×

¿Cómo saber que la chispa en tu relación ha muerto?

2018-10-22 17:09:26 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Una relación es algo bonito pero nada sencillo, al principio las mieles se hacen presentes en su máximo esplendor pero ¿qué pasa con la chispa del amor conforme va pasando el tiempo?


    

El amor es una cosa muy bella pero nadie dijo que fuera fácil, al principio las mieles de la relación se hacen presentes queriendo pasar la mayor parte del tiempo juntos y cuando no, optan por textear o mandar notitas de voz cada 5 minutos. Pero ¿qué pasa con la chispa delamor conforme va pasando el tiempo?

Es normal que conforme la relación se va poniendo seria la chispa se desvanezca, pero ojo, una cosa es que paren de dejar un rastro de miel por cada lugar en el que se paran y otra muy diferente es convertirse en una relación que ya no funciona más.

 
 
 

 

Saber la diferencia entre estos dos últimos casos puede resultar algo complicado porque existen variaciones en cada pareja, pero según tres expertos sí existen algunas maneras de saber si la chispa en tu relación ha muerto.

¿Te suenan algunas de estas situaciones? Si es así, es probable que la chispa en tu relación ha muerto.

·     Las expresiones de cariño por parte de los dos cada vez son menos.

·     Cada vez platican menos y cuando lo hacen prefieren evitar los temas profundos.

·     Sientes alivio cuando los planes con tu pareja se cancelan.

·     Pasan la mayoría del tiempo separados.

·     Cuando proyectas tu futuro él ya no está más ahí.

Esto comienza a crear la sensación de estar con un extraño en la relación, el escritor de citas y relaciones Demetrius Figueroa lo define como: “Alguien que no hace que tu corazón se acelere como lo hizo antes, alguien que no te mira con amor y anhelo en sus ojos, es así como lo que una vez se sintió como una relación apasionada, amorosa y afectuosa puede comenzar a parecer una obligación”.

Cada relación es distinta y las causas de esta pérdida de chispa pueden variar, pero por lo general se debe a una combinación entre la falta de esfuerzo, pérdida de atracción o simplemente la desintegración de la pareja

Si empieza a pasar por tu cabeza esa frase de “falta algo en la relación” es probable que tú y tu pareja estén perdiendo esa famosa chispa que alguna vez tuvieron. La entrenadora de vida Nina Rubin explica que “es un sentimiento y puedes comenzar a sentirte atraído por alguien más o no preocuparte si tu pareja no está cerca”.

Otro de los motivos lo explica el entrenador de citas Frank Kermit, él propone que puede que alguno de los miembros de la pareja valore más el tiempo libre y se dé cuenta de que no necesita estar en una relación,“cuando una pareja deja de esforzarse el uno por el otro, entrar en una zona de confort en donde al mismo tiempo dejan de hacer cosas para mejorar la relación y ahí cuando la chispa puede estar desapareciendo”.

Si para este punto ya te diste cuenta que la chispa de tu relación ha muerto no te preocupes porque no todo está perdido, algunas parejas pueden hacer que una relación funcione sin esa chispa inicial que hacía tan fuerte la atracción del uno con el otro. La cosa es que encuentren una manera de trabajar juntos y así encontrar la forma de hacerle frente a esta situación. Kermit y Rubin explican que claro que es posible mantener la relación aún sin la chispa pero “si sus personalidades simplemente no encajan, sobre todo en la parte romántica, es posible que no haya más que hacer ahí

Otra razón puede ser el crecimiento individual como persona de uno o ambos miembros de la pareja, Figueroa explica que “la persona que eras cuando entraste en una relación puede no ser la misma persona después de un año, las personas crecen y cambian es por eso que algunas veces la chispa en una relación muere porque la pareja crece en dos direcciones diferentes”.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

La cerveza no engorda: estudio

2019-03-29 16:16:19 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Lejos de ser una mal aliada para nuestra salud, la cerveza es una bebida natural que puede aportar al organismo nutrientes positivos con un nivel bajo en calorías, concluyó un estudio de la Asociación Italiana de Malta y Cerveceros, AssoBirra.


    

La cerveza no te engorda y es buena para la salud, sólo debe consumirse con moderación, según la investigación denominada “Los italianos y la cerveza”.

Lejos de la imagen de ser un líquido sin calidad, la cerveza es una bebida natural, poco calórica y que “aporta a nuestro organismo sustancias útiles, nutritivas y energéticas”, indicó la investigación publicada por el periódico La Repubblica.

Fresca, fácil de digerir y con efectos antioxidantes, la cerveza está compuesta por un 90% de agua, contiene minerales como potasio y magnesio y microelementos como el zinc, selenio y vitaminas solubles en agua ( B2, B3 y ácido fólico), pero también fibra y poco alcohol, detalló el estudio.

Todos estos elementos contenidos en la cerveza, si se consume con moderación, aportan sustancias nutritivas con bajo contenido calórico. Un vaso de cerveza tiene menos de 85 kilocalorías, una cantidad inferior respecto a otras bebidas de consumo cotidiano.

La mala fama de esta bebida alcohólica se deriva por el hecho de que “en algunos países del norte de Europa se combina con platos muy ricos y grasos o se toma en grandes cantidades”.

“Por el contrario, el consumo moderado en el contexto de una dieta correcta y equilibrada, como la Mediterránea, hace que la cerveza sea perfecta para acompañar la comida”, señaló la asociación de cerveceros.

El estudio de AssoBirra reveló que más del 40% de los italianos consideró que el consumo de la cerveza es “adecuado para una dieta saludable”; el 52% aseguró que es una “bebida fácil de digerir”, y más del 39% de los entrevistados cree que esta bebida es antioxidante.

Sin embargo, la encuesta mostró que aún existen falsos “mitos” sobre el consumo de la cerveza, ya que el 63% de los consultados consideró que la cerveza “hincha”, y un 55% cree que hace “engordar” una convicción arraigada en especial entre las mujeres (58%) y los jóvenes (60%).

Forbes.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn