×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • Adolescentes adictos a los smartphones son más infelices

    2018-01-23 15:38:02 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad Estatal de San Diego, exploraron la relación entre el tiempo que pasan con estos aparatos y su felicidad en general


        

    MADRID. 

    Los adolescentes cuyos ojos están habitualmente pegados a sus teléfonos inteligentes son notablemente infelices, concluye un estudio que exploró el vínculo entre la satisfacción con la vida de los adolescentes y el tiempo frente a la pantalla y cuyos resultados se publican este lunes en la revista 'Emotion'.

    Para investigar este vínculo, el autor principal del trabajo, Jean M. Twenge, profesor de Psicología de la Universidad Estatal de San Diego, Estados Unidos, junto con sus colegas Gabrielle Martin, también de la Universidad de San Diego, y W. Keith Campbell, de la Universidad de Georgia, en Estados Unidos, analizaron datos del estudio longitudinal 'Monitoring the Future' (MtF), una encuesta representativa a nivel nacional de más de un millón de estadunidenses de 10º (15-16 años) y 12º grado (17-18 años).

    En la encuesta, se les realizaron preguntas a los estudiantes sobre la frecuencia con la que pasaban tiempo con sus teléfonos, tabletas y ordenador, así como preguntas sobre sus interacciones sociales en persona y su felicidad general. En promedio, encontraron que los adolescentes que pasaban más tiempo frente a los dispositivos de pantalla (jugando de ordenador, usando redes sociales, enviando mensajes de texto y vídeo-chats)eran menos felices que aquellos que invirtieron más tiempo en actividades como deportes o lectura de periódicos y revistas, e interacción social cara a cara.

    Twenge cree que este tiempo dedicado a las pantallas está causando infelicidad y no al revés:

    Aunque este estudio no puede mostrar la causalidad, varios otros análisis han demostrado que un mayor uso de las redes sociales conduce a la infelicidad, pero la infelicidad no lleva a un mayor uso de las redes sociales", plantea Twenge, autor de "iGen: Por qué los niños súper conectados de hoy están creciendo menos rebeldes, más tolerantes, menos felices y completamente desprevenidos para la edad adulta ".

    MÁS FELICES CUANDO USAN LOS MEDIOS DIGITALES MENOS DE UNA HORA

    La abstinencia total de la pantalla tampoco conduce a la felicidad, descubrió Twenge. Los adolescentes más felices usaban medios digitales un poco menos de una hora por día; pero después de una hora diaria de tiempo de pantalla, la infelicidad aumenta constantemente junto con el incremento del tiempo de pantalla.

    La clave del uso de los medios digitales y la felicidad es el uso limitado --plantea Twenge--. Hay que tratar de no pasar más de dos horas al día en medios digitales e intentar aumentar la cantidad de tiempo que se está viendo a amigos cara a cara y haciendo ejercicio, dos actividades relacionadas de manera fiable con una mayor felicidad".

    Al observar las tendencias históricas de los mismos grupos de edad desde la década de 1990, los científicos hallaron que la proliferación de dispositivos de pantalla a lo largo del tiempo coincidió con una disminución general de la felicidad reportada en los adolescentes de Estados Unidos. Específicamente, la satisfacción con la vida, la autoestima y la felicidad de los jóvenes se desplomaron después de 2012. Ése es el año en que el porcentaje de estadunidenses que poseen un teléfono inteligente aumentó por encima del 50 por ciento, señala Twenge.

     

    "Con mucho, el mayor cambio en la vida de los adolescentes entre 2012 y 2016 fue el aumento en la cantidad de tiempo que pasaron en medios digitales, y la posterior disminución en las actividades sociales en persona y el sueño", apunta. "El advenimiento del teléfono inteligente es la explicación más plausible para la repentina disminución en el bienestar psicológico de los adolescentes", concluye.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Los experimentos saldrán muy caros

    2018-09-25 06:09:14 | Fernando Herrera Martínez

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    El servicio profesional de carrera en el servicio público está presente sólo en algunas entidades de gobierno, en otras autónomas o en las paraestatales, pero con la decisión de la baja de salarios, teniendo como tope un peso menos que el salario del presidente, se están alejando los verdaderos profesionales de estas organizaciones, con renuncias, pidiendo retiros anticipados o pensiones a medio camino, y en su caso las jubilaciones, nadie quiere quedarse por salarios que estarán por debajo del mercado.


        

    Los técnicos especializados en manejo de la política monetaria a cargo del Banco de México, las operaciones financieras de Pemex, las de exploración, manejo de mercados internacionales, los expertos en el manejo del SAT, que es la caja recaudadora de hacienda, o los de egresos, que son los que administran las salidas de dinero, sólo por mencionar algunos son los que más están abandonando el barco.

    Los nuevos funcionarios tendrán que ser los técnicos de medio pelo que están en el aprendizaje con los actuales expertos o, de lo contrario recurrirán a nuevos empleados que tendrán que obtener la experiencia a base de la heurística, que en el ámbito profesional, no se vale. Nadie que tenga los estudios y la experiencia se quedará a trabajar por menos de cien mil pesos.

    Otro ámbito en donde la situación se pondrá bastante delicada en el servicio exterior mexicano en donde los embajadores deben recibir salarios acordes al país en donde estén representando al país pero como nadie puede ganar arriba del presidente pues tendrán que cargar lonchera. La broma es de mal gusto pero la realidad está por echarse encima si continúan con estas políticas públicas populacheras que demeritarán los servicios que requieren áreas tan delicadas como las que se han mencionado.

    Que los senadores y diputados ganen menos a nadie le molesta, pero de ahí a que con 105 mil pesos puedan ir y venir a México para atender demandas sociales y ciudadanas, además de sus funciones legislativas deja mucho que desear. Haga cuentas de los viajes de algunos senadores y diputados a entidades federativas o ciudades en donde no hay vuelos directos, la estancia en México en hotel o departamento, la manutención de sus hogares, etc.. Las cuentas no dan por más números que le hacen, así que veremos cuánto dura la austeridad no republicana sino populista.

    O como afirmó Pablo Hiriart ayer: Tomar decisiones y operar la administración del gobierno federal exige conocimientos, preparación académica, destreza técnica. A los funcionarios que realizan esas funciones que permiten que el país camine, los van a correr o los van a castigar con una rebaja del 50 por ciento de su salario. López Obrador va a aumentar su popularidad cuando formalice el anuncio de bajar a la mitad el sueldo de los servidores públicos de alto nivel, pero llegarán mediocres o recomendados por Morena. Eso es populismo. Igual que el show de senadores comiendo en tuppers y pepsilindros. Ver ese espectáculo le encanta a mucha gente, pero lo va a pagar el país.

     

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn