×

Los experimentos saldrán muy caros

2018-09-25 06:09:14 | Fernando Herrera Martínez

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

El servicio profesional de carrera en el servicio público está presente sólo en algunas entidades de gobierno, en otras autónomas o en las paraestatales, pero con la decisión de la baja de salarios, teniendo como tope un peso menos que el salario del presidente, se están alejando los verdaderos profesionales de estas organizaciones, con renuncias, pidiendo retiros anticipados o pensiones a medio camino, y en su caso las jubilaciones, nadie quiere quedarse por salarios que estarán por debajo del mercado.


    

Los técnicos especializados en manejo de la política monetaria a cargo del Banco de México, las operaciones financieras de Pemex, las de exploración, manejo de mercados internacionales, los expertos en el manejo del SAT, que es la caja recaudadora de hacienda, o los de egresos, que son los que administran las salidas de dinero, sólo por mencionar algunos son los que más están abandonando el barco.

Los nuevos funcionarios tendrán que ser los técnicos de medio pelo que están en el aprendizaje con los actuales expertos o, de lo contrario recurrirán a nuevos empleados que tendrán que obtener la experiencia a base de la heurística, que en el ámbito profesional, no se vale. Nadie que tenga los estudios y la experiencia se quedará a trabajar por menos de cien mil pesos.

Otro ámbito en donde la situación se pondrá bastante delicada en el servicio exterior mexicano en donde los embajadores deben recibir salarios acordes al país en donde estén representando al país pero como nadie puede ganar arriba del presidente pues tendrán que cargar lonchera. La broma es de mal gusto pero la realidad está por echarse encima si continúan con estas políticas públicas populacheras que demeritarán los servicios que requieren áreas tan delicadas como las que se han mencionado.

Que los senadores y diputados ganen menos a nadie le molesta, pero de ahí a que con 105 mil pesos puedan ir y venir a México para atender demandas sociales y ciudadanas, además de sus funciones legislativas deja mucho que desear. Haga cuentas de los viajes de algunos senadores y diputados a entidades federativas o ciudades en donde no hay vuelos directos, la estancia en México en hotel o departamento, la manutención de sus hogares, etc.. Las cuentas no dan por más números que le hacen, así que veremos cuánto dura la austeridad no republicana sino populista.

O como afirmó Pablo Hiriart ayer: Tomar decisiones y operar la administración del gobierno federal exige conocimientos, preparación académica, destreza técnica. A los funcionarios que realizan esas funciones que permiten que el país camine, los van a correr o los van a castigar con una rebaja del 50 por ciento de su salario. López Obrador va a aumentar su popularidad cuando formalice el anuncio de bajar a la mitad el sueldo de los servidores públicos de alto nivel, pero llegarán mediocres o recomendados por Morena. Eso es populismo. Igual que el show de senadores comiendo en tuppers y pepsilindros. Ver ese espectáculo le encanta a mucha gente, pero lo va a pagar el país.

 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

La cerveza no engorda: estudio

2019-03-29 16:16:19 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Lejos de ser una mal aliada para nuestra salud, la cerveza es una bebida natural que puede aportar al organismo nutrientes positivos con un nivel bajo en calorías, concluyó un estudio de la Asociación Italiana de Malta y Cerveceros, AssoBirra.


    

La cerveza no te engorda y es buena para la salud, sólo debe consumirse con moderación, según la investigación denominada “Los italianos y la cerveza”.

Lejos de la imagen de ser un líquido sin calidad, la cerveza es una bebida natural, poco calórica y que “aporta a nuestro organismo sustancias útiles, nutritivas y energéticas”, indicó la investigación publicada por el periódico La Repubblica.

Fresca, fácil de digerir y con efectos antioxidantes, la cerveza está compuesta por un 90% de agua, contiene minerales como potasio y magnesio y microelementos como el zinc, selenio y vitaminas solubles en agua ( B2, B3 y ácido fólico), pero también fibra y poco alcohol, detalló el estudio.

Todos estos elementos contenidos en la cerveza, si se consume con moderación, aportan sustancias nutritivas con bajo contenido calórico. Un vaso de cerveza tiene menos de 85 kilocalorías, una cantidad inferior respecto a otras bebidas de consumo cotidiano.

La mala fama de esta bebida alcohólica se deriva por el hecho de que “en algunos países del norte de Europa se combina con platos muy ricos y grasos o se toma en grandes cantidades”.

“Por el contrario, el consumo moderado en el contexto de una dieta correcta y equilibrada, como la Mediterránea, hace que la cerveza sea perfecta para acompañar la comida”, señaló la asociación de cerveceros.

El estudio de AssoBirra reveló que más del 40% de los italianos consideró que el consumo de la cerveza es “adecuado para una dieta saludable”; el 52% aseguró que es una “bebida fácil de digerir”, y más del 39% de los entrevistados cree que esta bebida es antioxidante.

Sin embargo, la encuesta mostró que aún existen falsos “mitos” sobre el consumo de la cerveza, ya que el 63% de los consultados consideró que la cerveza “hincha”, y un 55% cree que hace “engordar” una convicción arraigada en especial entre las mujeres (58%) y los jóvenes (60%).

Forbes.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn