×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • Pastorela por México

    2017-12-17 15:33:47 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Cuenta la historia que los primeros días de diciembre llega un grupo de asesores a la residencia oficial de Los Pinos: “Señor Presidente, si ya todos los partidos hicieron lo impensable y lograron aliarse con sus opuestos, es el momento de que también usted demuestre que será el primer Presidente en organizar la tan anhelada pastorela política”.


        

    “Tienen razón”, dijo Enrique Peña Nieto, “aunque había dicho que no lo intentaría más, he volvido a pensarlo y si Morena se juntó con el PES y el PAN con el PRD, nosotros podemos lograrlo”.

     

    Entonces convocan a todos los políticos del momento. “Muchas gracias por acompañarnos. Los convoco a hacer una gran pastorela. Lo primero que tenemos que hacer es distribuir los personajes”, dijo un asesor.

     

    “Nosotros, miembros de ‘Por la Navidad al Frente’ queremos declinar nuestra intención de ser el niño Dios a favor de Miguel Ángel Mancera”, dicen al unísono los gobernadores perredistas de Morelos, Michoacán y Tabasco. “Yo considero que el niño Dios debe ser baby Anaya, y propongo que Mancera sea el borreguito, es más, aprovechando su experiencia, podría ser el líder de los borreguitos”, señala el líder de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado.

     

    “Muchas gracias, Dante”, responde molesto Mancera, “yo creo que tú serías un buen buey, por aquéllo de que conoces cómo arar la tierra en todo el país”.

     

    Ante la tensión que se vivía en el lugar, el mandatario federal interviene: “No se preocupen por el tema de los animalitos. Miren, la producción ya trajo borregos, asnos, bueyes”. “No, señor Presidente, esos son los acarreados de los sectores del PRI que vienen a apoyar a José Antonio Meade”, le corrige un asesor.

     

    “Háganme suyo, yo puedo ser el niño Dios, represento a la coalición ‘Meade Niño por Dios por México’, dijo el exsecretario de Hacienda. Moviendo la cabeza en señal negativa, López Obrador responde: “¿Qué PES contigo Meade?, definitivamente hubiera quedado mejor que tu partido propusiera a Miguel Ángel Osorio Chong. Jesús no puede ser un blanquito, un señoritingo, un pirrurris”.

     

    “Nosotros no estamos de acuerdo en que se celebre esta pastorela porque el niño Dios es fruto del pecado, pues vino de una mujer y una paloma y no de un hombre y una mujer unidos en santo matrimonio”, responde el líder nacional del PES, Hugo Eric Flores.

     

    “Señores y señoras, miren, faltan muchos personajes. Están los Reyes Magos, ahí podrían estar Armando Ahued, Alejandra Barrales y Salomón Chertorivski”, dice uno de los organizadores.

     

    “Momento, yo no soy un candidato de relleno o de bulto, le entré a esta pastorela porque aspiro a ser, por lo menos, el ángel, no estoy mal de mi cabeza, no estoy loco, no estoy locoooo”, señala Ahued.

     

    “Yo me puedo sacrificar y ser un Rey Mago”, dice Mikel Arriola, “Muchas gracias por la intención, Mikel, pero a ti ya te sacrificamos al mandarte a contender en la Ciudad de México”, le responde el líder nacional del PRI, Enrique Ochoa. “Pero puedes ser un arbolito”, añade.

     

    “Tenemos el tiempo encima y no estamos llegando a nada”, dice el vocero presidencial, Enrique Sánchez, “¿Cuánto falta para que sea Navidad?”. “Falta 1 semana, no menos, como tres”, responde el presidente Peña Nieto.

     

    Aunque trataron de detener el reloj legislativo, los políticos fueron incapaces de ponerse de acuerdo y tampoco este año se va a realizar la pastorela mexicana.

     

    MUY FELICES FIESTAS

     

    La autora de esta Inmaculada, que se tomará unos días para regresar con la columna el 7 de enero, le desea a sus lectores unas muy felices fiestas y que en 2018 la sonrisa no se les borre a pesar de los políticos, las elecciones y la espotiza que le depara al país.

     

    VIANEY ESQUINCA/La inmaculada percepción

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Estupidovich

    2018-01-21 11:08:39 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Parece que los precandidatos y sus equipos están empeñados tanto en fomentar el humor mexicano y llevarlo a su máxima expresión como en sorprender al ciudadano de a pie con cosas que nunca pensó que vería.


        

    Las mal llamadas precampañas de los aspirantes presidenciales siguen dando de que hablar por sus ocurrencias. Parece que los precandidatos y sus equipos están empeñados tanto en fomentar el humor mexicano y llevarlo a su máxima expresión como en sorprender al ciudadano de a pie con cosas que nunca pensó que vería.

     

    ¿Un panista vestido de perredista y un partido en campaña pidiéndole a los medios no preguntar? Pues sí, en 2018 esto y más sucede en lo que es apenas el comienzo. Lo que antes parecía un sueño guajiro, Ricardo Anaya, el abanderado de Por México al Frente, lo hizo realidad. Un miembro de la derecha disfrazado de izquierda. Perredistas aplaudiendo rabiosamente a un panista vestido de amarillo, ahora es posible. 

     

    Y qué decir de Dante Delgado, líder del partido Movimiento Ciudadano, que queriendo “ayudar” a su abanderado, le dijo a los medios que no habría más entrevistas banqueteras para que no preguntaran ocurrencias. La nota, por supuesto, la dio esa “ocurrencia” del exgobernador de Veracruz. Seguramente, en el momento en que estaba hablando, Anaya pensó “¿por qué en lugar de Dante no está Yuawi dando esta conferencia conmigo?”.

     

    Eso no es todo, ahora resulta que el nuevo peligro de México no es la terminación unilateral del Tratado de Libre Comercio, la corrupción de los gobernadores o funcionarios, tampoco la inseguridad, el crimen organizado o el narcotráfico.

     

    Esas amenazas ya son cosa del pasado. Ahora, el mayor riesgo es el diabólico, perverso y malintencionado ¡gobierno ruso!, ese que hizo que ganara Donald Trump, ahora está en México. El extraño enemigo del que hablaba el Himno Nacional ha osado profanar con su planta su suelo y lo ha hecho de la mano del morenista Andrés Manuel López Obrador.

     

    A juicio de sus detractores, el tabasqueño un día es chavista; otro, putinista, y uno más, amigo cuasi-hermano de Trump. Los lunes tiene el código postal en Venezuela y los miércoles y viernes recibe instrucciones desde el mismísimo Kremlin.

     

    Morena ahora ya se llama Morenanovich, su candidato Andrea Manuelovich Vladimir López y por supuesto están impulsando una especie de política chavista y la perestroika. Seguramente, en los distintos partidos políticos están pensando que si ya funcionó una vez que López Obrador era un peligro para México ¿por qué no va a funcionar que se trate de crear la idea que El Peje realmente es un esturión?

     

    Por el momento, López Obradorovich ha tomado con sentido del humor las ocurrencias, ahora habrá que ver qué tan lejos quieren llevar esta teoría los estupidovich y si realmente le va a pegar, o de plano sale contraproducente y la gente piensa que es mejor tener a un Putin que a un Peña.

     

    Pero al menos ha quedado claro cuál es el nivel de debate que se verá en los siguientes meses. Así que no hay que dudar que se diga que Anaya es realmente es un extraterrestre y tiene superpoderes como hablar idiomas o tocar instrumento y José Antonio Meade es Carlos Salinas de Gortari disfrazado.

     

    Ahora, los precandidatos presidenciales no han sido los único que han estado involucrados en escándalos. Las palmas se las han llevado los aspirantes a candidatos independientes que quisieron sorprender a las autoridades electorales haciendo trampa en la recolección de firmas. Seguramente van a alegar ignorancia, van a decir que “fue sin querer queriendo” o que simplemente confiaron en su equipo y éste no actuó de mala fe. Lo que es un hecho es que la cultura de la transa se da en todos los niveles y parecería que se está aprovechando de la mínima oportunidad para demostrar de que están hechos.

     

     Vianey Esquinca/La inmaculada percepción

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn