×

Los ojos del mundo

2018-03-16 10:07:41 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Se practican actos de tortura, pero en casos excepcionales. O sea, sí, pero no siempre. De esta manera respondió la PGR a los señalamientos de la ONU sobre el caso Ayotzinapa. Lo informado por la organización fue gravísimo. La respuesta de las autoridades todavía peor.


    

Hace un par de días, en Ginebra se escuchó esto en el Foro Internacional de Derechos Humanos: “La comunidad internacional no puede permitir que en México las víctimas de violaciones a derechos humanos sigan en aumento ni que se siga acallando la libertad de expresión y la defensa de los derechos humanos (...) A consecuencia de la guerra contra el narco, las mayores violaciones de los derechos humanos se han cometido, incluyendo crímenes contra la humanidad, en nombre de la seguridad...”, lo dijo Gael García, el actor mexicano que desde hace varios años es activista en cuestiones de Derechos Humanos. Tras su participación en este foro, le pidió a la ONU, a través de su Consejo de Derechos Humanos, intervenir en nuestro país para la creación de un mecanismo contra la impunidad, una manera de evitar que se cometan crímenes, como los revelados sobre la investigación del caso Ayotzinapa, que poco abonan al fortalecimiento del Estado de derecho y la construcción de las instituciones que se encargan de impartir justicia en nuestro país.

 

No es la primera vez que organizaciones internacionales hacen señalamientos sobre lo que sucede en México, estos grupos han trabajado sobre nuestro país para alertar de esos pendientes que, ante la falta de autocrítica, las autoridades no atienden. Son torturas, ejecuciones extrajudiciales, detenciones, desaparecidos. Todo eso ocurre, lo sabemos. Y además de sus consecuencias en términos de justicia y derechos humanos, todo ello afecta otros sectores de la estructura del Estado. Si a las instituciones federales les cuesta trabajo mirarse en el espejo, las organizaciones han provocado que nosotros lo hagamos a través de ellas.

 

En Eslovaquia, el primer ministro y su gabinete renunciaron tras una serie de protestas en las calles. La razón: el asesinato de un periodista. La gente salió, más de 100 mil, y pidió una reacción a su gobierno. Jan Kuciak investigaba supuestos nexos entre el crimen organizado y personajes de la esfera política en aquel país. El periodista tenía 27 años, fue ejecutado junto a su novia. Activistas y ciudadanos han convocado a una nueva manifestación para el día de hoy. Si bien las renuncias son un primer paso, lo que los ciudadanos esperan es que haya justicia y se esclarezca el crimen. Eso pasa a miles de kilómetros de aquí, donde en los últimos seis años han muerto al menos 40 periodistas y donde la PGR acepta tortura en algunos detenidos. Casos excepcionales, dijo.

 

Hace unos días, la OCDE fue optimista con nuestro país. Mejoró su pronóstico de crecimiento del PIB para este año, del 2.2% pensado en noviembre pasado, a 2.5%; 2.8% para 2019. Aún con lo incierto de la renegociación del TLCAN, México puede crecer, pero crecería aún más si las condiciones de seguridad, derechos humanos, impartición de justicia... Estado de derecho, pues, mejoraran de la mano a los señalamientos que hacen las organizaciones internacionales.

 

Aunque la misma OCDE sugiere que nuestro país podría mejorar también con aumentos en la recaudación de más impuestos, sobre la propiedad inmobiliaria y actividades perjudiciales para el medioambiente, por ejemplo. Pero esto, hasta hoy, no está en agenda de ningún candidato a la Presidencia. Y dudamos que alguien quiera aventarse la propuesta de crear más impuestos. Sin embargo, sí podríamos tener iniciativas enfocadas en el fortalecimiento del Estado de derecho. Si la OCDE es optimista en estas condiciones, con una mejor estructura de justicia, ¿qué tanto lo será la inversión nacional y extranjera? México es una de las economías más fuertes de Latinoamérica, pero su crecimiento estará limitado si no se resuelven esos otros pendientes que generan impunidad o aquellos otros que amenazan con abrir la jaula en la que se contiene el descontento social, como ya alguien ha advertido.

 

ADDENDUM. Pues Jorge Márquez, oficial mayor de Segob en tiempos de Miguel Ángel Osorio Chong, mandó una carta al WSJ para replicar a las declaraciones hechas por Santiago Nieto, extitular de la Fepade, en el sentido de que lo habrían tratado de presionar y sobornar para que desistiera de investigar el caso Odebrecht. “Las imputaciones son absolutamente falsas y carecen de cualquier sustento”, escribió en su réplica. Ah, ok. Ya con eso todos quedamos convencidos.

 

Por Yuriria Sierra/Nudo gordiano

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Queridos Reyes Magos…

2019-01-06 08:15:54 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Cuenta la historia que los Reyes Magos llegan a México como todos los años para repartir miles de juguetes para su sorpresa, en cuanto pisan territorio nacional, son abordados por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.


    

“Bienvenidos, migrantes de la caravana de Oriente, siéntanse seguros que aquí no los deportaremos, aunque hayan entrado sin permiso al país”, señala el canciller. “Estimado señor, nosotros venimos de paso”, contestó cortésmente Melchor. “Ah, muy bien, entendemos, pero mientras Estados Unidos resuelve si les da asilo, les podríamos dar una visa de trabajo. ¿Qué saben hacer?”, añade Ebrard.

“Bueno, nosotros sabemos seguir a la estrella de Belén para llegar hasta donde está el Mesías”, responde Baltasar. “No se preocupe, no será necesario seguir ninguna estrella, pueden poner en su Waze Palacio Nacional y llegan directo; pero veo que traen animales muy domesticados. Aquí en el Congreso requerimos de sus talentos para aprobar la creación de la Guardia Nacional”, añadió el también exjefe de gobierno.

“Lo que sí les vamos a pedir atentamente es transitar en paz, porque las caravanas migratorias ya no son tema, y ¿sabe por qué? Porque en cinco días de este gobierno resolvimos el problema”, añade orgullosa Sánchez Cordero. “Respetada señora, de verdad no pretendemos crear ningún problema, somos Reyes Magos y sólo queremos repartir regalos”, responde Gaspar, cada vez más desesperado.

“De entrada, aquí en la Cuarta Transformación no hay lujos ni monarcas, ni tampoco dádivas, podemos tener pensiones, pero eso es otra cosa. Aquí vamos a acabar con la corrupción y si quieren que les permitamos el paso debe dar a conocer su declaración patrimonial y los bienes que poseen”, comenta la exministra.

“Sólo entregamos regalos y nos vamos”, respondieron casi al unísono los Reyes Magos. “Pues, mire, ya que están tan dadivosos, ¿sería mucho pedir que le trajeran 50 mil soldaditos a Alfonso Durazo para su Guardia Nacional?”, cuestiona Ebrard. “Con mucho gusto, ¿soldaditos de plomo?”. “Por supuesto que no, aquí los soldados servirán para hacer la paz y no la guerra, abrazos y no balazos”, responde.

“Además, la verdad es que quisiéramos pedirle muchas cosas para el señor Presidente. Empecemos por un tren, eso lo haría muy feliz”, “Con mucho gusto, pueden escoger: aquí traemos el tren de Peppa Pig, el tren del señor Cara de Papa, hasta un eléctrico metálico con luz”... “Bueno”, responde Ebrard, “más bien es uno que pueda recorrer más de mil 500 kilómetros. Se la ponemos fácil, ya tenemos el permiso de la madre naturaleza, sólo necesitamos que nos quiten de encima al EZLN”.

“Igual quisiéramos una granja para que vivan los animalitos de mi jefe: el ganso que no se cansa, el tigre que no soltaron y los cochinitos, marranos y puercos de la mafia del poder. También le encantan los yo-yos, porque las decisiones las toma él y nadie más. También queremos unas muñecas Lagrimitas Lilí, a la que le cantaban “llora y llora y mueve sus manitas” y las llevan directo al Congreso para los legisladores del PAN y del PRD”, comentan entusiasmados los dos secretarios de Estado.

“¿Algo más que quieran?”, pregunta un ya fastidiado Melchor. “Pues ya que lo comenta le pedimos un favor muy especial, de cuates, ¿será posible que se llevaran a Gerardo Fernández Noroña?, mire que a él le encantan los viajes internacionales”.

En ese momento, los Reyes Magos de Oriente decidieron marcharse lentamente mientras Ebrard y Sánchez Cordero seguían haciendo su cartita con cientos de peticiones más.

Por Vianney Esquinca/La inmaculada percepción

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn