×

Vírgenes en la selva

2018-03-08 07:31:07 | Willy Gallegos Espinosa

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Una de las mejores etapas de mi vida fue el tiempo de universitario. Ya te he contado bastantes anécdotas acerca de esos momentos, pero quedan muchas por platicarte. Personas se me acercan a preguntarme si en realidad pasaron. Contesto que sí, solo que no puedo escribir todo tal cual fue, pues les daría un ataque a mis papás al leerlo y quemaría más a los degenerados de mis amigos. Aquí te dejo algunos datos de esa época


    

Al irme a estudiar a Chihuahua capital, mi mamá no quería que viviera solo, ni con amigos. Yo te parí y sé de lo que eres capaz, eso me dijo mi madre al enviarme a casa de su hermana Ana Lilia. Era feliz ahí: la Facultad estaba a cinco minutos, comida casera a diario, y mágicamente mi cama estaba alzada cuando regresaba de la UACH. Mi Tía no tardó mucho en mandarme a la goma. Hizo bien.

Los iguales se atraen. Lo anterior fue al encontrarme con Chava Valdez y Marco Franco en la misma situación. Caído del cielo o de la barra de la Antigua Paz, lugar donde Benja, otro amigo, se la mantenía y a veces le hacíamos compañía, nos ofreció su home, ubicada enseguida de la Quinta Gameros, en el Paseo Bolívar. El departamento aún se encuentra arriba de un restaurant café. Afrodisiaco el lugar: antiguo, acogedor, buena ubicación y vista, y para rematar,

un trovador tocaba todas las noches haciendo las veladas más intensas. Le permitíamos meter el carro a la cochera, ya que cada vez que había compañía femenina en la casa, cosa que sin alardear, pues hay fotos, vídeos y testimoniales, era a diario, le pedíamos ciertas canciones para ayudarnos a cerrar los asuntos en cuestión. Sin maña y sin estilo no hay chicas.

De todo pasó en esa casa: libertinaje, borracheras, peleas, detonaciones, panchos, infidelidades, etc.

Los tres inquilinos tuvimos que hacer un pacto, pues era demasiado el desmán que se generaba a diario. Acordamos sólo armar fiestas los jueves y viernes, para poder rendir en el trabajo y la escuela. Sobra decir que no se respetó el arreglo por las siguientes características.

Chava cuenta con una habilidad única y hasta se podría decir que extraordinaria: es un imán para atraer gente rara. Siempre llegaba con un individuo peculiar. El Resitol, Picapiedra, Mopet, Duende, Pimpón, son algunos de los sobrenombres de esos entes curiosos con los que formaba su sequito. Nunca andaba solo. Por lo tanto, la house parecía albergue.

Marco era una caja de pandora: lleno de sorpresas, y con frecuencia terminaba envuelto en situaciones que rayaban en lo chusco. Recuerdo que en una semana chocó un carro, pérdida total, y le robaron otro afuera del domicilio de unos chavos que conoció la noche anterior en un tugurio. Estos lo

invitaron a bañarse, pues les platicó que en la casa se había terminado el gas. Nunca supimos si la ducha fue grupal. Prefiero no pensar en eso. Lo que no les contó fue que se terminó el gas porque él y Chava decidieron empinarse el dinero, en vez de pagar los servicios de la casa. Yo, por testarudo, no quise alivianarlos para darles una lección, y estuvimos todo un invierno sin poder disfrutar un baño caliente. Recuerdo saltar unos diez minutos para que el cuerpo entrara en calor antes de meterme a la regadera. No servía de nada.

Y bueno, de mí no voy a revelar nada. Ya estaría que me diera un balazo en el pie solo. Use su imaginación, o pregúnteme.

Me despido con la palabra más antigua y humilde la historia: gracias.

Posdata: el encabezado de este ensayo no está hilado con su cuerpo. Se lo digo para que no busque lo que no existe.

willygaez@hotmail.com

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

¿Tienes problemas con tu manera de beber en el Guadalupe-Reyes?

2018-12-27 12:42:25 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Aunque este tipo de conflicto no se da únicamente en esta época, es preciso que sepas los datos duros que rodean al alcoholismo, y sus consecuencias; cuida tu salud


    

CIUDAD DE MÉXICO. 

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la ingesta excesiva de bebidas embriagantes causó 3.3 millones de muertes, es decir 5.9% de las defunciones a nivel mundial fueron atribuibles al consumo de alcohol tan sólo en el 2012 (cifra equivalente a la población total de Uruguay).

Asimismo, el “Informe sobre la situación mundial sobre el alcohol y la salud 2014” reveló que el consumo nocivo de alcohol es factor causal de más de 200 enfermedades como alcoholismo, cirrosis hepática, algunos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares, así como traumatismos derivados de violencia física, prácticas sexuales de riesgo y accidentes de tránsito.

En México, más de cuatro millones de mexicanos presentan abuso o dependencia al alcohol y necesitan ayuda para controlar su forma de beber, según la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic).

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn