×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • Día de la Mujer no es para celebrar, ‘sino para reflexionar’

    2018-03-08 07:17:16 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    La investigadora de la UAM, Marta Walkyria, asegura que en este día se debe tener conciencia de las problemáticas y la violencia contra las mujeres; mexicanas ganan menos que varones


        

    CIUDAD DE MÉXICO

    El Día Internacional de la Mujer no debe ser una celebración “sino una ocasión para reflexionar” en torno al maltrato y la desigualdad de género que prevalece en el mundo, consideró Marta Walkyria Torres Falcón, investigadora de la Unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

    Dijo que la desigualdad es caldo de cultivo ideal para la violencia contra las mujeres, en tanto que la discriminación y la agresión se traducen siempre en menoscabo de los derechos.

    Ese fenómeno, comentó, siempre es causa de daño físico, psicológico o económico y las motivaciones de quien la ejerce son el sometimiento y el control, aunque “la otra cara del poder” y las formas de agredirlas pueden ser desde sexual, obstétrica, comunitaria y aun la trata de personas y el feminicidio.

    La docente del Departamento de Derecho destacó la notoria exclusión y dotación simbólica de inferioridad de ellas respecto de los varones, si se considera que sólo uno por ciento de la propiedad mundial pertenece a mujeres.

    No existe país con paridad de salarios, en México ellas obtienen en promedio 70 pesos por cada 100 que ellos ganan por el mismo trabajo”, enfatizó en un comunicado de la UNAM.

    En la charla Mujer: discriminación y violencia, Torres Falcón lamentó que el hostigamiento y el acoso en la calle y en el trabajo se consideren problemas cotidianos que están tan arraigados que resultan habituales para ese segmento de la población.

    Destacó que en puestos de decisión existen pocas o nulas plazas ocupadas por mujeres, por ejemplo, en el Colegio Nacional hay 104 personas, de quienes 100 son hombres y apenas cuatro mujeres, tres de ellas admitidas en los últimos 10 años.

    En institutos de investigación de distintas disciplinas se ha logrado la paridad entre los miembros, excepto en las áreas de ingeniería, en tanto que el Sistema Nacional de Investigadores (SNI), integrado por unos 25 mil científicos, la representación femenina alcanza 36 por ciento.

    La especialista puntualizó que el Premio Nobel en cualquiera de sus categorías –Física, Química, Fisiología o Medicina, Economía y de la Paz– ha sido entregado a 19 mujeres, cifra que representan 18 por ciento.

    En materia política, en México aún no ha habido una fémina que ocupe el Poder Ejecutivo Federal y únicamente se cuenta una decena de gobernadoras, mientras que de 11 ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación hay dos ministras.

    Torres Falcón explicó que los movimientos feministas en el mundo y en México han buscado fortalecer los derechos en favor de la población femenina para disminuir las brechas citadas.

     

    “La violencia, ante todo, nos deja un profundo e intenso dolor”, externó la doctora en Ciencias Sociales, quien convocó a actuar ante el desarrollo y la evolución de este flagelo mediante el trabajo consistente con las víctimas, el desarrollo de campañas de prevención y la creación de políticas públicas contra la discriminación.

     

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    7 formas en las que cambia tu cuerpo cuando estás en una relación

    2018-05-25 08:09:29 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Desde sentir las clásicas mariposas en el estómago, hasta creer que vuelas por las nubes mientras recibes un beso, lo que sientes e intentas describir cuando estás enamorado, más que reacciones físicas, son metáforas propias de un poema


        

    El hecho de que este sentimiento sea relacionado directamente con el corazón cobró popularidad durante el siglo XIX con la aparición de la teoría de los humores.

    Hipócrates ya había ahondado en este tema concluyendo que cada estado de ánimo provenía de un órgano específico del cuerpo —el enojo, por ejemplo, proviene del hígado y es trasmitido a través de la bilis amarilla, mientras que la depresión proviene del bazo en forma de bilis negra—, atribuyéndole al corazón la capacidad de “producir amor” por medio de la sangre. En nuestros días, gracias a la ciencia, hemos sido capaces de concluir que para poder enamorarnos interviene prácticamente todo el cuerpo.

    Pero sabiendo que no sólo el corazón es responsable del desarrollo de este sentimiento, es preciso preguntarnos de qué manera intervienen nuestros diferentes órganos al momento de enamorarnos.

    Reducción del dolor

    Constantemente escuchamos que el amor es la mejor droga y, aunque a veces suena ridículo, no es una idea muy disparatada. De acuerdo con un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, las áreas del cerebro que se activan al enfrentarse a un amor apasionado son las mismas que actúan al momento de contrarrestar el dolor.

    Aumento de testosterona

    Una investigación publicada en la revista científica Psychoneuroendocrinology reveló que, contrario a lo que se piensa, los niveles de testosterona en los hombres bajan considerablemente cuando se encuentran en una relación de amor verdadero; por otro lado, en el cuerpo femenino esta hormona aumenta, presuntamente, como resultado de un incremento en la actividad sexual.

    Liberación dopamina

    Esa sensación de querer estar constantemente con tu pareja se debe a la potencia con la que trabaja este neurotransmisor. Otra de las razones por las que el amor bien puede ser considerado como una droga es que la dopamina activa la sensación de alegría en el cerebro... Además está relacionada con las adicciones.

    La mente se distrae fácilmente

    No, no es que el amor te atrofie el cerebro, no obstante, la euforia que la gente experimenta al comenzar una relación provoca que nuestra mente se concentre en aquello que está causando esa alegría exacerbada. De acuerdo con un estudio publicado en Motivation and Emotion, esto es algo que le pasa a la mayoría de las personas, es por ello que en determinados momentos sienten que estar enamorados los distrae de ciertas actividades específicas.

    Liberación de oxitocina

    Esa conexión que surge entre dos personas que se aman no se debe a un vínculo místico que los hizo encontrarse en un lugar y tiempo específicos. En realidad, se trata de una hormona secretada por la hipófisis, cuyos efectos repercuten directamente en nuestra personalidad, sobre todo al estar con nuestra pareja. La oxitocina aumenta la sensación de intimidad entre ambas partes de la relación, lo que deviene en una mayor libertad para demostrarse su amor físicamente.

    Mejora la salud de los huesos

    Mucha gente comienza a tomar medidas más saludables con sus cuerpos cuando comienzan una relación, ya sea porque quieren ser personas más sanas frente a sus parejas o para ofrecerles una relación aún más estable. Sin embargo, un estudio realizado en la Escuela de Medicina de Harvard arrojó que el simple hecho de entrar en una relación hace que, especialmente las mujeres, sean más resistentes a enfermedades óseas.

    Aumenta la frecuencia cardiaca

    Las descargas constantes de adrenalina hacen que el corazón acelere sus latidos cuando estamos al lado de la persona que amamos. Sobre todo en la primera etapa de la relación, es común que esto ocurra ya que las emociones se encuentran en su máxima potencia. El único factor de riesgo es que algunos hombres comienzan a liberar citoquinas, proteínas que intervienen en el proceso inflamatorio, lo que puede ocasionar problemas cardiacos.

    Si bien hay quienes piensan que estas investigaciones terminan completamente con la idea romántica del amor como el producto de una intervención divina, también es verdad que debemos darle cierta importancia a la manera en que funciona nuestro cuerpo para tener un conocimiento más amplio de nosotros mismos.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn