×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • Temporada de siega

    2018-07-01 23:22:07 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Lo que se siembra se cosecha. Lo anterior, por el resultado electoral de ayer.


        

    A nivel federal, era algo muy cantado el triunfo de AMLO.

     Su persistencia, los años sobre años de campaña, su contacto directo con la población. Su sospechosa derrota de 2006.

    Esa larga marcha hacia el poder fructificó el domingo. 

    Por otro lado, el mal gobierno de Peña Nieto. Su permisidad ante la corrupción de tanto gobernador, su alianza con los tecnócratas insensibles, su lejanía frente a casos como el de Ayotzinapan, que  terminaron sumados  a sus cuentas negras.

    La increíble invitación de Trump a Los Pinos.

    La infamante Casa Blanca. 

    La rampante inseguridad en toda la nación. 

    El indetenible narcotráfico y sus trágicas consecuencias. 

    Agregue usted lo que quiera.

    Al final, el pueblo, hastiado, harto, enojado, se vengó utilizando la herramienta del voto. 

    Lo rescatable, mejor dicho, lo formidable de la jornad: que se impuso la democracia, que no hubo ni intentos para fraguar un fraude, que  triunfaron las instituciones, que se respetó la soberana voluntad popular.

    Ahora viene lo difícil, pues la campaña para el virtual presidente fue un paseo por las nubes.

    Viene la cruda realidad: echarse sobre sus hombros un país tan desigual, donde conviven los hombre más ricos del mundo con los más miserables.

    Donde las oportunidades no son parejas.

    Donde la corrupción es endémica.

    Donde triunfa el gandalla sobre el honesto.

    Donde se coluden autoridades con delincuentes. 

    Donde muchos niños pasan hambre.

    Donde miles de  mujeres son vejadas.

    Donde se arrumba al anciano.

    Donde impera la ley del cochupo, de la mordida.

    A eso y más deberá enfrentarse el victorioso de ayer.

    Y deberá hacerlo ya, pues así como el pueblo le ha dado su confianza, así se la ha de quitar si no cumple.

    Y son tantas sus promesas, que tiempo le ha de faltar para solventar las mínimas.

    Un cosa es la tribuna, el aplauso, el grito, el calor del discurso, otra muy distinta la cruda realidad. 

    Y como solo es imposible que gobierne, antes de su toma de posesión tendrá que deslindarse de tanto oportunista que se subió a su tren, que chapulineó de otros  partidos  al olor del triunfo. 

    Entre ellos hay muchos que ni de lejos deben acompañarlo  en la gigantesca labor que le espera.

    El cedazo de la honradez, de la eficiencia, del expediente limpio, deberá aplicárseles sin cortapisas ni distingos.

    Si no, estaríamos hablando de lo mismo: del hartazgo que le dio el laurel de ayer.

    Por lo pronto, con la manifiesta posibilidad de dominar las dos cámaras del Congreso de la Unión, también deberá lidear con la tentación de convertirse en un absolutista.

    De ahí que atemperar sus ímpetus, sus ansias, su carácter, su mesianismo, son tareas impostergables.

    Por el bien de México, que se olvide del pasado, del fragor de las campañas, del lenguaje pendenciero, del “si no estás conmigo estás contra mi”.

    Que  tenga la grandeza  de convertirse en un presidente de y para todos, en un presidente que siente un precedente de honestidad, de eficiencia, de talento, de paciencia, de compasión, de tolerancia, de honrar el sitial que va a ocupar. 

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    GRANDE. BRINCO.POLLA. PIEDRAS. MEDIDO. METRO. SALUD. NEGRO.

    2018-07-19 05:55:26 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Se oyen rumores en el sentido de que un grupo de amigos cafeteros quieren sacarle provecho a su tiempo libre y planean constituirse en una fundación para aplicar varias medidas de beneficio colectivo


        

    Una de ellas, la reconstrucción y mantenimiento de las fuentes públicas que languidecen sobre la avenida Agricultura. Datan del gobierno municipal de Homero Chávez Vázquez, al que por esas obras rebautizaron como Homero Chávez Fuentes. Buen plan, recordando que así, a punta de patronatos, clubes y fundaciones, se hizo grande Delicias.  

     Los futuros funcionarios de López Obrador lo están metiendo en líos aún antes de llegar al cargo. Ya van varios. La más reciente, la próxima Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien aseguró que es muy posible que unos de los primeros pasos del gobierno entrante sea la legalización de las drogas. Más tardó en decirlo que los gringos ponerse al brinco: son los principales consumidores. A ese paso, para el 1o de diciembre el país será un polvorín de broncas.

    Luego de una rachita intensa y tupida de robos y asaltos, la calma parece que ha retornado a la city. Se habla de una polla que habrían formado algunos empresarios para colaborar en la pacificación de la plaza. Como sea, en comparación con otras poblaciones, excepto por esa racha, estamos mejor. Que así sigamos con o sin polla.

    Barrido. Así llegó el equipo jurídico de Armando Cabada a la Asamblea Municipal de Elecciones de Juárez, a interponer un recurso de impugnación por el resultado de la elección pasada, cuando después del recuento total, González Mocken le ganó por 981 votos. Quiere sacar agua de las piedras.   

    Ya cuándo. Después del desastre del día 1o, a Bazán le sale lo demócrata y emplaza al Gobernador del Estado a que convoque a una mesa de dialogo entre todas las fuerzas políticas del Estado. No lo pelarán: si no tiene autoridad moral entre los priístas, mucho menos entre la sociedad en general, que lo tiene bien medido como gandalla, corrupto y, precisamente, antidemocrático.

    En vista de que en la Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado cobran por todo, así se trate de actividades sin fines de lucro, en la Comisión de Estudios Históricos de Delicias decidieron organizar la planeada exposición pictórica de Oscar Soto en el Centro Cultural Cleofas Villegas, pues en el Mudech les tasaron a tanto más cuanto el metro cuadrado. La intención es que, además de la expo, el  talentoso maestro de La Cruz oferte algunas de sus obras para solventar los gastos de la enfermedad que lo aqueja.

    El médico urólogo de sólido prestigio en el ejercicio de su profesión y en la academia, Jesús Enrique Grajeda, sigue a la cabeza de los posibles sustitutos del actual Secretario de Salud del Gobierno del Estado. El también ex rector de la UACH tiene antecedentes deliciences: su padre residió algunos años aquí, donde ocupó varios cargos públicos, hasta que se fue a la Capital como Secretario de Gobierno.    

    En otra del tricolor, Manlio Fabio Beltrones no gana para tramitar tanto amparo, temeroso de que lo involucren con los líos de dinero público desviado al partido durante el sexenio negro. Ya trae otro en el chimeco. 

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn