×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • OJOS. MANOS. ENJUNDIA. CHUSCO. SUEÑOS. FIESTA. TORMENTO.

    2018-06-13 06:23:06 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    El ambiente en el Rotario se espesó. De pronto, de un segundo a otro, la audiencia clavó los ojos y aguzó los oídos hacia cuatro de los siete debatientes, hacia Gaby Franco, Eliseo Compeán, Yazmín Botello y Roberto González.


        

    Los otros tres, las otras tres, pasaron a simples testigos presenciales, casi a invitadas de piedra.

     Hasta ese instante, a  casi una hora de iniciado el encuentro organizado por la Asamblea Municipal del IEE entre los aspirantes a la Presidencia Municipal, había transcurrido entre el bostezo y el tedio entre los cerca de 200 asistentes.

    Poco interés les mereció los historiales de cada uno, recitado por cada uno en tono declamatorio, como si de un cuento familiar se tratara.El sonido, deficiente, tampoco ayudaba a su propósito. La raza quería acción.

     El deseo morboso de oler sangre de políticos campeó por el amplio salón de baile acondicionado para el caso, con una pantalla anunciando el tiempo que tenía cada aspirante para soltar sus rollos.

     El tedio y el bostezo súbitamente se transformaron en atención y en  ganas de que se hicieran ganas.

     Y vieran que se les cumplió el malsano deseo: Gaby, Eliseo, Yazmín y Roberto se lanzaron todos contra todos, aunque quizá lo más correcto sea decir que a momentos le echaban montón al panista, al que el faltaban manos para sacar y exhibir, sacar y exhibir cartelones y papeles para defender sus dichos y defenderse del fuego graneado de que lo hacían blanco.

     Yazmín, de Morena, quien en una obvia estrategia se identificaba por su apellido, Botello, y no por su nombre, se convirtió  en una pantera, y  utilizando sus manos cuales aspas de molino de viento para amacizar sus decires, lo acusó de esto y de aquello, ante la sonrisa complacida de su padre, quien desde la sexta fila le clavaba sus ojos amorosos y se moría de ganas de pararse a aplaudirle.

     Pero las palmas estuvieron expresamente prohibidas por los organizadores, entre ellos un joven vestido de mesero, con pantalón negro y camisa, blanca, con un chongo en la nuca, con corbata oscura y piocha recortada.

    Al avance del show también la haría de mensajero entre los asesores con sus  los candidatos, auxiliado por una chica de falda corta, pierna torneada, escote inquietante y sonrisa coqueta. Lo mejor de la tarde, a no dudar. 

    Gaby Franco no le fue a la saga. A menor volumen de voz que la morenista, pero hábil para el énfasis oportuno y el ademán femenino pero firme, también se le lanzó al cuello, ante el beneplácito del respetable, a esa altura ya francamente metido de lleno en tratraca. Contestó al tú por tú, argumentó, contra atacó, se defendió, cumplió a cabalidad, pues, con la escencia del coloquio en desarrollo: un debate es un pleito y a eso se atuvo. 

    Roberto el independiente, el único de los siete que no leyó una línea, pues todo lo llevó grabado en su disco duro, igual le entró a la tómbola contra el azul, aunque le faltó la enjundia de la vez anterior, pues no alzó la voz ni sacó toda la artillería que creíamos llevaba en el chimeco.

    Tan feroz se puso el asunto que hasta los colegas, adecuadamente ubicados en un piso a desnivel por la diligente Chata, otra de las coordinadoras, y su grupo de guapas edecanes, guardaron comedida compostura, olvidando el chacoteo que desde el inicio habían armado dos de ellos, Darío Ogaz y Elías Salas, quien de pintor que es, mutó a comunicador.

    Con la cuarteta de peleoneros dueños del escenario, las otras tres participantes, Arcelia Bojórquez, del Panal, Marlén Vidañas, del PRD, y Norma Elena Lozano, del Verde, leían sus ofertas por mero compromiso, resignadas a actuar de relleno. Si acaso, Marlén se salvó, no por sus elocuencias y propuestas, sino por su hermoso nombre.

    Aparte de lo chusco, de lo anecdótico, como cuando Compeán le dijo a Yazmín, Botella, en vez de Botello, como cuando él y Gaby se pusieron a discutir precisamente de botellas, lo serio y trascendente giró en torno a la zona metropolitana y su utilidad para Delicias, el compromiso de cuajar el viejo proyecto de dotar a la ciudad de drenaje pluvial, los proyectos de construir velatorios en colonias y barrios de la periferia, la resucitada que le dieron a la quimera del Centro de Convenciones, salvo eso, lo demás fue lo de menos.

    Que seguridad pública, desburocratizar la administración municipal, reducir el gasto corriente, atraer inversiones, portarse bien, ser honestos y angelicales, fueron lugares comunes que se repiten elección tras elección sin que se plasmen en la realidad, quedándose en sueños y falsos propósitos característicos de los debates.

    Afuera fue la fiesta, la música, el baile, la pachanga de las porras, los desfiles, los tambores, el folclor, los cánticos de victoria, el desmadre clásico del fin de estos ejercicios de nuestra democracia, en cuyo nombre tantos desmadres se cometen.

    ¿Y el debate presidencial? Por favor, nada que ver con la emoción y la garra del nuestro. Lo mismo de siempre: López Obrador y su remedio para todo, el combate a la corrupción, Anaya negando sus tranzas documentadas, Meade sin dar el estirón, el Bronco y sus zuatadas, gracias a las cuales no nos fuimos a dormir antes de que se terminara ese tercer tormento chino que nos recetaron. Afortunadamente fue el último. 

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    DEPORTISTAS. PROCEDER. ESFUERZOS. DESTELLOS. TERROR. RIGOR. $.

    2018-06-20 05:55:47 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Choco Reynosa, el gran piloto de autos, Alejandra Gaytán, la juvenil árbitro internacional de basquetbol y la softbolista Hidelisa Rodríguez forman la tripleta de atletas que el viernes recibirán un justo reconocimiento a su trayectoria por parte de Reyes Baeza, candidato del PRI al Senado de la República


        

    Ellos y 41 deportistas más, de ayer y de hoy, serán homenajeados durante un acto a celebrase a los doce del día, como parte de la última gira proselitista que el ex Gobernador lleve a cabo en su tierra. Se terminan las campañas.  

    El manifiesto de Javier Corral vs la pérfida política migratoria de Trump es el primer toque de protesta de un gobernador al respecto. Así como en otras ocasiones criticamos algunas acciones del Gobernador, en ésta ponderamos su proceder. Que le siga.

    El que también le saca jugo al otro tiempo que le queda para conquistar el voto ciudadano es Mario Mata, quien busca la diputación federal por el Quinto Distrito. Ayer grabó un video y tuvo una entrevista con un diario impreso local.Postreros esfuerzos por ganar una curul. 

    Cuestiones culturales. Un  grupo de mexicanos ebrios de victoria y licor quemaron una bandera alemana en Moscú. Los aficionados  japoneses limpiaron  el estadio donde jugó su selección. Un encuerado que perdió una apuesta corrió por la calle 3a. Desfiguros y destellos del Mundial.

    Cómo andan las cosas. La ejecución llevada a cabo ayer en la Plaza de Armas de Juárez, enfrente de la catedral y ante decenas de testigos, revela el grado de violencia e impunidad que campea en esa frontera. Terror.

    Nada para nadie. Así dicen algunos que está la elección local, basándose en percepciones, en voces escuchadas, en lo visto respecto a despliegues propagandísticos, en deseos y simpatías, inclusive. En eso y más, menos en encuestas en forma y de científico rigor. Para tener en la mano los pelos de la burra hace falta un ejercicio profesional, no sondeos rancheros y facebuqueros, no chismes y conveniencias. Lo mejor, pues, esperar el mero día. 

    Y salió Padrés a ver el mundial a gusto. El ex gobernador de Sonora acusado de raterías de altos vuelos ya recobró su libertad. En México todo es posible.$. 

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn