×

Misterio sin resolver

2018-03-04 10:35:25 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Un misterio recorre los pasillos políticos y es parte de muchas sobremesas, ¿a quién se le ocurrió la idea de filtrar el video de Ricardo Anaya & company en las instalaciones de la PGR ese domingo 25 de febrero?, ¿quién le pidió a la PGR enviar un comunicado explicando que mostrar el video había sido por interés público?, ¿quién apretó el botón verde?, ¿quién dio el VoBo a la estrategia de ir hasta las últimas consecuencias con el presunto lavado de dinero en el que estaría involucrado el candidato de la coalición Por México al Frente?, ¿quién es la mano que mece la cuna? ¿cuando todo salga mal, a quién se va a responsabilizar?


    

Esta ocurrencia ¿salió directo de Los Pinos?, ¿de la oficina de Relaciones Exteriores?, ¿estuvo de acuerdo con ésta José Antonio Meade?, ¿le dijeron que iban a filtrar el video maldito?

 

¿Cuando decidieron filtrar el video, pensaron siquiera en las consecuencias?, ¿alguien alzó la voz diciendo: “Por menos de esto, corrimos al titular de la Fepade” o “si actuamos así de rápido, la gente nos va a recordar que hemos sido muy, pero muy, pero muy lentos con otros casos de corrupción” o “nos pueden criticar que no hayamos localizado a César Duarte, pero sí a Manuel Barreiro”?, ¿decidieron que culpar a Anaya de decir ‘hijos de puta’ o que la gente viera que Diego Fernández de Cevallos llevara la voz cantante en el video haría que la gente cambiara su intención de voto?

 

¿Les está funcionando la andanada de acusaciones contra Anaya & friends?, ¿el candidato del PAN-PRD-Movimiento Ciudadano está bajando en sus intenciones de voto?, ¿Meade Kuribreña está subiendo? Y si fuera así, ¿cuántos puntos de preferencia electoral cuesta la credibilidad de la PGR y por ende del gobierno federal? 

 

¿Para el gobierno federal más vale que digan “aquí abusó” que “aquí perdió”?, ¿están en el ánimo del nada que perder (porque ya no se puede tener una aprobación presidencial más baja) y mucho que ganar?

 

Ante la estupefacción que ha ocasionado este conflicto PGR-Anaya se han dado varias hipótesis:

 

1. El gobierno federal ya se resignó a que pierda Meade, pero, por sobre todas las cosas, prefieren que gane Andrés Manuel López Obrador y no Anaya. Por eso ya pactaron con El Peje.

 

2. Realmente con quien hicieron el pacto fue con Ricardo Anaya, y una estrategia infalible es victimizarlo para que rebase al candidato de Morena. Estrategia que aprendieron muy bien cuando Vicente Fox trató de desaforar a López Obrador logrando una ola de simpatía hacia el tabasqueño.

 

3. Están luchando desesperadamente porque el candidato del PRI no quede en tercer lugar, y están haciendo uso de su derecho constitucional al pataleo para, al menos, quedarse con la medalla de plata, lo que garantiza además más escaños en los puestos de elección popular.

 

4. Hay una más, que entraría en la categoría de gatito ternurita, que es la que realmente piensan que con esas estrategias van a lograr aventajar en las elecciones para colarse hasta el primer sitio. Hoy van por Anaya, mañana por López Obrador.

 

Cualquiera de estas hipótesis que sea cierta no ayuda a mejorar la imagen de Meade Kuribreña. No es que él suba, sino que los otros bajan.

 

Además se seguir pensando en cómo hacer que sus oponentes caigan, una buena estrategia sería transmitir la imagen de un Meade Kuribreña empoderado, que realmente se vea que él lleva su campaña. Parecería imposible de creer, pero su mejor cualidad, que es un hombre bueno, sin escándalos de corrupción, se está convirtiendo en su principal defecto: que es un hombre débil al que le están llevando su campaña.

 

Por Vianey Esquinca/La inmaculada percepción

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Queridos Reyes Magos…

2019-01-06 08:15:54 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Cuenta la historia que los Reyes Magos llegan a México como todos los años para repartir miles de juguetes para su sorpresa, en cuanto pisan territorio nacional, son abordados por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.


    

“Bienvenidos, migrantes de la caravana de Oriente, siéntanse seguros que aquí no los deportaremos, aunque hayan entrado sin permiso al país”, señala el canciller. “Estimado señor, nosotros venimos de paso”, contestó cortésmente Melchor. “Ah, muy bien, entendemos, pero mientras Estados Unidos resuelve si les da asilo, les podríamos dar una visa de trabajo. ¿Qué saben hacer?”, añade Ebrard.

“Bueno, nosotros sabemos seguir a la estrella de Belén para llegar hasta donde está el Mesías”, responde Baltasar. “No se preocupe, no será necesario seguir ninguna estrella, pueden poner en su Waze Palacio Nacional y llegan directo; pero veo que traen animales muy domesticados. Aquí en el Congreso requerimos de sus talentos para aprobar la creación de la Guardia Nacional”, añadió el también exjefe de gobierno.

“Lo que sí les vamos a pedir atentamente es transitar en paz, porque las caravanas migratorias ya no son tema, y ¿sabe por qué? Porque en cinco días de este gobierno resolvimos el problema”, añade orgullosa Sánchez Cordero. “Respetada señora, de verdad no pretendemos crear ningún problema, somos Reyes Magos y sólo queremos repartir regalos”, responde Gaspar, cada vez más desesperado.

“De entrada, aquí en la Cuarta Transformación no hay lujos ni monarcas, ni tampoco dádivas, podemos tener pensiones, pero eso es otra cosa. Aquí vamos a acabar con la corrupción y si quieren que les permitamos el paso debe dar a conocer su declaración patrimonial y los bienes que poseen”, comenta la exministra.

“Sólo entregamos regalos y nos vamos”, respondieron casi al unísono los Reyes Magos. “Pues, mire, ya que están tan dadivosos, ¿sería mucho pedir que le trajeran 50 mil soldaditos a Alfonso Durazo para su Guardia Nacional?”, cuestiona Ebrard. “Con mucho gusto, ¿soldaditos de plomo?”. “Por supuesto que no, aquí los soldados servirán para hacer la paz y no la guerra, abrazos y no balazos”, responde.

“Además, la verdad es que quisiéramos pedirle muchas cosas para el señor Presidente. Empecemos por un tren, eso lo haría muy feliz”, “Con mucho gusto, pueden escoger: aquí traemos el tren de Peppa Pig, el tren del señor Cara de Papa, hasta un eléctrico metálico con luz”... “Bueno”, responde Ebrard, “más bien es uno que pueda recorrer más de mil 500 kilómetros. Se la ponemos fácil, ya tenemos el permiso de la madre naturaleza, sólo necesitamos que nos quiten de encima al EZLN”.

“Igual quisiéramos una granja para que vivan los animalitos de mi jefe: el ganso que no se cansa, el tigre que no soltaron y los cochinitos, marranos y puercos de la mafia del poder. También le encantan los yo-yos, porque las decisiones las toma él y nadie más. También queremos unas muñecas Lagrimitas Lilí, a la que le cantaban “llora y llora y mueve sus manitas” y las llevan directo al Congreso para los legisladores del PAN y del PRD”, comentan entusiasmados los dos secretarios de Estado.

“¿Algo más que quieran?”, pregunta un ya fastidiado Melchor. “Pues ya que lo comenta le pedimos un favor muy especial, de cuates, ¿será posible que se llevaran a Gerardo Fernández Noroña?, mire que a él le encantan los viajes internacionales”.

En ese momento, los Reyes Magos de Oriente decidieron marcharse lentamente mientras Ebrard y Sánchez Cordero seguían haciendo su cartita con cientos de peticiones más.

Por Vianney Esquinca/La inmaculada percepción

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn