×

Elba Esther Gordillo y las noticias

2018-08-19 15:35:10 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Al gobierno saliente le clava una estaca más. Tras las pifias de la PGR y el SAT, lo único que puede hacer es guardar silencio.


    

Las expectativas crecen. Periodistas y colegas, tal vez también muchos maestros, se pregunten qué dirá mañana Elba Esther Gordillo. Columnas políticas y mensajes en las redes sociales especulan acerca de su retorno. Unos la ven de nuevo manejando los hilos del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, asunto que provoca temor en los dirigentes formales e ilusiones en los antiguos líderes, quienes fueron sus vicarios fieles. Los gobiernos —el saliente y el entrante— muestran cautela; el secretario de Educación Pública, Otto Granados Roldán, no ha hecho declaración alguna y el futuro jefe de la SEP, Esteban Moctezuma Barragán, decidió esperar a mañana.

 

Todos nos preguntamos qué dirá y qué quiere EEG, jugamos a las adivinanzas. Pero hay hechos que vale la pena destacar porque apuntan a perspectivas encontradas. Héctor Aguilar Camín, en su columna del jueves, planteó un asunto que me parece incontrovertible. “Su salida de la prisión (de EEG) anuncia ya un regreso al ciclo siniestro en el que las batallas sindicales del magisterio son más noticia que la educación” (Milenio 16/08/2018). Ciclos de larga duración. Por desgracia, las notas sobre educación en la prensa y los medios son escasas y rara vez van a lo sustantivo. La novedad es que en la semana (tal vez lapsos más largos) la señora Gordillo será el centro y dudo que alguien lo pueda evitar. Parece evidente que ella quiere regresar, mi pregunta es si el gobierno, el próximo, no el presente, se lo permitirá.

 

Vamos por partes. El nerviosismo de Juan Díaz de la Torre está más que justificado. Su arribo al poder, aunque cubierto en los estatutos, fue ilegítimo; el secretario de Gobernación lo ungió la madrugada del 27 de febrero de 2013. Luego modificó los estatutos, retornó a la antigua denominación de Comité Ejecutivo Nacional y secretario general del SNTE. Su sueño, al igual que el de todo líder sindical mexicano, era constituir un cacicazgo. Dudo que lo logre. Él se irá a más tardar el año que entra, conjeturo.

 

Quienes fueron desplazados del control de la maquinaria por JDT y su grupo se frotan las manos y hacen algo más. Constituyeron una asociación civil, Maestros por México, que alega que la señora Gordillo sigue siendo la presidente legal y legítima del SNTE (Excélsior, 15/08/2018). Dirige ese grupo gente que disfrutó de las mieses del poder cuando la señora Gordillo reinaba. Aunque los tratará con la punta del pie, les dio poder, riqueza, hasta les pagaba cruceros para ellos y sus familias. Tienen motivos irresistibles para apoyarla, aunque ya no controlan la estructura sindical y sospecho que su influencia entre los maestros es menguada.

 

Al gobierno saliente le clava una estaca más. Tras las pifias de la PGR y el SAT, lo único que puede hacer es guardar silencio. Sospecho que esperan que la señora Gordillo lance andanadas de facundia vengativa.

 

Aventuro que el futuro gobierno de Andrés Manuel López Obrador no permitirá que la señora Gordillo se repatrie en el SNTE; tampoco que progrese el nuevo sindicato que Maestros por México (que es su verdadera tirada) quiere construirle. Si permite que ella retome un papel de relevancia, opacará cualquier palabra que diga o acción que emprenda Esteban Moctezuma; ella fijará la agenda. Incluso, tal vez hasta le gane a AMLO alguno que otro encabezado.

 

Más allá de que mañana se presente como víctima y reclame fueros, coligo que la carrera política de la señora Gordillo llegó a su fin. Tal vez recupere las cuentas que el gobierno le congeló, pero discurro que para AMLO es más importante gobernar en la educación que perdonar a la señora Gordillo. Buscará frenarla y parar las diatribas que le lanza la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. Digo, si quiere ejercer el poder.

Por Carlos Ornelas/Catedrático de la UAM

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Las caídas de Morena

2019-04-14 18:26:02 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

El gobierno federal se ha lavado las manos de las huelgas que han ido surgiendo a lo largo del país en empresas y universidades.


    

Inicia la Semana Santa en la que se recuerda la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

Al que le ha tocado llevar la cruz de sus declaraciones es al subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, quien después de decir que la refinería Dos Bocas no iba a ser construida o que habría tenencia generalizada en todo el país fue castigado con el látigo de su desprecio por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien le enmendó la plana y lo desmintió.

No ha sido el único, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, casi fue crucificado cuando dijo que no se había encontrado evidencia de corrupción en lo que sería el NAIM, lo cual fue corregido también por el mandatario.

Los empresarios han padecido un verdadero calvario después de la cancelación del NAIM y de los contradictorios mensajes que se envían en las conferencias mañaneras del mandatario, en las que se genera todo menos certeza y el viacrucis continúa para miles de mexicanos que no observan una disminución en los índices de violencia.

Ni hablar de caídas, se han registrado varias y de todo tipo: la cancelación de las estancias infantiles, dejar sin empleo a miles de personas en el gobierno federal, no pagarles a los médicos de los hospitales públicos y la de haberle exigido disculpas al gobierno español y al Vaticano por los agravios de la Conquista. La más reciente caída fue la del subsecretario de Turismo, Simón Levy, quien de plano se bajó de la Cuarta Transformación.

También se ha representado muy bien el papel de Poncio Pilatos, pues el gobierno federal se ha lavado las manos de las huelgas que han ido surgiendo a lo largo del país en empresas y universidades.

Las traiciones también se dan entre los discípulos de López Obrador.

Aunque los morenistas se reúnen para compartir el pan y el vino, bajo la mesa se están dando con todo en el gobierno, Congreso y partidos.

 ¿Quién se venderá por unas monedas?

Eso sí, el gobierno federal ha sido piadoso y ha puesto (varias veces) la otra mejilla ante las bravuconadas del presidente estadunidense Donald Trump. Además, debe reconocerse que el mandatario tabasqueño es experto en resurrecciones. Resucitó a Manuel Bartlett, a Napoleón Gómez Urrutia y hasta a Elba Esther Gordillo. Todo mundo los daba por muertos, y hoy están vivitos y coleando.

Lo que no deberá esperarse es que se celebre este Domingo de Ramos en la Cuarta Transformación, porque después de lo que pasó el viernes pasado en la conferencia de prensa, donde el periodista Jorge Ramos encaró al Ejecutivo, quedaron prohibidos los ramos de todo tipo.

Vianey Esquinca/La inmaculada percepción

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn