×

Sufre pánico escénico y su padre se convierte en un héroe bailarín

2018-06-10 16:36:30 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

El video de este valiente y encantador papá es lo mejor que verás el fin de semana.


    

Marc Daniels, es un orgulloso padre de tres y la semana se convirtió en un héroe con un sencilla acción que seguro todos los que la presenciaronrecordarán para siempre. 

Este padre hizo un gran papel durante un recital de ballet en la que su pequeña hija participaba pero al entrar al escenario sufrió de ataque de pánico que la llevó hasta el llanto y le impedía bailar la coreografía. 

Al ver lo que sucedía, Marc corre al escenario con otra de sus hijas en brazos y se une a la fila de niñas para ejecutar perfectamente la coreografía. 

El público se emociona al ver la tierna escena y hacen una conmovida ovación mientras la música termina. 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Mexicano cierra su bar en Rusia por tener 'demasiadas fiestas'

2019-01-19 18:21:16 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Carlos Rocka, un mexicano de 29 años, llegó a Rusia en junio del año pasado para asistir al Mundial y se quedó en el país para abrir su propio negocio.


    

Carlos Rocka vino a Rusia acompañado por su novia, Thaylin Méndez, en junio del año pasado y en noviembre inauguró su bar en Ekaterimburgo. Aunque la verdad es que este ya es el segundo local que abre en los Urales: su primer intento no tuvo éxito y solo estuvo abierto un mes.

Según Carlos ha contado a Nasha Gazeta, tuvieron que cerrar el primer bar debido a quejas de vecinos y restaurantes locales.

“Las fiestas duraban hasta el amanecer e incluso hasta la tarde del día siguiente, todo con ruido y júbilo, y no todo el mundo estaba contento con esto”, dijo Carlos al medio ruso.

En la aventura de abrir su propio negocio en Rusia, Carlos tuvo como cómplices a su novia y dos amigos latinoamericanos, Patricio, de Ecuador, que estudia medicina en Ekaterimburgo, y Paul, de México.

Después del primer fracaso, los amigos decidieron unirse a socios rusos y abrieron el bar Viva México a finales de noviembre. Según cuentaa Nasha Gazeta, Carlos, que trabaja para una empresa de telecomunicaciones mexicana, invirtió 2 millones de rublos en su nuevo proyecto. De momento no lo ha rentabilizado, pero el joven no desespera:

“En Ekaterimburgo faltan locales latinos, donde suene nuestra música y sirvan nuestras bebidas. Los rusos no saben divertirse, son gente demasiado conservadora”, asegura Carlos.

La idea de Carlos es darle un fuerte toque latino a su local: en este preparan burritos, quesadillas y los DJs ponen música latina. Además, el mexicano no descarta abrir locales similares en Rostov, Samara e Ivánovo.

Hasta finales de 2018 Carlos se encontraba en Rusia como turista, pero ya inició los trámites para legalizar su estancia en el país eslavo. Dice que el frío y el invierno ruso no le asustan, de hecho, está convencido de que los rusos pasarían más frío en el norte de México:

“Allí hace frío, hace viento y hay mucha criminalidad”.

 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn