×

Pobre Venezuela, nadando en el pantano

2019-01-25 22:37:48 | Gabriel Ortega

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

La dictadura de Maduro es detestable, pero es igual de reprochable la autoimposición de Guaidó. Pobre Venezuela, nadando en el pantano por la crueldad de un gobierno dictatorial y la ambición del imperialismo rapaz.


    

Qué se largue Maduro lo deseamos mucho, solo hace falta separar la democracia de los intereses mezquinos de Estados Unidos. No se vale ponerse el disfraz de demócratas cuando sus intenciones solo es concentrar más poder y adueñarse de las inagotables fuentes de riqueza de Venezuela.

México nunca se quedará al margen de estas discusiones. Cada quien ha emitido su postura pero algunos están haciendo el ridículo. Es momento de avisarle a algunos actores políticos que la brújula democrática nunca apunta a la imposición.

Por ejemplo, que deprimente es la actuación de algunos políticos de derecha en México, les falta garganta para gritar: “¡Viva la democracia! ¡Arriba Guaidó!”, cuando este personaje alienta la inconstitucionalidad y el desprecio por las instituciones, que aunque estén corrompidas y enlodadas por el régimen perverso de Maduro, es con lo único con lo que se cuenta y debería ser la apuesta para poder librarse del dictador.

Qué torpes se ven aquellos que defienden la democracia pero a la vez validan que un hombre que no fue electo por el pueblo se erija como nuevo mandatario, es lo que tanto le criticaban a Andrés Manuel cuando se proclamó Presidente legítimo de México.

Y no traten de confundir a la gente, el Gobierno de México jamás ha dicho que apoyo a Nicolás Maduro, han expresado que respetan el derecho a la autodeterminación de los pueblos y a la no intervención, como lo dicta un librito que se llama Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Qué se convoque a elecciones con supervisión internacional, que se garantice un proceso limpio y si el pueblo lo decide, que Nicolás Maduro se largue de una vez por todas.

Pero así no, porque así solo es una función del circo imperialista sazonado con las pasiones irracionales de la derecha.

Fuera Maduro, arriba Venezuela y la verdadera democracia.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Una madre no recupera su sueño perdido hasta 6 años después de tener un bebé: estudio

2019-08-15 10:47:11 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Con la llegada de un bebé comienza un mundo de experiencias nuevas y de aprendizajes. La rutina se modifica por completo y eso incluye, lógicamente, las horas de sueño.


    

Los ciclos de sueñode los bebés no son los mismos que los adultos. Según una encuesta de The Independent, los padres que recién tienen un bebé duermen un promedio de 4 horas y 45 minutos por noche.

El sueño ya no es el mismo

Un estudio descubrió que tener un bebé afecta negativamente los patrones de sueño de los nuevos padres durante años, y según comentaron, el impacto en el sueño puede durar seis años.

Los investigadores analizaron los patrones de sueño de más de 4600 padres alemanes que tuvieron un hijo entre 2008 y 2015 para un estudio publicado en la revista Sleep.

Según los investigadores, las madres perdieron más de una hora de sueño cada noche durante los primeros meses. En los primeros tres meses, los papás durmieron 15 minutos menos.

Seis años más tarde, las madres seguían durmiendo 20 minutos menos, mientras que a los padres todavía les faltaban 15 minutos. El Dr. Sakari Lemola, del Departamento de Psicología de la Universidad de Warwick, dijo que el sueño de una madre se veía más afectado que el de los padres.

«Las mujeres tienden a experimentar más trastornos del sueño que los hombres después del nacimiento de un hijo, algo que refleja que las madres aún son las principales en el rol de cuidadora», dijo el especialista.

El estudio señaló que los padres primerizos sintieron más los efectos del cambio de sueño, en comparación con los padres que ya tenían otros hijos. Según el estudio, los ingresos económicos altos en el hogar y factores psicosociales, como ser dos en vez de un padre soltero, no parecían generar ninguna «protección» contra estos cambios en el sueño después del nacimiento del bebé.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn