×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO

  • Los ojos del mundo

    2018-03-16 10:07:41 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Se practican actos de tortura, pero en casos excepcionales. O sea, sí, pero no siempre. De esta manera respondió la PGR a los señalamientos de la ONU sobre el caso Ayotzinapa. Lo informado por la organización fue gravísimo. La respuesta de las autoridades todavía peor.


        

    Hace un par de días, en Ginebra se escuchó esto en el Foro Internacional de Derechos Humanos: “La comunidad internacional no puede permitir que en México las víctimas de violaciones a derechos humanos sigan en aumento ni que se siga acallando la libertad de expresión y la defensa de los derechos humanos (...) A consecuencia de la guerra contra el narco, las mayores violaciones de los derechos humanos se han cometido, incluyendo crímenes contra la humanidad, en nombre de la seguridad...”, lo dijo Gael García, el actor mexicano que desde hace varios años es activista en cuestiones de Derechos Humanos. Tras su participación en este foro, le pidió a la ONU, a través de su Consejo de Derechos Humanos, intervenir en nuestro país para la creación de un mecanismo contra la impunidad, una manera de evitar que se cometan crímenes, como los revelados sobre la investigación del caso Ayotzinapa, que poco abonan al fortalecimiento del Estado de derecho y la construcción de las instituciones que se encargan de impartir justicia en nuestro país.

     

    No es la primera vez que organizaciones internacionales hacen señalamientos sobre lo que sucede en México, estos grupos han trabajado sobre nuestro país para alertar de esos pendientes que, ante la falta de autocrítica, las autoridades no atienden. Son torturas, ejecuciones extrajudiciales, detenciones, desaparecidos. Todo eso ocurre, lo sabemos. Y además de sus consecuencias en términos de justicia y derechos humanos, todo ello afecta otros sectores de la estructura del Estado. Si a las instituciones federales les cuesta trabajo mirarse en el espejo, las organizaciones han provocado que nosotros lo hagamos a través de ellas.

     

    En Eslovaquia, el primer ministro y su gabinete renunciaron tras una serie de protestas en las calles. La razón: el asesinato de un periodista. La gente salió, más de 100 mil, y pidió una reacción a su gobierno. Jan Kuciak investigaba supuestos nexos entre el crimen organizado y personajes de la esfera política en aquel país. El periodista tenía 27 años, fue ejecutado junto a su novia. Activistas y ciudadanos han convocado a una nueva manifestación para el día de hoy. Si bien las renuncias son un primer paso, lo que los ciudadanos esperan es que haya justicia y se esclarezca el crimen. Eso pasa a miles de kilómetros de aquí, donde en los últimos seis años han muerto al menos 40 periodistas y donde la PGR acepta tortura en algunos detenidos. Casos excepcionales, dijo.

     

    Hace unos días, la OCDE fue optimista con nuestro país. Mejoró su pronóstico de crecimiento del PIB para este año, del 2.2% pensado en noviembre pasado, a 2.5%; 2.8% para 2019. Aún con lo incierto de la renegociación del TLCAN, México puede crecer, pero crecería aún más si las condiciones de seguridad, derechos humanos, impartición de justicia... Estado de derecho, pues, mejoraran de la mano a los señalamientos que hacen las organizaciones internacionales.

     

    Aunque la misma OCDE sugiere que nuestro país podría mejorar también con aumentos en la recaudación de más impuestos, sobre la propiedad inmobiliaria y actividades perjudiciales para el medioambiente, por ejemplo. Pero esto, hasta hoy, no está en agenda de ningún candidato a la Presidencia. Y dudamos que alguien quiera aventarse la propuesta de crear más impuestos. Sin embargo, sí podríamos tener iniciativas enfocadas en el fortalecimiento del Estado de derecho. Si la OCDE es optimista en estas condiciones, con una mejor estructura de justicia, ¿qué tanto lo será la inversión nacional y extranjera? México es una de las economías más fuertes de Latinoamérica, pero su crecimiento estará limitado si no se resuelven esos otros pendientes que generan impunidad o aquellos otros que amenazan con abrir la jaula en la que se contiene el descontento social, como ya alguien ha advertido.

     

    ADDENDUM. Pues Jorge Márquez, oficial mayor de Segob en tiempos de Miguel Ángel Osorio Chong, mandó una carta al WSJ para replicar a las declaraciones hechas por Santiago Nieto, extitular de la Fepade, en el sentido de que lo habrían tratado de presionar y sobornar para que desistiera de investigar el caso Odebrecht. “Las imputaciones son absolutamente falsas y carecen de cualquier sustento”, escribió en su réplica. Ah, ok. Ya con eso todos quedamos convencidos.

     

    Por Yuriria Sierra/Nudo gordiano

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Bueno, pero no se enoje

    2018-10-21 08:04:03 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Al equipo financiero del presidente electo se le debe ir el sueño cada vez que escucha las promesas de su jefe.


        

    Los miembros del futuro gabinete de Andrés Manuel López Obrador deberían tomar té de pasiflora, hacerse unos masajitos relajantes y respirar profundamente: “aire malo para fuera, tequila bueno para dentro; aire malo para fuera, tequila bueno para dentro”.

     

    A últimas fechas se ven nerviosos e irascibles en sus presentaciones públicas o entrevistas. Por supuesto, esta columna no tiene ningún interés en juzgarlos. Al contrario, entiende que debe ser muy difícil defender lo indefendible. Por ejemplo, tratar de justificar una consulta sin pies ni cabeza y sin el mínimo rigor metodológico para endilgarle “al pueblo” la decisión de construir o no el NAIM. Es una tarea titánica tener que aguantar las preguntas malintencionadas de los reporteros queriendo saber si habrá encuesta o no adicional a la consulta, de saber si ya tienen plan B en caso de que salgan resultados distintos o cómo van a pagarle a los empresarios que ya invirtieron en Texcoco.

     

    A cualquiera pondría de malas que mientras se da el discurso de austeridad y se critica la ostentación y la frivolidad, uno de los más cercanos colaboradores del presidente electo aparezca en una revista requetefifí.

     

    Claro que es un arduo trabajo tratar de eliminar todo rastro de la administración de Enrique Peña Nieto y, sobre todo, saber que a partir del 1 de diciembre a ellos les tocará recibir con los brazos abiertos y visas de trabajo a miles de migrantes de Centroamérica y a detener la entrada de armas que vienen de Estados Unidos.

     

    ¿Y qué decir del equipo financiero del presidente electo? Se le debe ir el sueño cada vez que escucha las promesas de su jefe o las declaraciones de la próxima secretaria de Energía, Rocío Nahle, señalando que están valorando si se suprime el IEPS sobre la gasolina y petróleo, que implicaría tener menos de 250 mil millones de pesos. 

     

    Al equipo de transición se le debe llenar la cara de vergüenza cuando, a pesar de que López Obrador ya marcó cómo debe ser el comportamiento de sus funcionarios, aparece el diputado Cipriano Charrez, quien borracho estuvo involucrado en un accidente en el que murió una persona. O tener que aguantar una y otra vez las pifias tuiteras del flamante presidente de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, Sergio Mayer, o las siestas interminables del diputado Manuel Huerta.

     

    Frustrante que los foros de pacificación sirvieran de todo menos para pacificar los ánimos. Claro que es un trabajo de tiempo completo buscar el ángulo positivo a las malas noticias; como que no es que los foros se hayan cancelado porque no sirvieron, sino porque ya tenían toda la información que requerían.

     

    Debe ser exasperante llegar a una mina charoleando y ¡no ser reconocido como futuro secretario de Comunicaciones y Transportes! Por una fulana que seguro no lee los periódicos, ni se entera de que el gobierno electo ya está en funciones. Lo bueno es que ya llegará el 1 de diciembre y hay un Dios que todo ve y recuerda.

     

    ¿Quién traería una sonrisa si escucha que la calificadora Fitch Ratings redujo la perspectiva de estable a negativa a Pemex por futuros cambios potenciales en la estrategia comercial que podrían acelerar el debilitamiento de la compañía?

     

    Por eso que aquí los entendemos, no debe ser fácil dejar el calor de las campañas y convertirse en gobierno, en el que además se tienen las más altas expectativas. No obstante, los integrantes del gobierno de López Obrador apenas están iniciando, deben dejar la intolerancia y la exasperación para cuando vayan por el año 3.

    Por Vianney Esquinca/La inmaculada percepción

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn