×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO

  • Ivonne Ortega deja atrás sus aspiraciones presidenciales y da todo su apoyo a Meade

    2017-12-02 11:12:08 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Ivonne Ortega Pacheco, la ex gobernadora de Yucatán que hasta hace una semana aseguraba que buscaría la candidatura del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia de la República, dio ayer todo su apoyo a José Antonio Meade Kuribreña, quien mañana (domingo) se inscribe como precandidato único de ese partido a la primera magistratura del país.


        

    En un acto celebrado en la sede nacional del tricolor, al que no se invitó a la prensa, ambos se comprometieron a trabajar en unidad para conseguir el triunfo en la contienda del año próximo.

     

    Ortega Pacheco le dijo que trabajará en todo el país para lograr el triunfo de él y de todos los abanderados del priísmo, mientras el inminente candidato presidencial la calificó de voz poderosa en la discusión de temas prioritarios para el país y el partido. Gracias a ella –agregó– el PRI es un partido más abierto, más democrático y más plural.

     

    Le agradeció su consejo –no precisó cuál–, porque es una mujer de convicciones y principios. Me siento honrado de tener su respaldo, porque su visión va a enriquecer nuestra campaña, expresó Meade, al tiempo de calificar la estructura de Ortega como valiente, comprometida, audaz y entrona.

     

    La ex gobernadora de Yucatán renunció a su curul en enero pasado para buscar el apoyo de los priístas a su causa; criticó los usos y costumbres del partido, en especial el destape (designación del Presidente en turno del candidato de su partido) e incluso consideró que apostar por un simpatizante o externo representaría una afrenta para quien habría de salir a buscar el voto en favor de alguien que se avergüenza de la militancia priísta (La Jornada, 25/10/17).

     

    Después de una semana de silencio –y a cuatro días del destape en favor de Meade– Ortega declinó, pese a que en 15 días juntó 1.4 millones de firmas de apoyo a su causa. Ayer se retiró, aseguró, con sus convicciones partidistas intactas.

     

    Es una decisión que he tomado basada en mi lealtad y mi amor al partido y, sobre todo, con el compromiso expresado del doctor Meade de respetar los principios priístas y empoderar a los militantes y a los ciudadanos.

     

    Y sin lugar a dudas de su formación, experiencia y compromiso, Meade es el mejor para representar a nuestro partido en la elección presidencial.

     

    Meade le dijo que estaba muy motivado, agradecido y contento por el hecho.

     

    Conozco a Ivonne Ortega desde hace muchos años; me tocó trabajar con ella en dos legislaturas; me tocó con ella recorrer Yucatán, recorrer Mérida, nos tocó hacer un esfuerzo de cambiar focos en un programa importante que lo que pretendía era llevar ahorros a las familias yucatecas.

     

    Por la noche, Meade cenó en un restaurante del Centro Histórico capitalino con el secretario de Salud, José Narro Robles, para conversar sobre distintos temas de la agenda nacional, informó el PRI. Con ello, el ex secretario cumple una ronda de encuentros públicos con otros personajes que de manera explícita o implícita manifestaron interés en la candidatura priísta: Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, y Enrique de la Madrid, de Turismo. En la lista de presidenciables se mencionó en su momento también a Aurelio Nuño, titular de Educación, quien ahora es señalado como posible coordinador de la campaña de Meade.

     

    Conversó también ayer con Eruviel Ávila, dirigente del PRI en la Ciudad de México. Antes, dedicó tiempo a elaborar el discurso que emitirá mañana domingo en la sede nacional del tricolor, uno de los discursos más importantes de esta nueva etapa que comienza. Este domingo me registraré como precdandidato del PRI a la Presidencia de la República, escribió en su cuenta de Twitter.

     

     

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Roberta Jacobson admite estar feliz de escapar del caos de Trump

    2018-10-21 09:01:22 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    La exembajadora de Estados Unidos en México reconoce sentir nada menos que alivio por no tener que defender lo indefendible, en referencia al deterioro de las relaciones bilaterales.


        

    NUEVA YORK.

     

    La exembajadora de Estados Unidos ante México, Roberta Jacobson, afirmó que se siente “feliz de escapar del desorden” que presenció durante más de un año en que laboró para el gobierno encabezado por el presidente Donald Trump.

     

    Creyendo profundamente en la relación Estados Unidos-México, no puedo pretender nada menos que alivio por no tener que defender lo indefendible”, aseguró Jacobson, quien renunció en mayo pasado a su puesto en México, en un artículo publicado este domingo en el diario The New York Times.

     

    Titulado 'Mi año como embajadora de Trump', Jacobson manifestó que no está segura de si luego de casi dos años de gobierno, el presidente estadunidense comprenda que necesita a Canadá y México como aliados si pretende abordar algunos de los problemas internos más complicados de su país.

     

    Destacó que aunque cierto desorden es normal al principio de cada administración, el nivel de caos durante el gobierno de Trump era “extremo”, y asentó que la confianza lentamente creada en México respecto de Estados Unidos se “está destruyendo ahora”.

     

    La queja principal de Jacobson es la amenaza de Trump de terminar con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), por lo que aseveró sentirse complacida de que la base de ese acuerdo haya podido permanecer.

     

    La “obsesión” de Trump con terminar el TLCAN, señaló Jacobson, “es una ventana a un estilo caótico de toma de decisiones que ha socavado la diplomacia y los intereses nacionales de Estados Unidos en todo el mundo”.

     

    Explicó que la primera vez que funcionarios de la Casa Blanca dijeron a reporteros que el presidente tenía la intención de terminar el TLCAN, en la primavera de 2017, ella no había recibido ninguna notificación al respecto pese a que esa misma tarde se reuniría con el presidente Enrique Peña Nieto.

     

    Como embajadora en México, habría esperado que me dijeran qué pretendía hacer el presidente con respecto a la parte más vital de nuestra relación con México. Pero no es así como funcionan las cosas en la era Trump”, indicó la diplomática.

     

    Jacobson reveló que esa tarde, Peña Nieto preguntó:

     

    ¿Tu presidente va a retirarse del TLCAN antes de que tengamos la oportunidad de sentarnos y de trabajar en esto? Esto sería un desastre, económicamente, políticamente”.

     

    La diplomática concordó con Peña Nieto.

     

    Puntualizó que luego de 30 años de carrera en el servicio exterior siempre había dependido de la orientación de sus superiores del Departamento de Estado y de la Casa Blanca. Esta orientación fue escasa durante el gobierno de Trump.

     

    En el texto, Jacobson precisó que el TLCAN ha servido no solo como acuerdo comercial sino para profundizar la cooperación en materia de seguridad, migración y política exterior, incluido el terrorismo.

     

    Asimismo, ha servido para impulsar la cooperación en materia de tráfico de drogas.

     

    Jacobson aceptó desconocer por qué la notificación para finalizar el TLCAN nunca fue enviada al Congreso.

     

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn