×

Medias Rojas supera a Yankees y avanza a la serie de campeonato

2018-10-09 21:37:25 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Los Medias Rojas de Boston derrotaron 4-3 a los Yankees de Nueva York, el martes en el Yankee Stadium, para ganar la Serie Divisional ante sus grandes rivales y avanzar a la Serie de Campeonato de la Liga Americana por primera vez desde el 2013.


    

Boston venció a Nueva York por séptima vez sus últimos ocho partidos de postemporada y ganó 3-1 el playoff al mejor de cinco encuentros. Ahora han dividido 2-2 sus cuatro enfrentamientos de por vida en postemporada, aunque Nueva York sigue al frente (12-11) en juegos individuales.

Desde el sábado, los Medias Rojas recibirán en casa a los Astros de Houston, actuales campeones de Grandes Ligas, que barrieron en tres partidos a los Indios de Cleveland en la otra Serie Divisional del joven circuito.

El derecho Rick Porcello detuvo la poderosa alineación ofensiva de Nueva York para superar al zurdo CC Sabathia en el duelo monticular. La serie llegó empatada 1-1 al Bronx, pero Boston ganó los encuentros de lunes y martes, apoyado en el gran desempeño de los lanzadores abridores Nathan Eovaldi y Porcello, quienes se combinaron para tirar 12 entradas de dos carreras, seis ponches y ningún boleto.

Porcello (1-0) laboró cinco entradas de una carrera y no regaló bases por bola para anotarse su primer triunfo de postemporada. El derecho tenía 0-4 en cuatro aperturas (12 apariciones) previas. Este año tuvo 3-0 frente a los Yankees.

Porcello, quien sacó dos outs en rol de relevo el viernes en el Fenway Park, apenas necesitó ocho lanzamientos para retirar los primeros tres bateadores de los Yankees y sacó los primeros tres ceros con 28 tiros. Dejó el encuentro después de 65 pitcheos.

Haciendo su aparición #24 (23 salidas) en playoffs, líder entre los pitchers activos, Sabathia llenó las bases en el primer inning, pero un largo batazo del intermedista Ian Kinsler por el jardín izquierdo fue atrapado por Brett Gardnercerca de la verja para acabar con la amenaza.

En el segundo episodio, Sabathia transfirió al receptor Christian Vázquez, pero dominó al estelar Mookie Betts por segunda vez en el encuentro. Aunque resultó ileso, el zurdo de 38 años tuvo que tirar 35 pitcheos en dos episodio

En el tercero, el exceso de trabajo del veterano y la paciencia de los Medias Rojas comenzó a rendir frutos para los tricampeones de la División Este. Sabathia golpeó al jardinero Andrew Benintendi con su primer envío, el inicialista Steve Pearce bateó sencillo que mandó al corredor a tercera, desde donde anotó por elevado de sacrificio del cubano J.D. Martínez.

Kinsler bateó un doble que remolcó a Pearce y el dominicano Eduardo Núñezimpulsó a Kinsler con sencillo para poner el 3-0. Sabathia fue dejado en la banca después de tres innings y 59 lanzamientos, su salida más corta del 2018 y la segunda más corta de su carrera en playoffs. ''CC'' laboró dos innings contra los Tigres de Detroit en el juego 1 de las Series Divisionales del 2011.

Boston recibió al zurdo Zach Britton con el primer jonrón de postemporada de Vázquez, un batazo por el corto jardín derecho que asumiendo condiciones neutrales del clima solamente habría sido cuadrangular en el Yankee Stadium

Los Yankees anotaron su única carrera contra Porcello en el cierre del quinto acto. El receptor dominicano Gary Sánchez bateó doble, el intermedista venezolano Gleyber Torres pegó hit al cuadro y Gardner impulsó a Sánchez con elevado al prado izquierdo.

Los Yankees se quedaron cortos en el fondo de la novena, cuando llenaron las bases ante Kimbrel, quien golpeó a Neil Walker para forzar una carrera y en cuenta llena toleró elevado profundo al izquierdo de sacrificio de Gary Sánchez.

La celebración de los Medias Rojas tardó unos minutos, ya que Yankees pidió la repetición de la última jugada, que fue confirmada como out en una rola lenta del venezolano Gleyber Torres por la antesala.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Barcelona empata a cero con Lyon

2019-02-19 14:45:15 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

El Barcelona volvió a Europa con la lección aprendida pero pagó sus errores en el remate para no sentenciar su eliminatoria frente a un Olympique de Lyon que le defendió con solvencia, le asustó a la contra y acabó dando por bueno el empate (0-0) que deja la eliminatoria abierta ara el partido de vuelta.


    

Mejoró, mucho, el Barça respecto al duelo frente al Valladolid, pero si jugó con ganas pagó, y de qué manera, la noche horrible de Luis Suárez, gafado de mala manera en la Champions, donde no ha marcado ni un gol para arrastrar a todo el equipo al cero en el marcador. Messi, que quiso de todas las maneras, no puede ser siempre el solucionador...

Comenzó enchufado el equipo azulgrana, especialmente Messi, quien solo precisó dos minutos para forzar una falta en la corona del área del Olympique que asustó a todo el mundo, con un lanzamiento sin embargo por arriba pero que daba a entender tanto su especial motivación como las ganas que parecía tener el Barça de sentenciar por la vía rápida la eliminatoria...

Pero al Olympique no le vino grande el envite. Entendió rápido a qué se enfrentaba, juntó sus líneas atrás vigilando con mayor seriedad a Leo y buscó a través de la rapidez equilibrar la situación. De pronto, a los seis minutos, llegó en su primera transición el equipo galo y Aouar se inventó un obús desde el borde del área al que respondió magnífico y afortunado Ter Stegen, con un rehace que condujo el balón al palo.

Ya sabía el Barça el escenario al que se enfrentaba y comenzó a buscar la combinación, razón por la que estaba Sergi Roberto como acompañante de Busquets, intentando juntar líneas y ofreciendo las bandas a Alba y Semedo, más aprovechado por el catalán, quien, como de costumbre, se convirtió en el aliado principal de Messi, al que sirvió uno de sus pases rasos y medidos y que el capitán remató a las nubes.

Penalizado por la nula prestancia ofensiva de Suárez, desafortunado de manera evidente y presionado de forma especial después de llegar a Lyon con una maleta de quince partidos sin marcar en campos europeos, al equipo de Valverde le costaba concluir un dominio cierto pero cada vez menos evidente, obligado a estirar el campo, para sufrimiento de Busquets y penalizando a todo el colectivo.

CON INTENCIÓN, SIN ACIERTO

A medida que avanzaba el reloj el OL se replegaba con más jugadores y salía a la contra con menos. Asustaba con su electricidad contagiosa en esos contragolpes pero le cedía más campo a un Barcelona que acabó encerrándole, decididamente al ataque buscando un gol que premiase su dominio.

Tuvo tanta intención como tan poco acierto el Barça. Con un Messi multiplicado en ataque, el equipo de Valverde pagó la mala noche de Luis Suárez, obcecado hasta límites insospechados, agobiado de mala manera por una racha que pesa, y de qué manera, en el colectivo.

El Camp Nou decidirá después de que hasta Busquets mejorase la prestación del '9', con un gran disparo en la recta final al que respondió Lopes, contestando el meta local a todo el Barça que deberá sufrir para echarle de Europa.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn