×

Le roban su camioneta en el autolavado y seguirá pagándola

2018-02-13 10:50:23 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Luego de solicitar que la aseguradora pagara la indemnización, la familia debió esperar 15 días; sin embargo cuando llegó la fecha, nadie se hizo responsable


    

CIUDAD DE MÉXICO. 

 

 

El 20 de abril de 2017, el esposo de Alejandra Carrión recibió su camioneta Honda CRV 2017 color azul. La agencia se la entregó junto con un seguro de QualitasCuatro meses después (7 de agosto de 2017) la familia de Alejandra sufrió un robo: un empleado del auto lavado "Auto Maxx" (ubicado en Av. Copérnico 4176-A esquina Pedro Simón la Place, Zapopan, Jalisco) se llevó la camioneta mientras la lavaba.

"Mi esposo, quien era cliente asiduo de ahí, solicitó que la lavaran y aspiraran, mientras él esperaba ahí mismo a que la terminaran de lavar. Es el caso que cuando vio que el empleado ya la estaba secando, se metió a la oficina a pagar y cuando salió ya no la vio, se le hizo muy raro y al preguntar por la camioneta el encargado del lavado de autos buscó al lavador o la camioneta y pues nada, minutos después le dijo a mi marido que 'ya no encontraban al lavador y que al parecer el empleado se había robado la camioneta'", según relató su experiencia en Facebook.

Alejandra Carrión explicó que ella y su familia levantaron un reporte al 911, una comparecencia en la Fiscalía y realizaron todos los trámites que se siguen cuando se comete un robo de coche.

Luego de solicitar que la aseguradora Quálitas pagara la indemnización, la familia debió esperar 15 días; sin embargo cuando llegó la fecha, nadie se hizo responsable.

Quálitas argumentó, usando la cláusula tercera de su contrato: "Este seguro en ningún caso ampara cuando el robo sea cometido por empleados o personas que presten servicio al asegurado".

"Cuando tienes un seguro te sientes cobijado, supuestamente", lamentó Alejandra.

Dijo que cuando sucedió el robo su ajustador les dio confianza "y nos dijo que la aseguradora nos respaldaba, y me sentí tranquila". Sin embargo, poco después la agencia les dio una respuesta "absurda": que si alguien está al servicio tuyo y te roba tu coche no procede el pago.

Después de publicar su historia en redes sociales, Alejandra recibió todo tipo de comentarios, entre ellos el de quienes le contaron que pasaron por situaciones parecidas: gente que debía quedarse con ese tipo de respuestas de parte de las aseguradoras.

Imagínate que la camioneta robada y se seguía pagando el seguro.Alejandra Carrión

Alejandra dejó de pagar el seguro de la camioneta en enero de este año, luego de que el banco que les ayudó a financiar la compra tramitara la cancelación de la póliza. A partir de este mes solo está pagando la mensualidad correspondiente al crédito automotriz. "De hecho pedimos que nos regresaran el pago de esas primas que pagamos (de agosto de 2017 a la fecha) y no se pudo", lamentó.

Además de haber recibido esa respuesta de parte de Qualitas, Carrión denunció que "en el autolavado jamás nos quisieron proporcionar datos del empleado, ni siquiera su nombre; dijeron que sí tenían videos de seguridad, pero las cámaras 'no sirven'.

 

Alejandra Carrión dijo que a estas alturas su familia ya no tiene nada qué perder y que van a agotar todas las vías legales para tener una solución.

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

‘Ya fueron juzgados por Dios, con eso basta’: familiares de heridos

2019-01-19 20:34:30 | El Pionero

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

Personas cercanas a las víctimas de la explosión en Tlahuelilpan piden que los heridos ya no sean juzgados por la leyes mexicanas.


    

HIDALGO.

Familiares y amigos de heridos y desaparecidos por la explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo, creen que quienes fallecieron ya fueron juzgados por Dios y quienes sobrevivieron ya no deben ser juzgados por la ley del hombre.

El gobierno está agarrando las leyes, pero no está agarrando las leyes que son de Dios. No se está poniendo en nuestro lugar”, declaró Ruth Saucedo Ruiz, quien aceptó que el acto de robo de combustible es una actividad frecuente en la entidad.

Juzgados por la opinión pública y por la estrategia federal contra el huachicoleo, los pobladores afectados viajaron a la capital del país para dar con sus heridos.

Ruth, quien dijo trabajar en una fábrica y profesar el cristianismo, lamentó que sean juzgados cuando muchas personas en el país también han caído en la tentación de “la abundancia”.

A todos nosotros nos están llamando rateros, que somos delincuentes. Hay personas honradas, pero muchas personas viendo la barca abierta pecamos”.

Ellos justifican sus actos en la inconsciencia y en la pobreza que vive su comunidad rural.

Mónica Mejia, que se dedica al campo, busca a su hermano Adán, su cuñada Karina Ugalde y la hermana de esta. Acudió entre lágrimas al Hospital Magdalena de las Salinas y no los halló.

Quizá a lo mejor eso no es justificante, no sé por qué lo hicieron, quizá por inconsciencia. Ahora yo solo sé que quiero saber dónde está, ya lo busqué en los hospitales y no está”, dijo de manera afligida.

La señora Carmen también acudió a buscar a su nieto José Guadalupe Vega, de 17 años.

La mujer de la tercera edad relata que su nieto está por acabar la prepa. Al escuchar en el pueblo que había gasolina para llevarse, nadie lo retuvo en la familia.

Mi nieto es estudiante. Le falta un semestre para acabar la prepa. Ese día toda la gente corría para llevarse la gasolina y él también se quiso ir”, contó.

Sin resignarse a que sus seres queridos formen parte de los cuerpos calcinados, hicieron un llamado a las autoridades y responsabilizaron también a los militares que no pusieron un límite para que no entrara tanta gente a la ordeña ilegal de combustible. 

 

Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn