×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • Bebé prematuro fue decapitado por error de doctora

    2018-05-12 10:05:52 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Reino Unido.- Un bebé prematuro murió decapitado cuando la doctora decidió sacarlo del útero de la madre mientras su cabeza estaba enganchada al cordón umbilical. La madre tuvo que ser intervenida de urgencia por cesárea para sacar la cabeza del pequeño de su cuerpo.


        

    La doctora Vaishnavy Laxman, de 41 años, enfrenta juicio por malas prácticas. La especialista podría perder su licencia. Laxman lleva suspendida desde aquel momento.

     

    El estremecedor suceso ocurrió en 2014 cuando la madre de 30 años y embarazada de 25 semanas, acudió al Hospital de Ninewells en Escocia con fuertes dolores estomacales. Se suponía que a la mujer debían someterla a una cesárea de urgencia para sacar el feto. Sin embargo, la doctora se empeñó en realizar un parto natural.

     

    La mujer que ni siquiera se encontraba en parto activo fue obligada a empujar. El bebé, que venía de pies, tenía el cordón alrededor del cuello y, cuando la doctora fue a tirar de los pies para sacarlo el bebé fue decapitado quedándose su cabeza en el interior de la madre. 

     

    Dos médicos de otro equipo intervinieron de urgencia a la mujer que no se enteró de lo que había ocurrido hasta mucho tiempo después. Los doctores cosieron la cabeza del pequeño al cuerpo para que la madre pudiera despedirse. 

     

    Juicio sigue en marcha

     

    Según reportó The Mirror, en el Tribunal de Servicios para Practicantes Médicos en Manchester, la madre se enfrentó a Laxman en un angustioso intercambio al otro lado de la sala. “No te perdono, no lo hago…”, dijo la madre mientras la doctora miraba al piso, de acuerdo con el informe del medio. En ese foro, se realiza el juicio desde el 9 de mayo.

     

    Como parte de los procesos, se expuso también que a la paciente no le fue admisnistrada ninguna droga para calmar su dolor durante el parto.

     

    La doctora niega haber contribuido a la muerte del feto.

     

     

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Las víctimas de curas violadores de niños hablan: “Me eligieron porque no tenía padre”, recuerda Robert de 81 años

    2018-08-17 09:31:34 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Son más de mil los casos denunciados de niños que sufrieron durante décadas abusos sexuales en Pensilvania, Estados Unidos, por parte de sacerdotes de la Iglesia católica, pero se estima que el número de víctimas es mucho mayor, de acuerdo con la investigación de autoridades estadounidenses sobre las agresiones sexuales de religiosos.


        

    Robert Corby, de 83 años de edad, finalmente decidió hablar sobre la violencia sexual de la que fue víctima en su niñez. “Me eligieron porque era huérfano de padre”, señala su testimonio, revelado por la Procuraduría de Pensilvania, en el que describe los severos daños que acarreó durante su vida adulta tras la agresión sexual.

    “Fui muy poco cariñoso […] no podía cargar o abrazar a mis hijos”, lamenta Corby, que se caracteriza a sí mismo como un “sobreviviente”. “No podía mostrar ningún afecto hacia mi esposa […] el sacerdote me lo quitó”, añadió.

    “No tenía ningún deseo de tener hijos, ninguno, por causa de eso”, señala por su parte Sean Dougherty, de 48 años, quien afirma sentirse todavía hoy “absolutamente destruido”. “Te preparan para que te acostumbres a las manos de un hombre adulto […] Cuando tienes al sacerdote tocándote todos los días, ese es un recuerdo difícil de sobrellevar”, aseveró.

    “Nos enseñaron que los sacerdotes y las monjas eran Dios”, añade Dougherty.

    Dougherty lamenta que esa imagen “nunca desaparezca”. “El primer pensamiento que tienes en tu vida acerca de una erección es por medio de las manos de un sacerdote […] Nos llaman sobrevivientes por una razón”, lamenta.

    En ello coincide Carolyn Fortney, de 37 años de edad,  quien experimentó esta violencia desde que tenía 18 meses de edad. “Estaba en pañales […] y corrí directo hacia él”, señaló la víctima, y precisó que desde ese momento el sacerdote “siempre tenía sus manos sobre mí”.

    “Sólo pensar en la palabra ‘Dios’ me hace pensar en él […] Siento que toda mi vida ha sido una mentira”, expresó Carolyn Fortney. “Sientes mucha soledad, especialmente cuando es tu palabra contra la de Dios”, añadió, y señaló que hasta el día de hoy los abusos no le han permitido sentirse cómoda en las relaciones sentimentales.

    “Que un sacerdote en 1948 o 1947 abusara de uno o hiciera algo más… ¿quién me lo hubiera creído? Nunca se habría oído hablar de tal cosa, porque lo ocultaron”, condenó Corby.

    “Esto no es una venganza contra la Iglesia”, aclaró Dougherty, “[pero] tienen que rendir cuentas por lo que hicieron”.

    Un informe de la Fiscalía General de Pensilvania describe los abusos que alrededor de 300 sacerdotes cometieron contra más de mil niños en las diferentes diócesis de ese estado y contiene relatos detallados de algunos casos.

    Ese texto contiene más de mil 300 páginas y se basa en la revisión de medio millón de documentos internos de diferentes diócesis que “contienen alegaciones creíbles” contra los sacerdotes acusados.

    Por ejemplo, un religioso habría violado a una niña de siete años cuando la visitó en el hospital después de una operación de amígdalas, mientras que otro habría obligado a un niño de nueve años a mantener relaciones sexuales de tipo oral y, después, le habría enjuagado la boca con agua bendita.

    Vía RT/SinEmbargo

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn