×

TAREA. PAVO. DINAMITA. BOLETO. RASPADO. CUMBRE. GUARDIA. ELEFANTE.

2018-11-23 07:04:19 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Ante el robicio de nuez que se está dando en regiones como Coronado y otras latitudes de la entidad, resalta para bien la cuasi paz que reina en esta comarca nuestra. Alguien está haciendo bien la tarea.


    

No diminución del 8% al IVA en la frontera. Tampoco el 20% al ISR. No aumento al doble en el salario mínimo. No a la ampliación en 30 kilómetros de la zona franca. Estas notas pusieron a parir cuates a no pocos incautos que no le dieron el golpe rápido a una evidente new face. El vocero del Electo manejó esa táctica propagandística durante  la campaña. Ahora le toca ser el receptor de esas vagancias mediáticas. 

Ni aguantas nada. Juan Díaz de la Torre aventó el arpa del SENTE y al grito de que mejor que digan aquí corrió que aquí murió, le dejó el paso libre a Elba Esther. Poco temple de líder el del profe, quien fue sacrificado como pavo del Día de Acción de Gracias. 

Este Trump cada día se pone más loco.El éxodo centroamericano le está sacando lo peorcito de su enferma humanidad. Su amenaza de ametrallar a los migrantes en alguien como él es real y pone a Peña y su feneciente gobierno en una posición sumamente difícil, y como hace meses que se desentendió de todo, el paquete de dinamita le tocará a AMLO.

Un exitazo la rifa del óleo del Quijote de Oscar Soto realizada por la Comisión de Estudios Históricos de Delicias. De acuerdo al sorteo de la Lotería Nacional del día 20, el boleto ganador fue el que compró la señora Velia Delgado, quien pronto tendrá en casa esta obra de arte del gran pintor y muralista de La Cruz.

El Caballo Lozoya anduvo en la CDMX de visita al Secretario de Turismo pugnando por su teleférico. En corrillos grillos su viaje fue interpretado como una etapa más de su veloz pre campaña por la candidatura independiente a la gubernatura. Algunos lo toman en serio serio, otros dicen que no pasa de ser un movimiento político de alcance regional. Como sea, le ha robado terreno a Cabada, que de por sí salió muy raspado de la elección de su reelección.  

Cumbre de dictadores. Así motejan algunos diputados federales panistas la toma de posesión de AMLO, en referencia a la desagradable presencia de Daniel Ortega, Evo Morales y el gorilón de Maduro.

Pues el día 1o ya está encima y la Guardia Nacional tan anunciada y cuestionada tendrá que esperar mejores tiempos. Hay mucha grilla al respecto, inclusive dentro del mismo Morena y partidos coaligados. Si bien le fuera podría salir en los últimos días de diciembre, aunque lo más probable es que su aprobación salte el año.

Atroz el asesinato de Kenia Lucero Fierro, Directora del DIF de Batopilas  y su esposo. Dos cruces más en ese inmenso panteón en que está convertido Chihuahua por culpa del crimen indetenible  y feroz. No bajar la guardia, no rendirse al mal, coordinarse mejor y mejorar en todos sentidos, es lo que le pedimos a la autoridad. No sería la primera vez que nuestro Estado sale de una crisis así. 

Ya estuvo. Vámonos por la sombrita. El lunes será otro día. Último fin de semana que Los Pinos alberguen a sus actuales inquilinos. En diciembre será un caserón solitario a la espera de que el próximo gobierno le destine otro uso, que confiamos esté a la altura de su historial y no vaya a convertirse en un elefante blanco. 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

LA LEY DE VILLA

2019-07-19 07:53:59 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Va un pequeño pasaje del gran libro de Martín Luis Guzmán acerca de Pancho Villa, ahora que estamos en plena cabalgata anual.


    

 —La primera noche de nuestra estancia en Juárez cogieron preso a un jovencito de nombre Paredes, que según me dijo el licenciado Neftalí Amador era colorado.

— Como, además, aquel muchachito llevaba encima la culpa de ser hijo de un grande enemigo nuestro, que nos había hecho entregas y persecuciones, algunos hombres revolucionarios me decían que al dicho joven sí era deber mío mandarlo fusilar.

— Me razonaban ellos: 

— Justo es, mi general, que el padre pague de este modo los daños que aquí hemos sufrido por su causa. 

— Y es lo cierto que yo, no sabiendo cómo contestar aquellas quejas nacidas de la razón, pero poco dispuesto a quitar la vida al dicho jovencito, ordené que el fusilamiento se quedara para el día siguiente; y a la otra mañana mandé llamar a Juan N. Medina y le dije:

— Usted, señor coronel Medina, que tanto de habla de los prebostes y sus papeles, encárguese de un muchacho colorado que cayó anoche prisionero, pues conforme a los hombres revolucionarios de aquí, parece conveniente fusilarlo. 

— Y luego de hablar con aquel muchacho, volvió Medina y me dijo: 

— Mi general, este muchacho no es colorado ni azul. Apenas acaba de criarse hombre. A lo que creo, no ha cometido más crimen que ser hijo de su padre; pero la verdad es que a los hijos no puede hacérseles pagar las culpas de sus padres, y eso está en ley. 

— Le dije yo:

— ¿Eso está en la ley, amiguito? 

— Él me contesta:

— Sí, mi general, eso está en la ley. 

— Y yo entonces vi en aquellas palabras de Juan N. Medina la razón que andaba buscando para no fusilar al dicho jovencito, por lo que llamé a los que pedían esa muerte y les expliqué por qué no podía ordenarla. Es decir, que hice entrega del muchacho a la madre y a la hermana, que me lo reclamaban con lloros, y hasta ordené que le dieran doscientos dólares y que lo llevaran con una escolta al puente internacional y allí lo pusieran libre.

Pues es la verdad que el dicho jovencito andaba de suerte ese día. Porque tres años después, el viernes santo de 1919, en Parral, el anciano José de la Luz Herrera y sus hijos Melchor y Zeferino no corrieron con igual fortuna. A los  tres ordenó asesinarlos en el panteón y sus cuerpos fueron colgados de un mesquite. Luego, en Torreón Luis, también hijo de don José de la Luz, fue acribillado inerme, sacado del hotel donde descansaba, arrastrado a la calle y ahorcado en un poste, donde lo dejaron podrirse. Sed de sangre saciada sobre ellos  por ser padre y hermanos del general Maclovio, quien en su derecho había defeccionado de la División del Norte.

¿Estaba en la ley?

En una parodia de La Paloma, la centenaria canción cubana, alguien cantó este verso:

 Si a tu ventana llega 

 Maclovio Herrera

  Ábrele con confianza 

  La casa entera. 

¿Le abrirían a Villa?

 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn