×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • OJOS. MANOS. ENJUNDIA. CHUSCO. SUEÑOS. FIESTA. TORMENTO.

    2018-06-13 06:23:06 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    El ambiente en el Rotario se espesó. De pronto, de un segundo a otro, la audiencia clavó los ojos y aguzó los oídos hacia cuatro de los siete debatientes, hacia Gaby Franco, Eliseo Compeán, Yazmín Botello y Roberto González.


        

    Los otros tres, las otras tres, pasaron a simples testigos presenciales, casi a invitadas de piedra.

     Hasta ese instante, a  casi una hora de iniciado el encuentro organizado por la Asamblea Municipal del IEE entre los aspirantes a la Presidencia Municipal, había transcurrido entre el bostezo y el tedio entre los cerca de 200 asistentes.

    Poco interés les mereció los historiales de cada uno, recitado por cada uno en tono declamatorio, como si de un cuento familiar se tratara.El sonido, deficiente, tampoco ayudaba a su propósito. La raza quería acción.

     El deseo morboso de oler sangre de políticos campeó por el amplio salón de baile acondicionado para el caso, con una pantalla anunciando el tiempo que tenía cada aspirante para soltar sus rollos.

     El tedio y el bostezo súbitamente se transformaron en atención y en  ganas de que se hicieran ganas.

     Y vieran que se les cumplió el malsano deseo: Gaby, Eliseo, Yazmín y Roberto se lanzaron todos contra todos, aunque quizá lo más correcto sea decir que a momentos le echaban montón al panista, al que el faltaban manos para sacar y exhibir, sacar y exhibir cartelones y papeles para defender sus dichos y defenderse del fuego graneado de que lo hacían blanco.

     Yazmín, de Morena, quien en una obvia estrategia se identificaba por su apellido, Botello, y no por su nombre, se convirtió  en una pantera, y  utilizando sus manos cuales aspas de molino de viento para amacizar sus decires, lo acusó de esto y de aquello, ante la sonrisa complacida de su padre, quien desde la sexta fila le clavaba sus ojos amorosos y se moría de ganas de pararse a aplaudirle.

     Pero las palmas estuvieron expresamente prohibidas por los organizadores, entre ellos un joven vestido de mesero, con pantalón negro y camisa, blanca, con un chongo en la nuca, con corbata oscura y piocha recortada.

    Al avance del show también la haría de mensajero entre los asesores con sus  los candidatos, auxiliado por una chica de falda corta, pierna torneada, escote inquietante y sonrisa coqueta. Lo mejor de la tarde, a no dudar. 

    Gaby Franco no le fue a la saga. A menor volumen de voz que la morenista, pero hábil para el énfasis oportuno y el ademán femenino pero firme, también se le lanzó al cuello, ante el beneplácito del respetable, a esa altura ya francamente metido de lleno en tratraca. Contestó al tú por tú, argumentó, contra atacó, se defendió, cumplió a cabalidad, pues, con la escencia del coloquio en desarrollo: un debate es un pleito y a eso se atuvo. 

    Roberto el independiente, el único de los siete que no leyó una línea, pues todo lo llevó grabado en su disco duro, igual le entró a la tómbola contra el azul, aunque le faltó la enjundia de la vez anterior, pues no alzó la voz ni sacó toda la artillería que creíamos llevaba en el chimeco.

    Tan feroz se puso el asunto que hasta los colegas, adecuadamente ubicados en un piso a desnivel por la diligente Chata, otra de las coordinadoras, y su grupo de guapas edecanes, guardaron comedida compostura, olvidando el chacoteo que desde el inicio habían armado dos de ellos, Darío Ogaz y Elías Salas, quien de pintor que es, mutó a comunicador.

    Con la cuarteta de peleoneros dueños del escenario, las otras tres participantes, Arcelia Bojórquez, del Panal, Marlén Vidañas, del PRD, y Norma Elena Lozano, del Verde, leían sus ofertas por mero compromiso, resignadas a actuar de relleno. Si acaso, Marlén se salvó, no por sus elocuencias y propuestas, sino por su hermoso nombre.

    Aparte de lo chusco, de lo anecdótico, como cuando Compeán le dijo a Yazmín, Botella, en vez de Botello, como cuando él y Gaby se pusieron a discutir precisamente de botellas, lo serio y trascendente giró en torno a la zona metropolitana y su utilidad para Delicias, el compromiso de cuajar el viejo proyecto de dotar a la ciudad de drenaje pluvial, los proyectos de construir velatorios en colonias y barrios de la periferia, la resucitada que le dieron a la quimera del Centro de Convenciones, salvo eso, lo demás fue lo de menos.

    Que seguridad pública, desburocratizar la administración municipal, reducir el gasto corriente, atraer inversiones, portarse bien, ser honestos y angelicales, fueron lugares comunes que se repiten elección tras elección sin que se plasmen en la realidad, quedándose en sueños y falsos propósitos característicos de los debates.

    Afuera fue la fiesta, la música, el baile, la pachanga de las porras, los desfiles, los tambores, el folclor, los cánticos de victoria, el desmadre clásico del fin de estos ejercicios de nuestra democracia, en cuyo nombre tantos desmadres se cometen.

    ¿Y el debate presidencial? Por favor, nada que ver con la emoción y la garra del nuestro. Lo mismo de siempre: López Obrador y su remedio para todo, el combate a la corrupción, Anaya negando sus tranzas documentadas, Meade sin dar el estirón, el Bronco y sus zuatadas, gracias a las cuales no nos fuimos a dormir antes de que se terminara ese tercer tormento chino que nos recetaron. Afortunadamente fue el último. 

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    FILTRO. AMIGOS.ALIANZAS. IGLESIA. NUEZA. BLANDENGUE.NARANJAS.

    2018-08-16 22:47:07 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    La sicosis nacional del supuesto robo de niños llegó a Delicias. No hay esquina de la ciudad donde no se hable del tema, sin que afortunadamente se haya registrado un solo caso.Como usted ha de suponer, las inefables redes sociales son las principales transmisoras del rumor


        

    Como un gran segmento de la población cree en ellas a pie juntillas, todo los que lee lo da por cierto.No existe, por desgracia, filtro alguno para detener y menos sancionar estos chismes, como bien los calificó la alcaldesa Maru Campos.

    Por casualidades de la vida, varios de los futuros secretarios de estado nombrados con tanta antelación por AMLO, son conocidos o amigos de Javier Corral.Los ha tratado  sus andares por los pasillos y vericuetos de la política, a unos en el PAN, como a Olga Sánchez Cordero, a otros en las grillas parlamentarias de oposición, como a Manuel Bartlett, quien no sabrá ni colocar ni un diablito pero será el Director de la CFE, como en su tiempo no sabía Enrique Ochoa.Esas relaciones, bien aprovechadas, serán benéficas para Chihuahua a la hora de la gestión de programas y recursos. 

    Ya para salir, le siguen tupiendo al todavía diputado local Israel Fierro, quien durante el tiempo que fungió como tal no hizo nada por Delicias, o si lo hizo no lo dio a conocer, lo que para efectos de percepción pública, viene siendo lo mismo. Le tunden duro por su evidente complacencia hacia las alianzas con el gobierno, negando su calidad de legislador de oposición. Desde luego no es ni será el último que obre así, o a la mejor en su caso sí: su partido desapareció. 

    En otra de AMLO, los foros sobre pacificación, perdón y olvido, continúan en varias partes de la República, sin que se conozca algo diferente a lo tratado en ciudad Juárez. Bueno, sí hay algo nuevo: hasta la iglesia católica se pronuncia contra el perdón por el perdón mismo. Para que algo así suceda, siendo como es el perdón  parte fundamental de su doctrina, quiere decir que el asunto no tendrá buen final.Lo anterior, recordando una frase de Cervantes, aquélla que dice : “Con la iglesia hemos topado, Sancho”. Porque para grilla, la de las sotanas.

    Después de 17 días de la Feria Regional, de los gastos de las inscripciones escolares y del bajo precio de la cebolla, los chiles y las sandías, la economía local está deprimida. El comercio pasa por días difíciles, lo mismo que los servicios, la construcción y otras actividades que sostienen la vida productiva de la región.La cosecha de la nuez, que parece que viene bien, es la siguiente expectativa de reactivación. Dios aprieta pero no ahorca. 

    Buena faena la de la Policía Estatal al aprehender tan rápido al presunto asesino de la señora balanceada ayer cerca de la Puerta de Chihuahua, donde también fue herida su hijita. Esperamos que, aún comprobándose su culpa, al rato no ande en las mismas gracias a algún juez blandengue o corrupto. Eso desanima a las corporaciones policías y desprestigia más la de por sí desprestigiada justicia.

    El lunes que viene será nuestra próxima cita en este su espacio grillo.Dios no ha de dar licencia.En tanto, hablando de economías,  obre en consecuencia y no gaste lo que no gana.El Recuerde que Slim y otros fueron emprendedores  ahorradores que, habiendo empezado, digamos, vendiendo naranjas en la banqueta, al paso del tiempo llegaron a donde llegaron. Claro, después de sacarse la lotería. Si no todavía estarían ahí.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn