límite? ¿Dentro o fuera del área? El árbitro pitó penalti, el VAR lo ratificó y Sergio Ramos lo transformó en el 1-2, que confirmó una sensación recurrente: el mejor activo del Real Madrid en ataque era Vinicius, cuyo descaro y desborde por el extremo izquierdo mantenía en vilo a Arias, a Giménez y a Godín. Luego fue sustituido.

No sólo eso. El Atlético no jugaba tanto como pretendía en el campo contrario. Y no había aparecido aún Morata. Sí lo hizo en el segundo tiempo, en una acción aislada. A falta de transiciones, el equipo rojiblanco tiró del mecanismo más directo: un pase largo de Giménez al desmarque de delantero, que la controló con la misma habilidad con la que picó el balón ante Courtois directo a la red.

Otra vez al VAR. Otra vez al límite. El árbitro y el video dictaron que era fuera de juego, de nuevo con un rato de espera. Gol anulado, frustración en el Atlético y alivio para el Real Madrid, mientras pasaban los minutos y apenas nada en las áreas, salvo la volea que propuso Giménez con la repuesta consiguiente de Courtois.

Necesitaba más el Atlético, que reclamó un penalti sobre Morata, pero cuyas esporádicas ráfagas ofensivas fueron insuficientes para nivelar el choque, mientras el Real Madrid le aguardó a la expectativa, prudente y armado para ver de qué era capaz el conjunto rojiblanco y casi ya desaparecido del otro área hasta que asestó el golpe definitivo. Tras la enésima pérdida del Atlético, lo hizo Bale, a pase de Modric para sostener que su equipo cree en La Liga.

 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Barcelona empata a cero con Lyon

2019-02-19 14:45:15 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

El Barcelona volvió a Europa con la lección aprendida pero pagó sus errores en el remate para no sentenciar su eliminatoria frente a un Olympique de Lyon que le defendió con solvencia, le asustó a la contra y acabó dando por bueno el empate (0-0) que deja la eliminatoria abierta ara el partido de vuelta.


    

Mejoró, mucho, el Barça respecto al duelo frente al Valladolid, pero si jugó con ganas pagó, y de qué manera, la noche horrible de Luis Suárez, gafado de mala manera en la Champions, donde no ha marcado ni un gol para arrastrar a todo el equipo al cero en el marcador. Messi, que quiso de todas las maneras, no puede ser siempre el solucionador...

Comenzó enchufado el equipo azulgrana, especialmente Messi, quien solo precisó dos minutos para forzar una falta en la corona del área del Olympique que asustó a todo el mundo, con un lanzamiento sin embargo por arriba pero que daba a entender tanto su especial motivación como las ganas que parecía tener el Barça de sentenciar por la vía rápida la eliminatoria...

Pero al Olympique no le vino grande el envite. Entendió rápido a qué se enfrentaba, juntó sus líneas atrás vigilando con mayor seriedad a Leo y buscó a través de la rapidez equilibrar la situación. De pronto, a los seis minutos, llegó en su primera transición el equipo galo y Aouar se inventó un obús desde el borde del área al que respondió magnífico y afortunado Ter Stegen, con un rehace que condujo el balón al palo.

Ya sabía el Barça el escenario al que se enfrentaba y comenzó a buscar la combinación, razón por la que estaba Sergi Roberto como acompañante de Busquets, intentando juntar líneas y ofreciendo las bandas a Alba y Semedo, más aprovechado por el catalán, quien, como de costumbre, se convirtió en el aliado principal de Messi, al que sirvió uno de sus pases rasos y medidos y que el capitán remató a las nubes.

Penalizado por la nula prestancia ofensiva de Suárez, desafortunado de manera evidente y presionado de forma especial después de llegar a Lyon con una maleta de quince partidos sin marcar en campos europeos, al equipo de Valverde le costaba concluir un dominio cierto pero cada vez menos evidente, obligado a estirar el campo, para sufrimiento de Busquets y penalizando a todo el colectivo.

CON INTENCIÓN, SIN ACIERTO

A medida que avanzaba el reloj el OL se replegaba con más jugadores y salía a la contra con menos. Asustaba con su electricidad contagiosa en esos contragolpes pero le cedía más campo a un Barcelona que acabó encerrándole, decididamente al ataque buscando un gol que premiase su dominio.

Tuvo tanta intención como tan poco acierto el Barça. Con un Messi multiplicado en ataque, el equipo de Valverde pagó la mala noche de Luis Suárez, obcecado hasta límites insospechados, agobiado de mala manera por una racha que pesa, y de qué manera, en el colectivo.

El Camp Nou decidirá después de que hasta Busquets mejorase la prestación del '9', con un gran disparo en la recta final al que respondió Lopes, contestando el meta local a todo el Barça que deberá sufrir para echarle de Europa.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn