×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • Inclusión laboral: Mario, con síndrome de down, rompe barreras

    2017-11-29 18:53:14 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Mario es un alumno que pertenece al Centro de Atención Múltiple #7507, un chico bueno, respetuoso y amable que tiene síndrome de Down y que por ello se ha encontrado con barreras a lo largo de sus 19 años de vida.


        

    Han sido muchas las experiencias que el joven ha superado con su familia la cual siempre lo ha apoyado y diariamente inyecta en él su buen comportamiento y el respeto a sus semejantes. 

    Lo más significativo en su vida, para su buen desempeño y desarrollo ha sido contar con docentes con disponibilidad y la actitud de apoyarlo e integrarlo al grupo, así como la colaboración que existe entre padres y maestros. 

    Algunas dificultades que ha presentado es que desde pequeño tuvo problemas para ser incluido en la guardería y la primaria pero los padres lucharon hasta que lograron que Mario pudiera entrar.  Otro conflicto es la lectoescritura pues le es difícil y necesita tiempo para comprenderlo pero con apoyo de alguien que le explique esta situación se resuelve.

    Para sus padres es difícil desprenderse y darle la oportunidad de demostrar todo lo que él puede realizar de manera independiente, dando a conocer de todo lo que es capaz, sin embargo, actualmente se encuentra en el grupo de prácticas laborales del CAM realizando su trabajo en un hotel de la ciudad de Chihuahua en el área de lavandería. El que el personal del hotel le brinde la oportunidad y le ayude a aprender cosas nuevas ha traído cambios muy buenos a su vida  pues a pesar de que son tres meses los que tiene trabajando se observa algo diferente en acciones, vocabulario, expresiones, así como la relación con los demás.

    El joven es capaz de realizar todo como cualquier otra persona, lo diferente está en la sociedad que le ha puesto las barreras para que él se desenvuelva de manera independiente. Si no existen las actitudes de rechazo y el no incluirlo grandes cosas se pueden hacer. Juntos podemos elevar la calidad de vida de las personas con discapacidad.

     

    Por: Maestra en formación (MF) Yara Rodríguez 

     

     

     

     

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    El agua y el aceite sí se mezclan

    2017-12-10 09:13:18 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    El Frente demostró que haberse repartido los bienes de forma anticipada y haber afinado los detalles del contrato prenupcial fueron suficientes para que ese arroz se cociera.


        

    Y para sorpresa de propios y extraños se concretó oficialmente la coalición electoral entre el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano. El antes Frente Ciudadano por México, desde ayer tiene otro nombre. Le quitaron lo ciudadano y lo dejaron como: “Por México al Frente”, que fácilmente puede confundirse con “Al Frente por México”, “México al Frente”, “El Frente de México”, “Todo de Frente” o “Voy de Frente y no me quito”.

     

    No se puede regatear que tras mucha sospecha, escepticismo y dudas razonables, estos partidos rompieron la regla de la física de que el agua y el aceite no se mezclan. Por el contrario, dieron una prueba irrefutable que los polos opuestos se atraen, que el pragmatismo venció una vez más a la ideología, que más vale decir aquí pactó, que aquí quedó en tercer lugar y que el interés tiene pies partidistas.

     

    ¿Qué puede surgir de este matrimonio por interés? La respuesta es de pronóstico reservado, pero las apuestas serán más cautelosas porque el Frente demostró que haberse repartido los bienes de forma anticipada y haber afinado los detalles del contrato prenupcial fueron suficientes para que ese arroz se cociera.

     

    Eso sí, para que la coalición fuera posible, el PRD tuvo que renunciar a que de sus filas saliera el candidato presidencial. No podía ser de otra manera, las cifras no le daban. Si bien Miguel Ángel Mancera ha demostrado que puede ser un buen candidato, no se puede decir lo mismo de su gestión como jefe de Gobierno. ¿Cómo podía ser el abanderado del Frente cuando en la propia ciudad que gobierna tiene tan baja aprobación? ¿Cómo abanderar un esfuerzo político si en la CDMX Morena ha ido creciendo, aprovechándose de su mal desempeño como gobernante?

     

    También hay que reconocer el trabajo del presidente de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, quien, como fiel Sancho, salió a defender a su Quijote Anaya cuando Mancera hizo un movimiento inesperado diciendo que quería ir por la grande. Además, debe agradecérsele a Alejandra Barrales, quien fungió como punching bag de las tribus perredistas que estaban decididas a dinamitar al Frente.

     

    Pero entonces queda Ricardo Anaya, de quien se da por un hecho que será el candidato panista. Pero, ¿qué tiene el queretano? No basta ser inteligencia para ganar. Carlos Castillo Peraza fue un panista brillante, pero llevó al PAN al sótano de las preferencias en las elecciones de 1997 para jefe de Gobierno del Distrito Federal. Tampoco es suficiente haber vencido a sus enemigos políticos internos. Cuando Arturo Montiel ganó la candidatura del PRI en 2005, sus “amigos” de partido no se lo perdonaron y filtraron a los medios las numerosas propiedades de Montiel y los negocios millonarios de sus hijos. Lo que pasó después es historia, pero deja claro que dejar heridos en el camino tiene un costo.

     

    Anaya tiene todavía en la espalda el escándalo de enriquecimiento personal y de su familia. Aunque el panista se ha dedicado a señalar que todo es parte de una campaña orquestada desde el gobierno, también ha quedado claro que es tan vulnerable como cualquier otro político. Además, Anaya no se caracteriza por su carisma, y ése no se puede desarrollar ni adquirir de la noche a la mañana.

     

    ¿Qué pasará entonces? La oficialización de la candidatura presidencial de Anaya al frente del Frente; los pleitos de las tribus al interior del PRD para repartirse las candidaturas que les tocan, pero, sobre todo, la Jefatura de la Ciudad de México y la última última última definición sobre el futuro de Miguel Ángel Mancera, porque aunque ayer dijo que se quedaba en el gobierno capitalino, esto apenas comienza y todo puede suceder.

     

    Vianney Esquinca/La inmaculada percepción

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn