×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • Este científico tiene 104 años y mañana se someterá a eutanasia

    2018-05-09 13:16:40 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    David Goodall, un científico australiano de 104 años de edad, morirá este jueves en Suiza mediante la eutanasia, una práctica legal en el país europeo


        

    ZÚRICH.

    David Goodall tiene 104 años, es científico y ha decidido poner fin a su vida este jueves mediante la eutanasia.

     

    Científico de 104 años se someterá a eutanasia en Suiza
     

    Goodall, de nacionalidad australiana, viajó a Suiza para cumplir con su última voluntad, ya que la ley de suicidio asistido de la nación europea le permitirá quitarse la vida legalmente, a diferencia de su país, donde las normas lo prohíben.

    Uno debería ser libre de elegir la muerte, cuando la muerte es en un momento adecuado", declaró Goodall, miembro de la Orden de Australia, al responder preguntas a periodistas en la ciudad de Basilea.

    Durante la rueda de prensa, Goodall portaba en sus ropas la inscripción ‘Envejecer Penosamente’.

    Mis capacidades han estado en declive durante el último año o dos; mi vista, en los últimos seis años. Ya no quiero continuar la vida. Estoy feliz de tener la oportunidad de terminarla mañana", agregó.

     

    Científico de 104 años se someterá a eutanasia en Suiza
     

    El hombre centenario dijo que el procedimiento será mediante una inyección letal, pero desconoce el tiempo y el resto de los detalles.

    Es mi propia decisión terminar mi vida mañana (...) Hay muchas cosas que me gustaría hacer, pero es demasiado tarde. Estoy contento de dejarlas inconclusas", señaló Goodall.

    En Suiza, el suicidio asistido es legal desde los años 40, si lo realiza alguien sin interés directo en la muerte.

    Su familia presenciará su muerte.

    Holanda legalizó la eutanasia en 2002 para pacientes que sufren un dolor insoportable sin cura.

     

    Científico de 104 años se someterá a eutanasia en Suiza

    Australia prohíbe la práctica, aunque el estado de Victoria fue el primero en aprobar un proyecto que la permitirá desde 2019 para los pacientes terminales.

    Goodall nació en Londres en 1914 y se mudó a Australia en 1948, donde trabajó en la Universidad de Melbourne.

    También tuvo empleos en su país natal y ocupó puestos académicos en Estados Unidos.

    Durante la charla ante la prensa, en la que fue evidente que a Goodal le costaba escuchar algunas preguntas, prefirió no entrar en detalles sobre su última comida y comentó que no había pensando en música para acompañar su muerte, aunque agregó que sería lindo escuchar la Novena Sinfonía de Beethoven antes de cantar algunas líneas.

     

    Científico de 104 años se someterá a eutanasia en Suiza

     

     

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Las víctimas de curas violadores de niños hablan: “Me eligieron porque no tenía padre”, recuerda Robert de 81 años

    2018-08-17 09:31:34 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Son más de mil los casos denunciados de niños que sufrieron durante décadas abusos sexuales en Pensilvania, Estados Unidos, por parte de sacerdotes de la Iglesia católica, pero se estima que el número de víctimas es mucho mayor, de acuerdo con la investigación de autoridades estadounidenses sobre las agresiones sexuales de religiosos.


        

    Robert Corby, de 83 años de edad, finalmente decidió hablar sobre la violencia sexual de la que fue víctima en su niñez. “Me eligieron porque era huérfano de padre”, señala su testimonio, revelado por la Procuraduría de Pensilvania, en el que describe los severos daños que acarreó durante su vida adulta tras la agresión sexual.

    “Fui muy poco cariñoso […] no podía cargar o abrazar a mis hijos”, lamenta Corby, que se caracteriza a sí mismo como un “sobreviviente”. “No podía mostrar ningún afecto hacia mi esposa […] el sacerdote me lo quitó”, añadió.

    “No tenía ningún deseo de tener hijos, ninguno, por causa de eso”, señala por su parte Sean Dougherty, de 48 años, quien afirma sentirse todavía hoy “absolutamente destruido”. “Te preparan para que te acostumbres a las manos de un hombre adulto […] Cuando tienes al sacerdote tocándote todos los días, ese es un recuerdo difícil de sobrellevar”, aseveró.

    “Nos enseñaron que los sacerdotes y las monjas eran Dios”, añade Dougherty.

    Dougherty lamenta que esa imagen “nunca desaparezca”. “El primer pensamiento que tienes en tu vida acerca de una erección es por medio de las manos de un sacerdote […] Nos llaman sobrevivientes por una razón”, lamenta.

    En ello coincide Carolyn Fortney, de 37 años de edad,  quien experimentó esta violencia desde que tenía 18 meses de edad. “Estaba en pañales […] y corrí directo hacia él”, señaló la víctima, y precisó que desde ese momento el sacerdote “siempre tenía sus manos sobre mí”.

    “Sólo pensar en la palabra ‘Dios’ me hace pensar en él […] Siento que toda mi vida ha sido una mentira”, expresó Carolyn Fortney. “Sientes mucha soledad, especialmente cuando es tu palabra contra la de Dios”, añadió, y señaló que hasta el día de hoy los abusos no le han permitido sentirse cómoda en las relaciones sentimentales.

    “Que un sacerdote en 1948 o 1947 abusara de uno o hiciera algo más… ¿quién me lo hubiera creído? Nunca se habría oído hablar de tal cosa, porque lo ocultaron”, condenó Corby.

    “Esto no es una venganza contra la Iglesia”, aclaró Dougherty, “[pero] tienen que rendir cuentas por lo que hicieron”.

    Un informe de la Fiscalía General de Pensilvania describe los abusos que alrededor de 300 sacerdotes cometieron contra más de mil niños en las diferentes diócesis de ese estado y contiene relatos detallados de algunos casos.

    Ese texto contiene más de mil 300 páginas y se basa en la revisión de medio millón de documentos internos de diferentes diócesis que “contienen alegaciones creíbles” contra los sacerdotes acusados.

    Por ejemplo, un religioso habría violado a una niña de siete años cuando la visitó en el hospital después de una operación de amígdalas, mientras que otro habría obligado a un niño de nueve años a mantener relaciones sexuales de tipo oral y, después, le habría enjuagado la boca con agua bendita.

    Vía RT/SinEmbargo

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn