×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • Adolescentes adictos a los smartphones son más infelices

    2018-01-23 15:38:02 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad Estatal de San Diego, exploraron la relación entre el tiempo que pasan con estos aparatos y su felicidad en general


        

    MADRID. 

    Los adolescentes cuyos ojos están habitualmente pegados a sus teléfonos inteligentes son notablemente infelices, concluye un estudio que exploró el vínculo entre la satisfacción con la vida de los adolescentes y el tiempo frente a la pantalla y cuyos resultados se publican este lunes en la revista 'Emotion'.

    Para investigar este vínculo, el autor principal del trabajo, Jean M. Twenge, profesor de Psicología de la Universidad Estatal de San Diego, Estados Unidos, junto con sus colegas Gabrielle Martin, también de la Universidad de San Diego, y W. Keith Campbell, de la Universidad de Georgia, en Estados Unidos, analizaron datos del estudio longitudinal 'Monitoring the Future' (MtF), una encuesta representativa a nivel nacional de más de un millón de estadunidenses de 10º (15-16 años) y 12º grado (17-18 años).

    En la encuesta, se les realizaron preguntas a los estudiantes sobre la frecuencia con la que pasaban tiempo con sus teléfonos, tabletas y ordenador, así como preguntas sobre sus interacciones sociales en persona y su felicidad general. En promedio, encontraron que los adolescentes que pasaban más tiempo frente a los dispositivos de pantalla (jugando de ordenador, usando redes sociales, enviando mensajes de texto y vídeo-chats)eran menos felices que aquellos que invirtieron más tiempo en actividades como deportes o lectura de periódicos y revistas, e interacción social cara a cara.

    Twenge cree que este tiempo dedicado a las pantallas está causando infelicidad y no al revés:

    Aunque este estudio no puede mostrar la causalidad, varios otros análisis han demostrado que un mayor uso de las redes sociales conduce a la infelicidad, pero la infelicidad no lleva a un mayor uso de las redes sociales", plantea Twenge, autor de "iGen: Por qué los niños súper conectados de hoy están creciendo menos rebeldes, más tolerantes, menos felices y completamente desprevenidos para la edad adulta ".

    MÁS FELICES CUANDO USAN LOS MEDIOS DIGITALES MENOS DE UNA HORA

    La abstinencia total de la pantalla tampoco conduce a la felicidad, descubrió Twenge. Los adolescentes más felices usaban medios digitales un poco menos de una hora por día; pero después de una hora diaria de tiempo de pantalla, la infelicidad aumenta constantemente junto con el incremento del tiempo de pantalla.

    La clave del uso de los medios digitales y la felicidad es el uso limitado --plantea Twenge--. Hay que tratar de no pasar más de dos horas al día en medios digitales e intentar aumentar la cantidad de tiempo que se está viendo a amigos cara a cara y haciendo ejercicio, dos actividades relacionadas de manera fiable con una mayor felicidad".

    Al observar las tendencias históricas de los mismos grupos de edad desde la década de 1990, los científicos hallaron que la proliferación de dispositivos de pantalla a lo largo del tiempo coincidió con una disminución general de la felicidad reportada en los adolescentes de Estados Unidos. Específicamente, la satisfacción con la vida, la autoestima y la felicidad de los jóvenes se desplomaron después de 2012. Ése es el año en que el porcentaje de estadunidenses que poseen un teléfono inteligente aumentó por encima del 50 por ciento, señala Twenge.

     

    "Con mucho, el mayor cambio en la vida de los adolescentes entre 2012 y 2016 fue el aumento en la cantidad de tiempo que pasaron en medios digitales, y la posterior disminución en las actividades sociales en persona y el sueño", apunta. "El advenimiento del teléfono inteligente es la explicación más plausible para la repentina disminución en el bienestar psicológico de los adolescentes", concluye.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Esta es la relación entre los productos procesados y el cáncer

    2018-02-15 15:51:08 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Investigadores advierten que el consumo cada vez mayor de alimentos ultraprocesados ‘puede generar una carga creciente de cáncer en las próximas décadas’


        

    CIUDAD DE MÉXICO

    Un estudio publicado por 'The BMJ' informa de una posible asociación entre la ingesta de alimentos altamente procesados ("ultraprocesados") en la dieta y el cáncer. Se necesita más exploración, pero estos resultados sugieren que el consumo cada vez mayor de alimentos ultraprocesados "puede generar una carga creciente de cáncer en las próximas décadas", advierten los investigadores.

    Los alimentos ultraprocesados incluyen productos horneados y refrigerios envasados, bebidas gaseosas, cereales azucarados, comidas preparadas y productos cárnicos reconstituidos, que a menudo contienen altos niveles de azúcar, grasa y sal, pero carecen de vitaminas y fibra. Se cree que representan hasta el 50 por ciento de la ingesta total de energía diaria en varios países desarrollados.

    Algunos estudios han relacionado los alimentos ultraprocesados con un mayor riesgo de obesidad, presión arterial alta y niveles de colesterol; pero la evidencia firme que relaciona la ingesta con el riesgo de enfermedad aún es escasa. Por ello, un equipo de investigadores con sede en Francia y Brasil se propuso evaluar las posibles asociaciones entre la ingesta de alimentos ultraprocesados y el riesgo de cáncer general, así como los cánceres de mama, próstata e intestinales (colorrectal).

    Sus hallazgos se basan en 104 mil 980 adultos franceses sanos (22 por ciento hombres y 78 por ciento mujeres) con una edad promedio de 43 años que completaron al menos dos cuestionarios dietéticos 'online' de 24 horas, diseñados para medir la ingesta habitual de tres mil 300 alimentos diferentes.

    Los alimentos se agruparon de acuerdo con el grado de procesamiento y los casos de cáncer se identificaron a partir de las declaraciones de los participantes validadas por registros médicos y bases de datos nacionales durante un promedio de cinco años. Se tuvieron en cuenta varios factores de riesgo bien conocidos para el cáncer, como la edad, el sexo, el nivel educativo, los antecedentes familiares de cáncer, el tabaquismo y los niveles de actividad física.

     

    LIGADOS HASTA A UN 12 POR CIENTO MÁS DE RIESGO DE CÁNCER

     

    Los resultados muestran que un aumento del 10 por ciento en la proporción de alimentos ultraprocesados en la dieta se asoció con incrementos del 12 por ciento en el riesgo de cáncer general y del 11 por ciento en el riesgo de cáncer de mama. No se encontró relación significativa para cáncer de próstata y colorrectal.

    Pruebas adicionales no encontraron vinculación significativa entre alimentos menos procesados (como vegetales enlatados, quesos y pan recién hecho sin envasar) y riesgo de cáncer, mientras que el consumo de alimentos frescos o mínimamente procesados (frutas, verduras, legumbres, arroz, pasta, huevos, carne, pescado y leche) se asoció con menores riesgos de cáncer general y cáncer de mama.

    Se trata de un estudio observacional, por lo que no se pueden sacar conclusiones firmes sobre la causa y el efecto, y los investigadores señalan algunas limitaciones. Por ejemplo, no pueden descartar una clasificación errónea de alimentos ni garantizar la detección de cada nuevo caso de cáncer; pero la muestra del estudio fue grande y pudieron ajustarse para una variedad de factores potencialmente influyentes.

    Hasta donde sabemos, este estudio es el primero en investigar y resaltar un aumento en el riesgo general y, específicamente, el cáncer de mama asociado con la ingesta de alimentos ultraprocesados", escriben los autores, quienes destacan que es necesario seguir trabajando para comprender mejor los efectos de las distintas etapas del procesamiento.

     

    No obstante, sugieren que las políticas dirigidas a la reformulación de productos, impuestos y restricciones de comercialización de productos ultraprocesados y la promoción de alimentos frescos o mínimamente procesados pueden contribuir a la prevención primaria del cáncer.

     

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn