×

MUNDILLO. LETRADO. BORROSO. SERPIENTE. SILVIO. FUEGO. CUENTAS. DESEO.

2018-11-30 07:13:23 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Según dijo en redes, ya estuvo. Nos referimos a Lety Laredo, quien asegura y presume que ya amarró el manejo de los programas federales en el municipio. Profesora de profesión, no se le conoce experiencia en el servicio público


    

 A la escuelita, profa, pues desde ya estará bajo ardiente lupa y sometida a fuegos amigos y enemigos, más intensos los primeros. Así es el mundillo en que se metió. 

Está salada esa Feria. Hablamos de la Feria del Libro de Guadalajara, donde Peña desbarrancó al no recordar el nombre de tres tristes libros que le hubieran gustado e hizo de sus autores un chile con queso del que no se pudo reponer nunca.Fue un fantasma que lo siguió todo su pésimo sexenio. Antier fue Taibo II el que la regó con una de sus clásicas groserías y en automático se le cayó el Fondo de Cultura Económica, cuya Dirección General era suya y la dejó ir por su lengua larga. Uno por desmemoriado, otro por letrado y lépero.

Clásico. En todos los actos públicos, como el del sábado, por andas o mangas, por error o adrede, se olvidan de invitar o no quieren invitar a no pocos personajes, que de inmediato pegan de gritos y se quejan del desaire. La asunción de AMLO no es la excepción a esta molesta regla. En la entidad son varios los que han respingado por la ausencia de invitación, entre otros los del Congreso del Estado y el alcalde de Juárez, que ni al zócalo fueron convidados. Y luego que en Neflix no van a pasar el ceremonial y el Canal del Congreso se ve muy borroso. 

Hasta el último día le faltó oficio político a Peña y asociados. Qué es eso de otorgarle la orden del Aguila Azteca al yerno del odioso de Trump. Por favor. Ni la serpiente emplumada merecía. Compare usted a ese gringo con, digamos, Bono, Giovanni Sartori o Rigoberta Manchú, por nombrar a tres que la han recibido. Ni al caso. Pero ésos ya no entendieron que no entendieron. 

Silvio Rodríguez es un poeta del canto que nos gusta mucho. Su catego y talento, sin embargo, no embonan con su ideología de línea tan dura ha llegado a pedir la pena de muerte para un amigo de la infancia, poeta también, por pensar diferente. Para colmo, es partidario de Maduro. Lo anterior, porque como supimos ayer, él y AMLO se juntaron en Palenque y resultaron los grandes cuates, lo que no tendría mayor importancia si no pasa de eso, de cuatismo. Otra cosa será sin comparten ideología, pues Silvio es abiertamente comunista. En ese caso, dime con quién te juntas…

Cuenta un cuento que había en un pueblo un bombero pirómano que de día apagaba fuegos y de noche los prendía. Así se nos figuran algunos cercanos a AMLO, que desde que ganaron se la han pasado prendiendo fuego y luego tratando de apagarlo. Monreal, Noroña, Gómez, son de esos. 

En víspera de la toma de protesta de Fox había gran expectación acerca de lo que haría en su gobierno. Al salir quedó a deber, de lejos. Algo parecido sucede ahora con López Obrador. Veremos y diremos si sucede lo mismo o da la ansiada sorpresa y nos resulta un león rasurado que entregue buenas cuentas.   

Hasta el frío se quitó, aunque dicen que volverá más bravo. Por lo pronto, hay la vemos. Si Dios no dispone otra cosas nos leeremos el lunes que viene, ya con presidente nuevo. A partir del sábado será  muy su asunto lo que suceda o deje de suceder en el país. Una vez que baje el brazo, cada muerto será a su cuenta, cada problema será su problema.Ya no tendrá a quién culpar,a quien señalar cuando los asuntos públicos no salgan bien. Se le acabarán  los pretextos y los chivos expiatorios. La banda presidencial es de tela pesada, simboliza las broncas de los ciento y tantos millones de mexicanos, que ven en  el presidente el tlatoani que todo lo puede y todo lo sabe. Por el bien de México, que todos los malos augurios que rodean su ascenso se evaporen y se conviertan en acciones de gobierno que erradiquen para siempre jamás tantos y tantos males que por tantos y tantos siglos han sido la cruz y el calvario de tantos y tantos millones de mexicanos. A fe nuestra,  es el deseo vehemente de quienes trabajamos en este medio. 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

APETITO. NAPO. ENTREGA. NAVAJA. BIZARRO.

2019-02-14 22:51:20 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Bien le fue al Gobernador en su gira por Camargo. Mucho mejor que otras veces.


    

Al inaugurar el puente del bello paseo de El Gato Negro, obra que costó 11 millones de pesos en parte aportados por el discutido fondo minero, entregó una obra de gran utilidad para varias comunidades de la región.

No es la primera que los delicienses envidian a los de allá, que en años recientes nos han arrebatado la batuta en eso del progreso.Con el pique histórico que nos traemos, imagine usted  lo enchilados que no dejó este asunto del Gato Negro.

 Como siempre que un Gobernador acude a algún municipio, es la nota del día y la gente se arrima a la novedad Así fue en esta ocasión. Medio pueblo se congregó a escuchar y comentar la presencia de la máxima autoridad estatal.

 Ahí vimos al alcalde Zubía, como siempre con el sombrero casi tapándole los ojos. Vimos también al más adelantado prospecto panista a sucederlo, el diputado local Luis Aguilar, saludando con las dos manos, ansioso de hacer pueblo.Gustavo Elizondo, Secretario de Obras Públicas, con tamaña sonrisa, gozoso de respirar aires campiranos, acostumbrado como está al contaminado medio ambiente juarense.

No faltó por supuesto el personaje clásico del lugar, en esta ocasión un joven montado en la bicicleta al que todos saludaban y le palmeaban la espalda. No faltó tampoco el líder social que se acerca a gestionar esto y aquello, a lo mejor para ir mita y mita.

Algunos preguntaban por el diputado federal Mario Mata, pero nunca llegó, siendo que no se pierde una.

Un policía municipal hacía guardia recargado en un tubo protector del puente. Se veía marcial y derechito, pero no porque guardara porte militar sino porque casi no se podía mover: andaba hasta mero atrás, con aliento de dragón y oloroso a cigarro de hoja.

Una señora vestida con lo primero que encontró robó cámara al apantallar cuando menos con diez colores diferentes. La caja fuerte, así fue motejada por el ocurrente del barrio, quesque porque no se le encontraba la combinación.

 El Gober se veía muy delgado, como desvelado, en tanto el capi Escamilla carga algunos kilillos de más, sobre todo a la altura de la cintura.

 Luego del corte del simbólico listón y con las tijeras perdidas, algo harto frecuente cuando se hacen las bolitas, Gobernador, Alcalde, comitiva, invitados, colados y curiosos, se fueron a meter debajo de unas carpas donde había ricas viandas, a las que el capi Escamilla atacó con singular apetito. Con razón.

En este mundo bizarro que es México, no causó mayor sorpresa que el super pillo de Napito Gómez Urrutia, el increíble señor senador, haya creado su propia organización obrera. A esquilmar prójimo se ha dicho. Domina el tema. 

En medio del puente inaugurado hubo un improvisado encuentro. Los actores, el Gobernador y el Cronista de Delicias. El motivo, la entrega que éste le hizo de un CD que contiene el documental titulado Los Cuatro Elementos, filmado en los lejanos años ochentas del siglo pasado, dirigido por el gran cineasta camarguense Gonzalo Martínez y estelarizado por figurones artísticos de la época: Lucha Villa, también oriunda de ahí, David Reynoso, Jorge Russek, Alma Delfina Martínez, igual  de la Perla del Conchos,  y otros de similar calibre. El Gober se lo había encargado  para verlo y difundirlo, pues es una joya histórica útil para todos.

Zongo zongo, como que no quiebra un plato, cuando seguido despedaza toda la vajilla, el señor presidente no desaprovecha una para raspar muebles. En su conferencia desmañada del jueves dijo que no había que estigmatizar a ningún pueblo, así algunos de habitantes fueran no precisamente ejemplos a imitar. Agregó que iba a ir a Vadiraguato, tierra del Chapo, y también a Atlacomulco. No hizo falta que dijera más: unció al mismo nivel al narco recién sentenciado y al ex presidente reciente. Un navaja de rasurar, así de filoso es.

Bueno, vamos a dejar en paz a los gatos negros, ya que atraen la mala suerte. Mejor no vamos a planchar oreja y dejamos esto de la grilla para el lunes que viene.Desde luego, si Dios nos presta vida y salud.  En tanto y por las dudas, si se le atraviesa un animalejo de éstos, sáquele la vuelta, porque además de mala suerte, a veces transmiten la rabia, la sarna y otros dolores. Haber si no me denunciar por decir la verdad. Ya ven que ahora a veces defienden más  a un minino que a un humano. Lo que decíamos renglones arriba: México bizarro. 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn