×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO

  • Don Lorenzo Treviño y la batalla electoral (Tercera parte)

    2018-08-10 08:12:09 | Raúl Rivas

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Una vez registrado el 12 de mayo de 1980 ante el Comité Municipal de Elecciones, en ese entonces integrado por personas designadas por el Gobierno Estatal en turno, con evidente simpatía por el candidato oficial, y al ponerse en marcha la campaña, vinieron los mítines, las caminatas, el contacto personal entre don Lorenzo Treviño y la gente.


        

    Salvo los integrantes del Comité Directivo Municipal, recientemente integrado, el PARM no tenía una estructura electoral firme. Familiares y amigos de don Lorenzo organizaban los actos de campaña.

    La simpatía hacia don Lencho, como le llamaban muchos,  fue creciendo a tal punto que en los mítines que presidía había gente de distintos partidos, pero también conocidos priístas como el caso del doctor Miguel Baeza Meléndez, hermano de quien posteriormente fuera el Gobernador de Chihuahua emanado del PRI. Fernando Baeza Meléndez.

    Otro personaje importante ligado al PRI, el profesor Víctor Hermosillo, era quien le elaboraba sus discursos. Siempre en el anonimato y la secrecía trabajaba el profesor Hermosillo Pineda. Algunos sí sabían quién era el orquestador de la campaña de don Lorenzo, pero nadie lo decía.

    La apertura de campaña fue el domingo 18 de mayo de 1980 en la colonia Terrazas, le siguió la colonia Morelos el día 19. El 22 en la colonia Campesina y el 24 de mayo el mitin sería en la colonia Km. 92. Las campañas fueron austeras, pero de gran apoyo al candidato parmista.

    Cada que se organizaba un mitin en algún lugar, por la mañana y por la tarde circulaba por el lugar designado un  carro de sonido, invitando al mitin y al baile, que se organizaba invariablemente al término del evento y era amenizado por una tambora, a la que se desconoce quién pagaba sus servicios.

    En efecto, fue una campaña austera y sin el derroche de recursos monetarios porque no los había. Empresarios apoyaban a don Lorenzo, pero éste nunca reveló ni a sus hijos quiénes lo estaban ayudando económicamente. La campaña se coordinaba en la casa de don Lencho, en donde llegaban todos los integrantes de su comitiva para reorganizarse. De cuando en cuando don Lorenzo les agradecía el apoyo con un tambache de flautas para cenar. No más.

    Sin contratiempos ni roces con los simpatizantes de otros partidos, el cierre de campaña del PARM fue cuatro días antes de las elecciones del domingo 6 de julio, en el Mercado Juárez. 

    El apoyo era evidente, solo había que esperar la decisión del pueblo en las urnas. Todo estaba listo. La gente de don Lorenzo se mantenía expectante ese día para evitar anomalías y trampas. Incluso llegaron a cambiar las crayolas para detectar los votos de sus simpatizantes.

    Anomalías sí las hubo. El profesor Rubén Loya Rivas, quien encabezaba la primera regiduría en la planilla de don Lorenzo dijo a este reportero en una entrevista personal realizada el jueves 3 de abril del 2003, en la casa de éste, que hubo “acarreados” de otras partes de la República. Sindicalizados del IMSS de Torreón, por ejemplo, llegaron en camiones a votar por el doctor González. En aquel tiempo eran consideradas “normales” estas prácticas de acarreo. Pese a ello, la jornada de ese seis de julio se llevó a cabo “sin incidentes mayores”, según reportaría el Consejo Municipal de Elecciones.

    En todos los frentes se manifestaba la ansiedad por conocer los resultados. Los candidatos a presidente municipal en esa contienda eran: 

    PRI: Doctor Jorge Alfonso González Martínez.

    PAN: Ciudadano Angel Melgoza.

    PST: Profesor  Rogelio Tabares Mercado.

    PARM: Ciudadano Lorenzo Treviño Santos.

     

    *****

    La batalla electoral 

    Reunidos en una bodega de la avenida Agricultura norte, los simpatizantes de don Lorenzo Treviño Santos esperaban los resultados al término de la jornada electoral. Los resultados iban llegando y en las gráficas –hechas en simples cartulinas- donde estaban anotados los partidos políticos y el número de cada casilla, el puntero era el candidato del PARM.

    A final de cuentas y tras los resultados oficiales, había más de dos mil votos a favor de Lorenzo Treviño sobre su más cercano competidor, el doctor González. “Triunfo arrollador” decían a grito abierto los simpatizantes del candidato vidriero que había osado enfrentarse al sistema. 

    En el PRI se esperaba la tambora para festejar. Algunos ya se habían adelantado a celebrar. Sin embargo, a medida que llegaban los resultados, el ánimo iba cambiando. Decepción, incredulidad. No obstante la notable ventaja del PARM, el PRI impugnó y pidió revisión de las actas. Esto motivó el desconcierto, la inquietud en las oficinas de campaña de todos los partidos contendientes, pero principalmente en el PRI y PARM.

    Tras la impugnación, el receso, la espera, la zozobra. Se especuló la posibilidad de un fraude electoral. El doctor González creía que los resultados se revertirían a su favor. Optimista y confiado de que la suerte le favorecería, el candidato priísta acudió a tomar un curso para Presidentes Municipales y hasta se tomó la foto oficial con todos los alcaldes de Chihuahua, mostrando en esa foto el diploma que le fue otorgado por su asistencia al curso. Todo ello se desarrollaba mientras el Colegio Electoral “analizaba” el asunto. Le daban largas. 

    Sin embargo, ante la incertidumbre, las presiones de la sociedad civil arreciaban. Los partidos políticos hacían su parte. Se formó una coalición de partidos integrada por el PAN, PCM, PST y PARM que exigía se respetara el triunfo de Lorenzo Treviño y además solicitaba una auditoría al alcalde saliente, el priísta Carlos Chale Carrasco.

    En acto celebrado en la Plaza Abraham González el 10 de agosto de ese 1980, se realizó una manifestación masiva en la que fungieron como oradores la profesora Leticia Flores de Gallegos por el PARM, Angel Melgoza y Oscar Enríquez Lara por el PAN y el profesor Jesús Humberto Zamarrón por el Partido Comunista Mexicano. Todos ellos exigían cuentas claras a la anterior administración y clamaban el respeto a la victoria de don Lorenzo.

    De igual manera, las presiones de la ciudadanía arreciaban en contra del doctor González a quien le pedían que renunciara, pues se había asumido como alcalde electo. Lejos de hacerlo, el doctor González enfatizaba que no renunciaría porque “no había fundamento” y seguiría adelante hasta conocer la determinación del Colegio Electoral.

    El Congreso de Chihuahua en funciones de Colegio Electoral debía tomar una determinación rápida, convincente. La gente esperaba el fallo …

    Las movilizaciones iban y venían. Pretendían que los diputados decidieran ya.  En ese ínter, don Lorenzo Treviño Santos, los profesores Francisco Valenzuela y Rubén Loya Rivas, así como un representante estatal del PARM acudieron varias veces a la ciudad de México para exponer el caso y solicitar se respetara el triunfo de Treviño Santos.

    La presión subía de tono. Tres días antes de que el Colegio Electoral emitiera su fallo, cientos de delicienses, integrantes de la Coalición, líderes naturales y gente del pueblo realizaron una marcha hacia Chihuahua para hacer valer la decisión ciudadana. Una comisión pretendía entrevistarse con el gobernador Manuel Bernardo Aguirre. El Jefe del Ejecutivo no salió a recibir a los manifestantes y los mandó con una comisión de diputados. Estos, a su vez, se entrevistaron a puerta cerrada con Lorenzo Treviño. De esa reunión nadie supo que se dijo, por lo menos familiares de don Lorenzo no supieron qué se habló allí.

    La gente se regresó a Delicias con la promesa de que el jueves próximo, en dos días más, se daría el fallo definitivo.

    Eran las 13:15 horas de ese jueves 4 de agosto de 1980. El fallo estaba decidido. La prensa lo consignó: ¡Lorenzo Treviño Santos, alcalde electo de Delicias!

    Una de las crónicas publicadas al día siguiente decía: “En una demostración indiscutible de que la Reforma Política promovida por el presidente López Portillo tiene vigor permanente en el estado de Chihuahua, la LII Legislatura actuando como Colegio Electoral para los comicios del 6 de julio del presente año, emitió un dictamen de ganador a favor de Lorenzo Treviño Santos, quien fue postulado como candidato a Presidente Municipal por el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana.

    El doctor Jorge Alfonso González, propuesto por el PRI para la alcaldía deliciense “perdió las elecciones”, señaló el Colegio Electoral, en una decisión que demuestra la vertical posición asumida por los legisladores en este proceso…”

    “En el estado de Chihuahua la Reforma Política tiene su refugio permanente basado en la legalidad y, demostración de lo anterior, es el acuerdo tomado por los diputados de esta legislatura, que en su totalidad son priístas”, diría al respecto el profesor y diputado Oscar Silva Sánchez, quien actuó como Presidente del Congreso del Estado.

    Silva Sánchez, aún antes de que se conociera el fallo definitivo del Colegio Electoral, había expresado a la prensa: “En este recinto del Poder Legislativo no tenemos partido, solo actuamos conforme lo señala la ley”  

    De igual manera, los diferentes medios de comunicación informaron del fallo emitido por los legisladores, quienes aseguraron que: “si permitimos que el Poder Legislativo llegara a violar la ley, no seríamos chihuahuenses dignos ni hombres limpios”.

    El doctor González tuvo que guardar la foto y el diploma. Muchos años después, a la distancia, continúan las opiniones en el sentido de que los priístas consideraban que no le tocaba ser.

    Este fallo constituyó uno de los acontecimientos más importantes en la vida política y social de Delicias, en lo particular, y de Chihuahua en general, al conseguir Lorenzo Treviño la primera alcaldía para la oposición rompiendo la hegemonía tricolor.

    La segunda presidencia municipal ganada por un partido de oposición se dio también en el estado de Chihuahua. En esos días, precisamente, el Colegio Electoral determinó el triunfo  del candidato del Partido Popular Socialista (PPS) a la alcaldía de Gómez Farías.

    Aquí, parte de la nota informativa del reportero Andrés Vela Pérez, corresponsal en Chihuahua de el periódico El Excelsior de la capital del país, aparecida el 18 de agosto de 1980, tres días del fallo favorable a don Lorenzo.

    “Pierde el PRI otra alcaldía”, rezaba el encabezado.

    …El Congreso de Chihuahua en funciones de Colegio Electoral, otorgó un segundo triunfo a la oposición al reconocer la victoria de David Ramírez Coronado, miembro del Partido Popular Socialista en el municipio de Gómez Farías…”    

    Al respecto, analistas políticos consultados han señalado que es posible que en un afán democratizador y al haber concedido el triunfo al opositor Lorenzo Treviño, ya no había problema para otorgar el gane al candidato pepesista David Ramírez. Era evidente de don Lencho había sido punta de lanza en estos acontecimientos políticos trascendentales.

    La semilla de la democracia estaba germinada. A tres años de distancia, don Lorenzo le entregaría la estafeta a otro candidato que no era del PRI, al panista Horacio González de las Casas.

    Fue en 1983 cuando Horacio González de las Casas ganó Delicias como parte de la ola democratizadora que creció en el estado de Chihuahua al ganar el PAN los municipios más importantes del Estado, incluyendo la capital y la fronteriza Ciudad Juárez, otrora bastión priísta.

    De manera similar a Lorenzo Treviño Santos, Horacio González de las Casas abandonó las filas priístas en desacuerdo con la designación del profesor Mario Tarango Ramírez. Hubo desbandada de militantes y simpatizantes tricolores. Lacho se alistó para abanderar al PAN en una contienda en la que volvió a imponerse la voluntad ciudadana en un municipio que en otro tiempo era eminentemente priísta.

    Tan priísta ha sido Delicias que al retomar ese partido de nuevo las riendas de la alcaldía, desde ese 1986 a la fecha. ***

     

    ***Sin embargo, en una precisión del autor al actualizar este trabajo para su publicación en este 2018, -porque fue realizado dentro de la asignatura 'Movimientos políticos y sociales en el Estado de Chihuahua, en el año 2003, en la carrera Licenciatura en Periodismo de la UACH-, el PRI ya ha perdido varias elecciones desde el año 2010 cuando otra vez volvió a ganar el PAN con Mario Mata Carrasco; de ahí hasta este 2018, con Jaime Beltrán del Río Beltrán del Río en el 2013 y Eliseo Compeán Fernández, electo en 2016. Precisamente, Compeán  fue reelecto en este 2018. (Nota del autor)

     

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Derriban local donde estaban 'Carnitas Sigala'

    2018-10-19 17:01:45 | Raúl Rivas

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Luego de varios años de permanecer ese lugar, el local que ocupaba las Carnitas Sigala fue demolido hoy. Esto a varias semanas de que quienes trabajaban allí fueron desalojados mediante un procedimiento judicial.


        

    Este día, la esquina de la avenida 16 Sur y la Río San Pedro el lugar fue convertido en ruinas luego de que un trascavo terminpo con la construcción donde estaba el negocio de venta de carnitas de puerco.

    También fueron derribados el negocio denominado Charolais y un vivero que esta en la mera esquina. Ahora luce solo el lote baldío.

    Cabe recordar que el 29 de septiembre pasado, por órdenes de un juez de Ciudad Juárez fueron desalojados los propietarios y trabajadores del negocio tras resistirse a dejar el local que ocuparon por muchos años en la avenida Río San Pedro Sur, Incluso, los enseres y equipo se encontraron a las afueras del lugar por espacio de dos días, ya que se tenía confianza en poder reingresar al local, pero no fue así. Hubo que retirarse.

    Según el propietario del negocio, Ernesto Sigala, "no se siguió el debido proceso en el embargo de los negocios de Carnitas Sigala, El Charoláis y El Vivero, ya que en ningún momento llegó alguna notificación al respecto, no se está respetando la carta posesión notariada en esta ciudad, pero sí se ordenó el desalojo por parte de un juez en Ciudad Juárez.

    Sea como fuere, hoy este negocio desapareció. Hasta el momento no se ha precisado que se construirá en ese lote.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn