×

MANSALVA. FLACA. SABIA. BOTE. PRIETOTE. TOQUE. PERFIL. RENUNCIA

2018-12-02 23:05:12 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Mientras se decide lo de Taiboi, aquí Julio Ibarra lo agarró de ejemplo y tachó de homosexual, alcohólico y drogadicto a Luis Martínez, reportero de El Heraldo de Delicias. La publicación de dichos comentarios está en Facebook, en su perfil. Julio, un hombre inteligente y activo, seguido se deja llevar por la vícera y cae en estas chirinolas estériles


    

En este diferendo de vecindad con el Guero Martínez varios funcionarios municipales  y miembros del PAN le  han pedido que le baje algunas rayas y ofrezca disculpas. Sin embargo, no ha hecho ni  lo uno ni lo otro. El gremio periodístico se encuentra ofendido por los comentarios del servidor público, que lo único que ocasiona son problemas al presidente Compeán, quien hace todo lo posible para dar una imagen de un gobierno sencillo y cercano a la gente, reflejo de su persona. Se espera que Julio se retracte, que es lo mínimo que podría hacer, porque otro ya hubiera presentando la renuncia. 

Cuero duro. Así de dice cuando alguien es muy convenenciero, muy conchudo o muy terco. Cualquiera de estos adjetivos se aplica a Paco Ignacio Taiboi11, el escritor que la semana pasada dijo una señora barrabasada en la Feria del Libro de Guadalajara, leperada que, creíamos, le había costado la dirección general del Fondo de Cultura Económica, para lo que fue propuesto por el hoy Presidente de la República, quien inclusive mandó una iniciativa al Senado a fin de que se derogara el artículo de una ley secundaria que lo vetaba para el cargo dado su origen español. Vieja y conocida historia. Lo tan tan viejo es que el sábado anduvo en el zócalo entre chamanes y humaderas  en la ceremonia abierta de la toma de posesión de AMLO, y al ser entrevistado dijo que todo seguía igual, que era el bueno para el FCE, que sólo era cuestión de días para que le dieran el palomazo definitivo. O sea que que lo tienen sin preocupación tanto lo que dijo, como la super ola de rechazo que sus groseras  palabras provocaron el la opinión pública. Sólo faltó que también dijera que los 30 millones de votos de Morena lo blindaban y autorizaban para insultar y denigrar a mansalva. 

A propósito de chamanes y brujos, la comunidad evangelista nacional, nivel cúpula, se siente humillada y ofendida porque López Obrador se rodeó de ellos para que le hicieran una limpia. Según se quejan, eso atenta contra el cristianismo, y seguramente sí, pero se les olvida o no se quieren acordar que en su momento no dijeron nada para impedir que el partido Encuentro Social, supuestamente formado por su feligresía, se aliaba con Morena, en las antípodas de sus creencias en cuanto a ideología. Flaca es la memoria. 

De las cien y pico de propuestas de AMO la que tuvo aprobación inánime es la de elevar a delito grave los a casos de corrupción, tanto de corruptos como de corruptores. Ni qué decir: todos de acuerdo, como también que no se aplique eso de perdón y olvido. Tan dado a citar frases de Juárez, sería bueno que se gravara la que a la letra dice: por encima de la la ley, nada. O bien la tan popular y sabia: el que la hace que la pague. 

Ni tardo ni perezoso. Aún no acaba de bajar el brazo y acomodarse la banda, cuando AMLO ya tenía encima las palabras reprobatorias de Javier Corral tocante a lo de perdón y olvido. Al cien con él. Como que llegas, robas y te vas tan fresco. Al fresco bote, qué. 

Otro proyecto presidencial muy de nuestro agrado es el de acabar con los super gasto superfluos en al tomas de posesión y en los informes. En esto a todos les cae el saco, pues es raro el político que resiste la tentación de caer en tales exceso a costa del dinero que no es de ellos.Inspirado estuvo el new president y puso el ejemplo: en la comida con mandatarios extranjeros no sirvieron pisto. Sólo agua fresca del mercado Juárez. El prietote en el arroz fue la desagradable presencia de Maduro, pero ese es más conchudo que Taibo.

Malas cuentas las de Maru Campos: en la elección de presidentes seccionales sólo un panista ganó. Tres fueron para candidatos independientes, uno para el PRI y otro para el PAN. Hace meses que la alcaldesa perdió el toque: desde el predialazo no levanta una. 

Otro diferendo de Javier Corral con el recién estando gobierno federal tiene que ver con la coordinación en el asunto de la seguridad pública. Eso de que el super delegado Loera maneje la mesa de seguridad no suena nada bien: se requiere un perfil profesional que éste no tiene, sobre todo con la situación de violencia que impera en la entidad. Afínense, que en esto vamos todos.   

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

LA LEY DE VILLA

2019-07-19 07:53:59 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Va un pequeño pasaje del gran libro de Martín Luis Guzmán acerca de Pancho Villa, ahora que estamos en plena cabalgata anual.


    

 —La primera noche de nuestra estancia en Juárez cogieron preso a un jovencito de nombre Paredes, que según me dijo el licenciado Neftalí Amador era colorado.

— Como, además, aquel muchachito llevaba encima la culpa de ser hijo de un grande enemigo nuestro, que nos había hecho entregas y persecuciones, algunos hombres revolucionarios me decían que al dicho joven sí era deber mío mandarlo fusilar.

— Me razonaban ellos: 

— Justo es, mi general, que el padre pague de este modo los daños que aquí hemos sufrido por su causa. 

— Y es lo cierto que yo, no sabiendo cómo contestar aquellas quejas nacidas de la razón, pero poco dispuesto a quitar la vida al dicho jovencito, ordené que el fusilamiento se quedara para el día siguiente; y a la otra mañana mandé llamar a Juan N. Medina y le dije:

— Usted, señor coronel Medina, que tanto de habla de los prebostes y sus papeles, encárguese de un muchacho colorado que cayó anoche prisionero, pues conforme a los hombres revolucionarios de aquí, parece conveniente fusilarlo. 

— Y luego de hablar con aquel muchacho, volvió Medina y me dijo: 

— Mi general, este muchacho no es colorado ni azul. Apenas acaba de criarse hombre. A lo que creo, no ha cometido más crimen que ser hijo de su padre; pero la verdad es que a los hijos no puede hacérseles pagar las culpas de sus padres, y eso está en ley. 

— Le dije yo:

— ¿Eso está en la ley, amiguito? 

— Él me contesta:

— Sí, mi general, eso está en la ley. 

— Y yo entonces vi en aquellas palabras de Juan N. Medina la razón que andaba buscando para no fusilar al dicho jovencito, por lo que llamé a los que pedían esa muerte y les expliqué por qué no podía ordenarla. Es decir, que hice entrega del muchacho a la madre y a la hermana, que me lo reclamaban con lloros, y hasta ordené que le dieran doscientos dólares y que lo llevaran con una escolta al puente internacional y allí lo pusieran libre.

Pues es la verdad que el dicho jovencito andaba de suerte ese día. Porque tres años después, el viernes santo de 1919, en Parral, el anciano José de la Luz Herrera y sus hijos Melchor y Zeferino no corrieron con igual fortuna. A los  tres ordenó asesinarlos en el panteón y sus cuerpos fueron colgados de un mesquite. Luego, en Torreón Luis, también hijo de don José de la Luz, fue acribillado inerme, sacado del hotel donde descansaba, arrastrado a la calle y ahorcado en un poste, donde lo dejaron podrirse. Sed de sangre saciada sobre ellos  por ser padre y hermanos del general Maclovio, quien en su derecho había defeccionado de la División del Norte.

¿Estaba en la ley?

En una parodia de La Paloma, la centenaria canción cubana, alguien cantó este verso:

 Si a tu ventana llega 

 Maclovio Herrera

  Ábrele con confianza 

  La casa entera. 

¿Le abrirían a Villa?

 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn