×

Una estudiante de medicina adapta así una receta para un paciente que no sabe leer

2018-09-13 15:57:24 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

El acto ha sido aplaudido por cientos de miles de personas en redes sociales.


    

Desafortunadamente el analfabetismo sigue siendo una realidad alrededor del mundo y afecta a muchas más personas de las que nos imaginamos, sobre todo ahora que todo está escrito o impreso y que cada vez se comunica menos de forma oral. 

A veces es difícil darse cuenta de lo difícil que puede ser la vida de una persona que no sabe leer, pero realmente es un conocimiento del que hacemos uso en todo momento: para tomar un camión, para conocer el nombre de una calle, para saber la hora, para conocer el menú de un restaurante... 

 

De esta situación se hizo consciente Manuela Lemos, una estudiante de Medicina a quien le tocó atender a un paciente con hipertensión y diabetes que le confesó que durante mucho tiempo había estado tomando sus medicamentos de manera aleatoria pues no sabía leer y por ello, no podía diferenciar entre una caja y la otra. 

Ante la situación, la joven de origen brasileño pidió permiso al médico a cargo para colocar cintas que relacionaran los medicamentos con los horarios marcados en la receta y que así el hombre pudiera tomarlos correctamente. 

La iniciativa fue aceptada y el resultado es simplemente magnifico. 

La imagen que atestigua lo sucedido fue publicada por la hermana de la estudiante en Twiter y rápidamente se hizo popular en todo el mundo. 

 

 

graviola lemos@lemosgabis
 

aplaudindo infinitamente munha irmã que atendeu um paciente analfabeto e fez uma receita toda adaptadinha pra ele aaaaaaa

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Mexicano cierra su bar en Rusia por tener 'demasiadas fiestas'

2019-01-19 18:21:16 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Carlos Rocka, un mexicano de 29 años, llegó a Rusia en junio del año pasado para asistir al Mundial y se quedó en el país para abrir su propio negocio.


    

Carlos Rocka vino a Rusia acompañado por su novia, Thaylin Méndez, en junio del año pasado y en noviembre inauguró su bar en Ekaterimburgo. Aunque la verdad es que este ya es el segundo local que abre en los Urales: su primer intento no tuvo éxito y solo estuvo abierto un mes.

Según Carlos ha contado a Nasha Gazeta, tuvieron que cerrar el primer bar debido a quejas de vecinos y restaurantes locales.

“Las fiestas duraban hasta el amanecer e incluso hasta la tarde del día siguiente, todo con ruido y júbilo, y no todo el mundo estaba contento con esto”, dijo Carlos al medio ruso.

En la aventura de abrir su propio negocio en Rusia, Carlos tuvo como cómplices a su novia y dos amigos latinoamericanos, Patricio, de Ecuador, que estudia medicina en Ekaterimburgo, y Paul, de México.

Después del primer fracaso, los amigos decidieron unirse a socios rusos y abrieron el bar Viva México a finales de noviembre. Según cuentaa Nasha Gazeta, Carlos, que trabaja para una empresa de telecomunicaciones mexicana, invirtió 2 millones de rublos en su nuevo proyecto. De momento no lo ha rentabilizado, pero el joven no desespera:

“En Ekaterimburgo faltan locales latinos, donde suene nuestra música y sirvan nuestras bebidas. Los rusos no saben divertirse, son gente demasiado conservadora”, asegura Carlos.

La idea de Carlos es darle un fuerte toque latino a su local: en este preparan burritos, quesadillas y los DJs ponen música latina. Además, el mexicano no descarta abrir locales similares en Rostov, Samara e Ivánovo.

Hasta finales de 2018 Carlos se encontraba en Rusia como turista, pero ya inició los trámites para legalizar su estancia en el país eslavo. Dice que el frío y el invierno ruso no le asustan, de hecho, está convencido de que los rusos pasarían más frío en el norte de México:

“Allí hace frío, hace viento y hay mucha criminalidad”.

 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn