×

Don Lorenzo Treviño y su movimiento social, antecedentes (Segunda parte)

2018-08-09 09:07:07 | Raúl Rivas

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

A mediados del sexenio de José López Portillo, el Presidente anunció a la opinión pública que en el PRI se pondrían en práctica las elecciones internas para seleccionar candidatos a los diferentes puestos de elección popular, lo que motivó la inquietud de los interesados a participar.


    

A nivel estatal don Arnaldo Gutiérrez, quien contaba con un amplio capital político había visitado las principales cabeceras municipales esperando la aparición de la convocatoria respectiva para lanzarse en pos de la candidatura a la gubernatura; sin embargo, una vez más el Partido Revolucionario Institucional  seleccionó a sus candidatos a través de los sectores, no solo al aspirante a Jefe del Ejecutivo estatal, sino a presidencias municipales y diputaciones locales.

En el caso particular de Delicias, tres priístas manifestaron su interés a participar como candidatos a la Presidencia Municipal, a saber: don Rogelio Torres Abasta, el ingeniero Mario Giner Benavente y don Lorenzo Treviño Santos.

Como candidatos se encargaron de trabajar los cuadros priístas y a los potenciales electores para lograr el respaldo y de esa manera tener derecho a abanderar al PRI.

En un principio cada uno de ellos realizaba su actividad política en forma individual, pero en la medida que observaron la forma en que se había designado al licenciado Oscar Ornelas Küchle como candidato a gobernador, los tres aspirantes a la alcaldía deliciense unificaron criterios y establecieron el compromiso que al ser nombrado cualquiera de los tres como candidato, los otros dos aceptarían la decisión del Comité Directivo Estatal.

Para lograr lo anterior, a diario se realizaban reuniones generales cada uno con sus simpatizantes, reuniones que invariablemente presidía el doctor Miguel Baeza Meléndez.

De esa manera fue en aumento constante el número de ciudadanos que se interesaban en colaborar con cualquiera de los tres, a tal grado que lograron un gran poder de convocatoria. Prueba de ello fue un mitin conjunto realizado en el Mercado Juárez  donde aglutinaron a más de tres mil personas, la inmensa mayoría no pertenecía al PRI.

Así quedaba de manifiesto que el voto ciudadano sería, sin duda, para alguno de los tres precandidatos.

Pero no habría tal candidatura para ninguno de ellos. Al menos por el momento. El Comité Directivo Estatal nombraba como “candidato de los sectores” del PRI a la Presidencia Municipal al doctor Jorge González Martínez.

El profesor Francisco Ernesto Durán, líder del sector popular del PRI fue el primero en “destapar” al precandidato. Hubo sorpresas y hasta protestas del pueblo y los simpatizantes de los otros aspirantes, porque consideraban que si bien éste era un buen líder-dirigía en ese entonces al sindicato del IMSS-, pero estaban conscientes de su escaso trabajo del PRI y consecuentemente ajeno a la política del partido.

Esta designación provocó que los tres aspirantes convocaran a los simpatizantes de cada uno de ellos, en una bodega del sector sur de la ciudad, para tomar una decisión.

Previamente, dos de los aspirantes se habían “alineado”, ya que el representante del PRI estatal, Jorge Rohana, se entrevistó con los tres para convencerlos y desistieran. Aparentemente los tres habían estado conformes.

Por este motivo, Rogelio Torres Abasta no asistió a la reunión; sus seguidores lo disculparon al manifestar que había tenido que realizar un viaje a Mazatlán, Sinaloa.

El ingeniero Mario Giner Benavente también se “disciplinó” a la decisión de la cúpula priísta y aceptó el dedazo. Meses más tarde, Mario Giner Benavente, en su calidad de Oficial Mayor del Comité Directivo Municipal del PRI, se convertiría en uno de los más grandes “acusadores” de la administración de don Lorenzo Treviño. 

Convertido en francotirador del PRI, Giner Benavente no perdían el tiempo en denostar continuamente a la nueva administración y decía que la gestión de Lorenzo Treviño era de represión y con tintes de cacicazgo.

Así que, ante el dedazo, los ojos de los simpatizantes reunidos en aquella bodega se volvieron a la figura de don Lorenzo Treviño Santos, un carismático empresario vidriero, para convencerlo que se lanzara como candidato por otro partido.

Fue el peluquero Jesús Pérez y Pérez, quien con anterioridad le había ofrecido que se afiliara a otro partido, concretamente al Partido Auténtico de la Revolución Mexicana, PARM por sus siglas.

Tras el sorpresivo destape del doctor González, había sentimientos encontrados entre priístas y no priístas: unos de desilusión y decepción y otros de esperanza. Al calor de la euforia que los invadía, aquellos simpatizantes se encaminaron a la residencia de don Lorenzo Treviño Santos para llamar telefónicamente a la maestra María Barrón de Avellano, Presidenta del Comité Directivo Estatal del Partido Auténtico de la Revolución Mexicana para que este órgano político lo registrara como candidato.

Se le puso al tanto de la situación y se estableció el compromiso que la maestra visitaría Delicias al día siguiente para conformar el Comité Directivo Municipal del PARM que dirigiría la campaña de don Lorenzo Treviño Santos.

Ésta dio inicio de inmediato. El apoyo recibido fue espontáneo por un gran sector de la población votante. También hubo ayuda económica de muchos empresarios, incluyendo a algunos de filiación priísta.

De esta manera surgió en Delicias un movimiento que sacudió la conciencia ciudadana y que se extendió a partir de 1980 a todo el país. La democratización electoral, pese al poder político y económico del PRI, iba en aumento y se consolidó en las siguientes elecciones estatales al ganar el PAN los principales municipios de la Entidad.

Este fenómeno democratizador puso al estado de Chihuahua a la vanguardia. A Chihuahua se le denominado el laboratorio electoral, pero una cosa es cierta, Delicias a partir de 1980 fue el génesis de la democracia.

 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Debe MORENA replantearse a un año del triunfo electoral el partido que quieren construir

2019-07-19 16:21:22 | Jesús C. Aguirre Maldonado

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

“Debe MORENA replantearse a un año del triunfo electoral el partido que queremos construir y frenar el embate de la derecha representada en el PRI y el PAN y acelerar el cambio del modelo económico por lo que convocamos a la militancia a tomar la conducción del Partido, elegir libremente a nuestros dirigentes, hombres y mujeres con altos valores éticos, con una trayectoria en las luchas sociales y comprometidos con la transformación social”.


    

Lo anterior fue abordado en rueda de prensa por Manuel Saldaña, consejero estatal de MORENA, quien estuvo acompañado por los militantes Efrén Bribiesca y el profesor Mario Verdugo.

Saldaña dijo que un conjunto de militantes activos de MORENA de los nueve distritos electorales federales del estado de Chihuahua, ante la inminente renovación de los órganos de gobierno de MORENA, que será el próximo mes de agosto consideran que su militancia política se remonta a más de 50 años, ya que participaron en la lucha electoral junto a AMLO.

Y fueron parte fundamental en el trabajo por la construcción política de México democrático e incluyente que nos merecemos, ya que son la militancia que sueña, lucha y no se rinde para hacer de MORENA un verdadero instrumento de lucha, apropiándose las legítimas demandas del pueblo.

Recordaron Saldaña, Bribiesca y Verdugo que el 1 de julio de 2018, se cristalizó el trabajo de los años de la lucha histórica de nuestro pueblo y conquistaron la Presidencia de la República por la vía pacífica electoral. “Considerando que hemos finalizado con el primer ciclo, MORENA debe replantearse el partido que debemos construir, reconstruir y perfeccionar con el objeto de consolidar y profundizar el triunfo electoral del 2018”, subrayó Saldaña.

Agregó: “Debemos restablecer la institucionalidad de nuestro partido plural, democrático e incluyente, abierto a la sociedad y con capacidad para realizar alianzas políticas sin hacer concesiones ideológicas, sin perder el rumbo y la conducción de nuestro partido”.

Dijo que “es urgente terminar con la división que artificialmente se ha impuesto al interior de MORENA. La unidad en la práctica, se basa en la capacidad de establecer acuerdos a partir del respeto a nuestra institucionalidad”.

Consideran confluir con el movimiento social en una relación respetuosa que permita construir la verdadera transición democrática, para hacer de nuestra patria un país más justo e igualitario.

Para ello dijeron que proponen construir un partido unido, con una militancia libre, generosa, entregada a las causas legítimas de la sociedad, que sea capaz de analizar y discutir sin limitaciones ni prejuicios y contribuir a la unidad de las fuerzas progresistas, frenar el embate de la derecha representada en el PRI y el PAN y acelerar el cambio del modelo económico.

En el próximo mes de agosto renovarán los órganos de dirección y es la oportunidad de la militancia para retomar el rumbo de MORENA.

Por ello, dijeron: “Convocamos a la militancia a tomar la conducción del Partido, elegir libremente a nuestros dirigentes, hombres y mujeres con altos valores éticos, con una trayectoria en las luchas sociales y comprometidos con la transformación social”.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn