×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • 'Gallo' Estrada vence a Carlos Cuadras y ahora va por título mundial

    2017-09-10 07:46:46 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    En la función estelar, Srisaket Sor Rungvisai noqueó en cuatro rounds al 'Chocolatito'.


        

    Carson, Cal, EU.-  El "Gallo" Juan Francisco Estrada "cantó" en el StubHub Center tras vencer en una emocionante contienda a Carlos Cuadras y así declararse el mejor supermosca mexicano, además de ganarse la oportunidad de ir por el título mundial supermosca.

     

    Ante un lleno en el inmueble y un error del anunciador Michael Buffer al decretar el resultado final, que instantes después fue corregido, Estrada se quedó con la victoria en las tarjetas de los jueces con idénticas puntuaciones de 114-113.

     

    Cuadras fue mejor en los primeros episodios, conectó a Estrada y por momentos lo hizo ver mal, pero a partir del sexto giro, el "Gallo" mejoró, poco a poco dominó y en el décimo asalto mandó a la lona a su rival para encaminarse al triunfo.

     

    Ambos guardaron su distancia en el inicio, con poco que arriesgar, aunque fue Cuadras el primero en buscar el castigo fuerte a su oponente con ganchos, que, sin embargo, no hicieron el daño esperado en su rival.

     

    El "Príncipe" había advertido que no quería que ocurriera lo mismo que con Román González el año pasado, al que no atacó en los primeros rounds, y así lo hizo esta vez, con veloces combinaciones, aunque Estrada respondió con un uper.

     

    Poco a poco fueron soltándose en el ring, el sinaloense con una mano izquierda peligrosa que buscó hacer daño a la zona hepática y el 1-2 que remató con derecha al rostro de Estrada, que respondió con precisos golpes.

     

    La pelea en el ring era igualada, los dos lanzaban sus mejores golpes y con variedad, ganchos arriba y abajo y volados, y en las gradas estaba igual de reñido, pues cuando unos comenzaban con el "¡Cuadras, Cuadras!", de inmediato eran igualados con el "¡Gallo, Gallo!" y viceversa.

     

    Los dos se entregaron en el ring y provocaron que la afición se emocionara. Cuadras se veía mejor y obligaba a su oponente a ir al frente. El sexto asalto parecía el mejor de Estrada tras una derecha rostro y un uper, pero en el séptimo lo dominó por completo con upers y derechas que hicieron retroceder al rival.

     

    Cuadras se notaba ligeramente cansado, pero en ese momento era el obligado a reaccionar y retomó la presión sobre el de Puerto Peñasco, al que hizo mirar hacia arriba tras conectarle un uper en el noveno.

     

    Ninguno cedía, los dos soltaban las manos y presionaban. El "Gallo" mandó un avisó con la derecha al rostro, e instantes después la repitió para mandarlo a la lona en el décimo. Era el momento del "Gallo" y se lanzó con todo, pero "El Príncipe" aguantó.

     

    Ambos se enfrascaron en un intercambio emocionante, aunque las mejores combinaciones ya eran del "Gallo" sobre un rival que se entregó en el ring en busca de la victoria, pero el justo ganador fue Estrada.

     

    Cuando Buffer dio las puntuaciones y como triunfador a Cuadras, un sonoro abucheo se escuchó en el inmueble, aunque pronto corrigió para la celebración de Estrada, quien mejoró a 36-2, 25 nocauts, mientras el mexicano tiene 36-2-1, 27 por la vía rápida.

     

    Estrada es ahora retador mandatorio al título supermosca del Consejo Mundial de Boxeo y espera al vencedor de la pelea entre el nicaragüense Román "Chocolatito" González y el actual monarca, el tailandés Srisaket sor Rungvisai.

     

    Srisaket Sor Rungvisai noquea en cuatro rounds al 'Chocolatito'

     

    El boxeador nicaragüense Román González falló en su búsqueda de recuperar el título supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) al ser noqueado en el cuarto round por el tailandés Srisaket Sor Rungvisai, que realizó con éxito su primera defensa.

     

    En el pleito estelar de la función "Superfly" que se realizó en el StubHub Center de Carson, California, el "Chocolatito" González sufrió dos caídas en el cuarto asalto para ser noqueado al 1:18 minutos, además de sufrir el segundo revés de su carrera y de forma seguida.

     

    Tras caer a la lona luego de los brutales impactos, Román requirió atención sobre el ring y tardó algunos minutos en levantarse e irse entre aplausos de la afición, un tanto incrédula, que acudió a apoyarlo.

     

    Román advirtió desde los días previos que debía cuidarse de la cabeza del asiático y en el primer round se quejó con el réferi de un cabezazo. El tailandés parecía decidido a todo y atacó desde el inicio.

     

    Ninguno cedió y protagonizaron intercambios que provocaron los gritos de la gente, prácticamente todos a favor de Román y el "Chocolate, Chocolate", además del "Nicaragua, Nicaragua", así lo confirmaban.

     

    Pero en el cuarto asalto llegó la desilusión para todos los seguidores de Román, luego de que Sor Rungvisai conectó derechazo que mandó a la lona al ex campeón mundial.

     

    Se puso de pie, pero el monarca no desaprovechó su momento y se lanzó decidido a todo y le repitió la dosis, otro derechazo al rostro que fue letal para terminar con la pelea y ver a Román como nunca se le había visto en el ring.

     

    El pugilista tailandés, quien se coronó en marzo tras quitar el invicto a Román, hoy le provocó su segunda derrota y mejoró su récord a 44-4-1, 40 nocauts, mientras que el "Chocolatito" tiene registro de 46-2-1, 38 por la vía rápida.

     

    Con el triunfo de Srisaket y de forma previa del mexicano Juan Francisco "Gallo" Estrada en pelea eliminatoria, se espera que ambos se enfrenten en su siguiente pelea para disputar el cinturón supermosca verde y oro.

     

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Eagles privan a Vikings de jugar Super Bowl LII en casa

    2018-01-21 20:07:44 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Los Minnesota Vikings no serán los primeros en disputar un Super Bowl en casa. Philadelphia Eagles despedazaron sus esperanzas al triunfar 7-38 en la Final de la Conferencia Nacional, donde sellaron su boleto al Juego Grande a disputarse en el US Bank Stadium de Minneapolis frente a los todopoderosos New England Patriots.


        

    El Super Bowl LII tendrá aires de revancha, pues Philadelphia buscará cobrar venganza ante los Pats, que el 6 de febrero de 2005 ganaron el Super Bowl XXXIX a costa suya.

     

    Eagles consumaron su regreso al Súper Domingo gracias a una actuación sublime de Nick Foles, quien completó 26 de 33 envíos para 352 yardas, tres touchdowns y ninguna intercepción frente a unos Vikes que se desinflaron dramáticamente conforme transcurrió el partido.

     

    Apenas en su primera serie, Case Keenum conectó un pase de 25 yardas con Kyle Rudolph para el primer touchdown del juego. Pero el QB de los nórdicos cometió su primer error jugadas más tarde, pues fue interceptado por Patrick Robinson quien devolvió el ovoide hasta la zona de anotación para emparejar el marcador.

     

    A Minnesota le costó volver a conectar sus circuitos, situación que aprovecharon los Eagles, que gracias a un acarreo de 11 yardas de LeGarrette Blount, se fueron al frente en el marcador para no volver a soltar la ventaja.

     

    En el ocaso del segundo periodo, los Vikings tocaban peligrosamente la puerta de Philadelphia, pero Derek Barnett provocó un fumble de Keenum, mismo que fue recuperado por Chris Long y dejó a Minnesota de nuevo con las manos vacías.

     

    Las consecuencias fueron aún peores para los Purple People Eaters, pues de esa pérdida de balón se generó el tercer touchdown de la noche para Eagles. Un bombazo de 53 yardas de Foles para Alshon Jeffrey y otros tres puntos más de Jake Elliott sellaron el cómodo 7-24 con el que los emplumados se fueron al descanso.

     

    Apenas comenzado el tercer asalto, otro bombazo de Foles, ahora de 41 yardas para el veterano Torrey Smith, terminó por enterrar la esperanza de Minnesota, que vio cómo dramáticamente se le escapaba de las manos la chance de ser el primer equipo en jugar un SB en casa.

     

    Jeffrey volvió a ser blanco del inspirado Foles, quien completó con él su tercer pase de touchdown de la mejor noche de su carrera y Philadelphia redondeó así la actuación más importante de este equipo en 13 años.

     

    Philly jugará su tercer Super Bowl tras perder en sus primeras dos oportunidades, en la edición XV contra Raiders y en la ya mencionada versión XXXIX del Súper Domingo.

     

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn