×

Matías Almeyda no le diría que no a México

2018-07-10 08:01:28 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

El entrenador argentino Matías Almeyda aseguró que si llega la oportunidad para dirigir a la Selección Mexicana la aceptaría.


    

“Hoy soy un técnico desocupado y obviamente son sueños por cumplir, por realizar y tanto la Selección de México como la de Argentina y otras, son importantes. ¿A quién no le gustaría? ¿Quién diría que no a una propuesta así? No sería agarrarla por agarrar, sino saber el proyecto. Hay mucha gente capacitada, pero uno en esta posición y no tener trabajo, hemos empezado a escuchar diferentes propuestas para seguir trabajando”.

¿Has tenido contacto con alguien de la Federación?

“No, porque por el momento hay entrenador y no sería serio que hablaran con alguien más. Uno debe esperar al momento y si no llega, hay que esperar. Nos gusta el trabajo que hacemos. Estamos desocupados y un poco inquietos, extrañando estar ahí. Hay que seguir trabajando y hay muchas propuestas que pueden ser analizadas. Hoy disfruto mucho a mi familia, aprendiendo a vivir sin el futbol, que no es nada fácil”.

Si llegara propuesta de México y Argentina, ¿cuál elegirías?

“Tengo una opinión formada para cada una de ellas y me la reservo porque no he sido llamado por ninguna de las dos. En mi interior me gustaría una de las dos”.

¿Debe haber continuidad con Osorio?

“No soy quien lo tiene que decir, soy de los que ama los proyectos a largo plazo. Depende cómo se realice el proceso y todos los entrenadores hablamos de proyectos y hay que ver cuáles son y cómo se puede llegar. Hay que ver el proyecto para cada uno y lo que define qué tipos de proyectos quieren, son los dirigentes. Deben tener un gusto futbolístico que saben que deben ser representados por un estilo de juego. Estamos viendo que el Mundial, aquellos que han creído en este tipo de proyectos son los que están como InglaterraBélgicaFrancia… Por ahí se equivocó Alemania que ganó la Confederaciones con jóvenes y no se atrevió al cambio. Para mi modo de ver el futbol, hay estilos marcados y Argentina no sabemos qué estilo tiene porque va variando con entrenadores y formas de jugar. Italia quedó fuera, pero tiene un estilo marcado, igual que España, Inglaterra o Brasil”.

¿En México hubo un estilo?

“Ha ido variando. En los diferentes entrenadores que han pasado, con quien más lo tuvieron fue con (Ricardo) La Volpe, pero después hubo varios cambios en las eliminatorias. El estilo te permite trabajar en los clubes. Hay un corte en México. De los 17 años a los 23 se produce un corte porque la mayoría de los equipos trabaja con muchos extranjeros y eso no le permite al seleccionador elegir a cuatro o cinco jugadores por puesto. Si Argentina hubiera sido campeón del mundo hubiera tapado el sol con una moneda”.

¿Qué propuestas ha tenido?

"Hubo dos propuestas, una no llegué a un acuerdo como al Leeds, donde llegó Marcelo Bielsa y en Catar hubo mil intermediarios y ahora estoy tranquilo para ir donde deseo no en cualquier lado. Abriré una academia en Houston y mientras trabajaré ahí, no hay apuro”.

Sobre el jugador mexicano

"Tengo un gran aprecio por el futbol mexicano, pero le he agarrado un cariño especial porque me han hecho crecer como entrenador y lo he demostrado con triunfos y es gracias a los jugadores. El futbolista mexicano tiene mucha técnica y amor propio. Creo que hay que darles confianza y se hubiera animado a ser campeón del mundo, pero desde que llegué aquí se habla del quinto partido y uno no juega para eso, sino para campeonatos. El deseo de uno es ese, pero sí creo que hemos podemos cambiar esa mentalidad y en dos años y ochos meses llegamos a siete finales en Chivas y es mucho, pero se logró porque se lo propusieron. En la Selección es lo mismo, tienen buen equipo, material, buena Liga. Hay que forzar más la máquina y se puede”.

 
 

¿Te han llamado para Argentina?

¿Con los jugadores actuales se podía competir más en el Mundial?

 

“Creo que sí se puede competir, porque México debe jugar en conjunto. México no tiene individualidades que marcan diferencia. En Chivas jugamos en conjunto y le ganamos a equipos con más individualidades que las nuestras. Se puede variar, hay que ser accesible, pero claro que se puede”.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Golean al Madrid 3 a 0 en su casa en la Champions

2018-12-12 11:56:31 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

CSKA de Moscú acabó con un tibio Real Madrid.


    

En el futbol. No fue en la duela donde la rivalidad es pareja y de vez en cuando, más frecuente que no, llega a ser un motivo de disgusto para los merengues. Fue en el césped del Santiago Bernabéu, donde el conjunto ruso castigó la dejadez de los merengues con una goleada por 0-3.

El Madrid creía que nada se perdía en la derrota. Solo el honor.

Eso que a los rusos les sobró. Honor, autorrespeto y esperanza. Estaba escrito que se marchaban de Champions League, pero aún les quedaba la esperanza de quedar en tercer lugar y disputar la Europa League.

Suerte para Santiago Solari y sus hombres fue que tocó la 'matiné' de Champions League, y no fue un estadio repleto el que pitó a Isco al primer error, pues hasta la afición de precio reducido en partido de trámite se ha cansado de tanto fallo. Y le ha tocado al malagueño; el que ha copado las portadas en las últimas semanas debido a su nueva condición de suplente.

No fue, ni de lejos, el culpable del naufragio. Isco luchó. Corrió. Puso empeño en dar la vuelta a la situación. Pero Isco, siendo quien es, fue víctima de sus mañas. Quiere hacer 'magia' donde no debe, y falla de frente a la portería de manera inexplicable.

Tuvo a bien fallar una oportunidad clarísima cuando su equipo ya perdía 0-2. Su equipo en toda la extensión, puesto que el entrenador envió al escuadrón auxiliar con el que se juegan los partidos irrelevantes. Ese en que Isco y Asensio tienen la titularidad asegurada. Ese que con suficiente motivación responde para pelear oportunidades, pero que tiene un límite. Y lo ha alcanzado esta noche.

El partido bien pudo acabar al 37 con un gol que se vio venir desde que Sigurdsson recibió un pase en la media ante la mirada impasiva de Llorente para emprender la carrera hacia el área. Tenía a tres defensas cercándolo en el área, tan atentos a sus movimientos que a nadie se le ocurrió reparar en FEdor Chalov, que venía de atrás para recibir el balón y disparar a placer. Que no lo vieran los jóvenes Javi Sánchez o Jesús Vallejo, que apenas ha jugador, podría explicarse en pecado de juventud. Que no lo hiciera Marcelo, un después de que Solari le lanzara una advertencia pública, ni explicación, ni justificación.

No habían pasado cinco minutos cuando Schennikov duplicó la ventaja para el cuadro moscovita con un contrarremate al que Coutois no podía llegar después de que el belga despejara hacia delante un disparo de Mario Fernandes.

La noche se le vino encima al Madrid en ese momento. Al escarnio público al otrora ovacionado de cajón, se sumó el miedo cuando Bale, que había entrado tras el medio tiempo, recibió un duro golpe en el tobillo. El galés se espantó al grado de no querer apoyar el pie y el terror recorrió las gradas, pues dado su historial, ya lo veían fuera hasta el próximo año. No pasó a mayores. Cojeando un poco, pero se quedó en la cancha. Se dudará de su durabilidad, pero del 'commitment' jamás.

En eso estaba el Madrid, con un ojo en el eslabón más débil y otro en la puerta contraria, cuando Arnor Sigurdsson acabó de hundirlo con el 0-3 desde fuera del área y después de que el ataque ruso en pleno dejara mareada a la zaga. Y a Marcelo más que ninguno. Tan mal lo habrá visto solari, en forma y juego, que no lo dejó terminar. Apenas cayó el tercero lo sentó para mandar a Carvajal a la cancha.

Para entonces en el Bernabéu ya no quedaba más que algún despistado, la 'grada jóven' del fondo sur que no tiene permitido marcharse y los más de 1,500 rusos disfrutando una victoria. La segunda en menos de seis meses sobre el Real Madrid, ni más ni menos.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn