×

8 cosas con las que Meghan Markle homenajeó a la princesa Diana en su boda

2018-05-23 11:18:50 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

El ramo, las palabras y el anillo hicieron alusión a Lady Di. Meghan Markle sabe lo importante que sigue siendo la princesa en la vida de su ahora esposo y en la cotidianidad de Inglaterra.


    

«Adiós, rosa de Inglaterra, tu vela se pagó mucho antes que tu leyenda»... cantó Elton John tocando el piano en el Palacio de Saint James mientras el lugar esperaba pacientemente la llegada de la mujer más querida de Inglaterra: Lady Di. Pero ella no llegaría con su enorme y cálida sonrisa como siempre lo hacía, tampoco arribaría saludando gentilmente ni mucho menos andando en sus bellos tacones. En esa ocasión llegó dentro de un féretro custodiado por sus hijos, su exesposo el príncipe Carlos y otros miembros de la realeza europea.

En el ambiente había tristeza, sorpresa y un trago amargo. Sin embargo, 20 años después Diana estaría, de nueva cuenta, presente en un evento de gran magnitud como lo fue su funeral: la boda de su hijo menor, el príncipe Harry, con Meghan Markle.

La celebración que significó el casamiento del menor de los hijos de la princesa, fue también una oportunidad para recordar el legado de Diana, la dama más querida de todas, aquella que sentó las bases para que las mujeres de la realeza fueran humildes, sencillas, amorosas y sobretodo, carismáticas. Es por ello que Meghan Markle, la brillante novia decidió homenajear a la princesa del pueblo —como solían llamarle a Lady Di— en varios momentos y detalles de la boda más esperada del 2018

Rosas blancas y nomeolvides en el bouquet

Lady Di amaba las flores. No había una que le pareciera desagradable; sin embargo, sus favoritas eran las llamadas "nomeolvides" y las rosas blancas. Mismas que fueron las protagonistas en los adornos florales de la boda del año. No obstante, Philippa Cradock, la florista encargada de diseñar el ramo y los adornos aseguró que Harry, como buen conocedor de los gustos de su futura esposa y los de su madre, cortó algunas nomeolvides de su propio jardín y pidió que las anexaran al ramo de peonias y rosas, otras que Diana amaba y que al parecer, Meghan disfruta.

Diamantes en el anillo de compromiso

Aunque no lo llevó el día de la boda, es también un gran detalle que Meghan ha sabido apreciar. La pieza central es un diamante de Botswana, lugar en donde nació el amor entre el príncipe y la exactriz. Pero si hay algo mucho más llamativo, son los dos pequeños —pero no menos insignificantes— diamantes que abrazan la piedra central puesto que pertenecen a la colección privada de Lady Di y según declaraciones de Markle, el propio Harry lo diseñó.

Joyería

Como todo enlace matrimonial, uno de los momentos más esperados es la recepción. La realeza no está exenta de esto y tanto Meghan como Harry pretendían disfrutarla al máximo, por lo que, después de cambiar sus atuendos de nupcias por unos más cómodos, a la —ahora— duquesa de Sussex se le vio saliendo rumbo a la fiesta con un vestido de corte halter que no resaltaba más que un anillo de aguamarina que perteneciera a Diana de Gales y que se compró ella misma luego del divorcio de Carlos, por lo que significa mucho más, ya que no es una joya real.

El velo fue tan largo como el de Diana

En 1981, cuando Lady Di contrajo nupcias, su velo era tan largo que sus pajes caminaban bastante atrás sosteniendo la tela que colgaba de su cabeza. El de Meghan, fue, de igual manera, sumamente largo; no obstante, midió apenas dos metros menos que el de Diana. El velo de organza de Markle lucía tan blanco como su vestido, pero era un tanto más transparente y escondía un pequeño secreto: tenía bordadas varias flores que simbolizan los 53 países que forman parte la Commonwealth.

Camino con Carlos

Aunque Lady Di lo hizo, evidentemente, al salir de la iglesia, Meghan caminó con el príncipe Carlos antes de llegar al altar con Harry, ya que su padre no estuvo presente en la ceremonia. A decir verdad, ambas lucieron contentas caminando del brazo del príncipe y aunque no es una acción muy sobresaliente o que rinda en verdad un homenaje a la fallecida Lady Di, la coincidencia fue retomada por algunos medios de comunicación.

Se negó a obedecer

En los votos matrimoniales, la novia debía decir que «obedecería a su esposo», pero antes de que la boda se llevara a cabo, ella hizo el anuncio de que no pronunciaría las palabras puesto que es una afirmación retrógrada y que no tenía nada que ver son sus principios y creencias, ya que es feminista. Así que, al igual que Kate Middleton y Diana de Gales, Megan no obedecerá a Harry, sino que será su compañera y caminarán hombro con hombro.

El peinado

Diana siempre se caracterizó por llevar el pelo corto y de un rubio brillante, ella y su hairstyle rompieron el protocolo de la realeza que se caracterizaba por peinados medios y excesivamente arreglados. Megan, al igual que la mamá de Harry rompió el protocolo llevando un largo (más que Kate) pelo castaño que recogió en un bun bajo durante la boda y en la recepción prefirió llevarlo más alto y un tanto suelto.

Los arreglos

Los adornos que Meghan y Harry eligieron para la ceremonia llevaban las flores favoritas de Diana Spencer y fueron en tonos blancos, mismos que predominaron en toda la recepción. Si a esto le sumamos la presencia de Elton John y la genuina emoción de Meghan ante su voz, por ejemplo, tenemos como resultado una boda inspirada en la princesa Diana y en una Meghan Markle complacida en homenajear a la difunta princesa.

La presencia de Diana Spencer fue de lo más importante en la boda real. Aunque Meghan y Harry deslumbraron a todos con su belleza, con el amor que se les notaba a leguas y con toda la parafernalia que hubo alrededor de su casamiento. Pero Diana siempre estuvo ahí, simbólicamente. Lady Di fue y siempre será la verdadera princesa de Inglaterra.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Cinco veces que Jorge Ramos incomodó a políticos

2019-02-26 11:57:43 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

El periodista es conocido por su estilo de hacer preguntas directas e incómodas, aunque nunca había sido detenido por hacerlo.


    

Jorge Ramos, presentador mexicano de la cadena estadounidense de televisión en español Univision,  fue detenido cuando entrevistaba al mandatario Nicolás Maduro.

Según narró Ramos, él y sus colaboradores fueron detenidos en el residencia presidencial tras una entrevista con Maduro, quien se molestó por las preguntas sobre falta de democracia, presos políticos y fraudes electorales, según relató en entrevista televisiva en el noticiario “En Punto”.

Sin embargo, apuntó, lo que más molestó al mandatario fue un video que le mostró en el que un grupo de ciudadanos venezolanos recogen alimentos de un camión de basura.

Tras esto, Maduro abandonó la conversación. Y la policía política venezolana confiscó todos sus aparatos electrónicos y los aisló, para después pedirles las contraseñas de sus celulares y borrar la información de todos sus equipos

A pesar de que una de las características de Ramos es cuán directas son sus preguntas, nunca lo habían detenido por cuestionar a algún político.

Te presentamos 5 momentos en los que el periodista hizo preguntas incómodas a políticos mexicanos y extranjeros.

Peña Nieto

Ramos tuvo la oportunidad de entrevistar dos veces al expresidente Peña Nieto, en ambas ocasiones le preguntó sobre cuánto dinero tiene y la muerte de su esposa.

 

 

Carlos Salinas de Gortari

En dos ocasiones, Ramos le preguntó sobre si se había cometido fraude en las elecciones presidenciales de 1988.

AMLO

Jorge Ramos le pregunta si EPN y Angélica Rivera habían cometido actos de corrupción. AMLO responde que sí, pero que el no ordenaría que fueran investigados.

Fidel Castro

Una de las entrevistas más pequeñas de Jorge Ramos, donde le pregunta si habría un plebiscito.

Donald Trump

Luego de ser expulsado de la sala de prensa, Ramos pone en entredicho el plan migratorio de Donald Trump.

Forbes México

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn