×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • Nace mudo el Sistema contra la Corrupción; borran área de comunicación

    2017-08-08 08:39:03 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Carece de mecanismo para dar a conocer el trabajo que realiza, tampoco podrá informar si detecta alguna irregularidad en las instituciones que la integran


        

    CIUDAD DE MÉXICO.

    El Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) enmudeció por decreto, debido a que no se autorizó una dirección general de comunicación social.

    Tampoco se le aprobó contar con una dirección de desarrollo tecnológico, a pesar de que tiene la obligación de desarrollar una plataforma digital.

    El 21 de julio pasado, el Diario Oficial de la Federación publicó la estructura administrativa del SNA, en el cual no aparece una dirección de comunicación social que sí estaba en el proyecto original, presentado por el Comité de Participación Ciudadana que preside Jacqueline Peschard.

    Según el Comité Coordinador —integrado por diversas instituciones como la PGR, el Consejo de la Judicatura y el Comité de Participación Ciudadana—,  el SNA carece de la dirección de comunicación porque las instituciones que conforman el nuevo sistema tienen un área similar.

    Sin embargo, el nuevo sistema se queda sin el mecanismo propio para dar a conocer el trabajo que realice y no tendrá una estructura para diseñar la difusión de la estrategia nacional anticorrupción.

    Incluso, puede generarse una dinámica viciada de origen, si el sistema detecta corrupción en las instituciones que conforman el Comité Coordinador y no pueda informarlo.

    SNA nació mudo y con estructura coja

    En su organización administrativa no se consideraron cinco direcciones generales, incluida la de Comunicación Social.

    El Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) nació enmudecido, porque no le aprobaron la creación de una Dirección General de Comunicación Social, con lo cual no tendrá mecanismo alguno para dar a conocer el trabajo que realice, ni contará con una estructura propia para diseñar y planear la difusión de la estrategia nacional para prevenir los actos de corrupción.

    Pero tampoco tendrá una Dirección General de Infraestructura Tecnológica, con lo cual, la Plataforma Nacional Digital que está obligado a desarrollar y administrar, donde se mostrará toda la información de los servidores públicos, no estará bajo su control.

    El pasado 21 de julio, el Diario Oficial de la Federación (DOF) publicó la estructura administrativa aprobada para el SNA, en el cual no aparece una Dirección de Comunicación Social, que sí estaba en el proyecto original presentado por el Comité de Participación Ciudadana, que preside Jacqueline Peschard, como lo demuestra una copia obtenida por Excélsior.

    De acuerdo con la información proporcionada, el SNA no contará con una dirección encargada de su comunicación con la sociedad, porque la lógica aplicada por el pleno del Comité Coordinador, que es la máxima autoridad colegiada del Sistema, es que todas las instituciones que conforman el Sistema cuentan con una dirección de comunicación social y pueden actuar como auxiliares de este organismo.

    Pero de esta forma, el SNA no tendrá forma de decidir los tiempos en que emite la comunicación de su trabajo hacia la sociedad, incluso puede generarse una dinámica viciada de origen, si el Sistema detecta algún acto de corrupción en las instituciones que conforman el Comité Coordinador y no pueda darlo a conocer, porque esas mismas instituciones determinarán la forma en que darán a conocer el trabajo.

    De acuerdo con el Anteproyecto de la Estructura y Organización Administrativa de la Secretaría Ejecutiva del SNA, cuya copia posee Excélsior, el organismo solicitó dos unidades: de Riesgos y Política Pública, y de Servicios Tecnológicos y Plataforma Digital, así como ocho direcciones generales: de Administración; de Asuntos Jurídicos; de Comunicación Social; de Diseño, Planeación y Evaluación de Políticas Públicas; de Infraestructura Tecnológica; de Seguimiento y Análisis de Riesgos; de Sistemas y Operaciones, y de Vinculación Interinstitucional.

    Sin embargo, el Comité Coordinador le aprobó las dos unidades, pero sólo tres direcciones generales: de Administración, de Asuntos Jurídicos y de Vinculación Interinstitucional, según la publicación del DOF, del acuerdo que le da forma a la estructura del Sistema Nacional Anticorrupción.

    De esta forma, el Sistema carecerá de su propia Comunicación Social; de la instancia que le ayude al Diseño, Planeación y Evaluación de Políticas Públicas; de la que desarrollará la Infraestructura Tecnológica, de Seguimiento y la encargada del Análisis de Riesgos, de Sistemas y Operaciones.

    Según la Ley General del Sistema Nacional Anticorrupción, el Comité Coordinador del SNA está obligado a “establecer una Plataforma Digital que integre y conecte los diversos sistemas electrónicos que posean datos e información necesaria para que el Comité Coordinador pueda establecer políticas integrales, metodologías de medición y aprobar los indicadores necesarios para que se puedan evaluar las mismas.

    “Establecer una Plataforma Digital Nacional que integre y conecte los diversos sistemas electrónicos que posean datos e información necesaria para que las autoridades competentes tengan acceso a los sistemas a que se refiere el Título Cuarto de esta Ley”, y al negarle la creación de la Dirección General de Infraestructura Tecnológica, la Plataforma Digital no estará en manos del Sistema, cuyo corazón es la Secretaría Técnica, sino de las instituciones que la conforman.

     

    El rechazo a la creación de estas direcciones generales fue del Órgano de Gobierno del SNA, integrado por el Comité Coordinador, que está formado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), la Procuraduría General de la República (PGR), la Secretaría de la Función Pública (SFP), el Consejo de la Judicatura, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai), el Tribunal de Justicia Administrativa y el Comité de Participación Ciudadana, cuya presidenta, Jacqueline Peschard, fue la encargada de presentar el anteproyecto de estructura, que no fue aprobado.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    México y Canadá, en bloque ante EU; rechazan propuestas en negociación

    2017-11-21 08:13:27 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Delegaciones coinciden en seis puntos y establecen plan para defender el libre comercio, la certidumbre de los inversionistas y la competitividad


        

    CIUDAD DE MÉXICO.

    México y Canadá conformarán un bloque común para rechazar las condiciones de Estados Unidos en la modernización del Tratado de Libre Comercio (TLC).

    Ambas delegaciones coinciden en seis puntos y trabajan en un proyecto para defender el libre comercio, la certidumbre de inversionistas y la competitividad en el mercado.

    Steve Verheul, jefe técnico de negociaciones de Canadá, aseguró que “avanzan en conjunto” con México.

    Moisés Kalach, coordinador general del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales (CCNEI), dijo que coinciden en no aceptar el planteamiento de modificar la regla de origen en el sector automotriz para que las unidades fabricadas en Norteamérica tengan 85% de contenido de los tres países, pero 50% del total sea de EU.

    Ambas delegaciones también rechazan la propuesta de eliminar los mecanismos para la solución de controversias establecidos en el Capítulo 19.

    Para el sector textil y vestido, no es aceptada la eliminación ni reducción de mecanismos que incorporan materia prima de países que no pertenecen a Norteamérica.

    Canadá también se sumó al planteamiento de México de eliminar la cláusula de extinción para convertirla en una revisión de resultados.

    Ambos países proponen analizar la posibilidad de convertir a Norteamérica en un bloque productor de hidrocarburos.

    Forman frente contra EU

    Las delegaciones de México y Canadá aseguran que Estados Unidos no muestra voluntad para avanzar.

    Las delegaciones de México y Canadá formaron un flanco común para rechazar las propuestas de Estados Unidos, durante la quinta ronda de renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), frente a un equipo estadunidense “que no muestra voluntad para progresar en el acuerdo”.

    Durante el sexto día de trabajos para la modernización del tratado, en la Ciudad de México, el jefe técnico de negociaciones de Canadá, Steve Verheul, aseguró que “hay diversos temas en común con México”, y que “se avanza en conjunto”.

    Mientras que Moisés Kalach, coordinador general del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales (CCNEI), comentó que los temas en los que coinciden mexicanos y canadienses son con respecto a la cláusula de extinción, para que el acuerdo no tenga una muerte súbita, sino que se actualice cada cinco años.

    En las reglas de origen del sector automotriz así como de textil y vestido, la permanencia de los mecanismos para solución de controversias y el rechazo a las barreras al comercio son parte de las posturas en común.

    De acuerdo con el líder empresarial, a pesar de las posturas mexicanas y canadienses, el equipo de Estados Unidos “no está respondiendo”.

    Incluso, aseguró que hay algunos capítulos en los que hay avances que permitirían cerrarlos, pero “no se ha visto voluntad del equipo americano de progresar”.

    En el sector automotriz, el equipo mexicano y canadiense han acordado no aceptar el planteamiento de modificar la regla de origen para que las unidades en norteamérica tengan 85% de contenido de los tres países, pero 50% del total sea originario de Estados Unidos.

    Ante esta propuesta los negociadores de estos dos países acordaron no hacer contrapropuestas, pero sí abordar el tema a través de preguntas técnicas al equipo estadunidense.

    Además, México y Canadá se mantienen firmes en no aceptar la propuesta estadunidense de eliminar los mecanismos para la solución de controversias establecidos en el Capítulo 19.

    En lo que se refiere al sector textil y vestido, el equipo mexicano y canadiense no aceptan la eliminación ni reducción de los mecaismos que permiten incorporar materia prima de países que no pertenecen a norteamérica, conocidos como TPL’s.

    México y Canadá también coinciden en hacer una revisión cada cinco años del TLCAN, pero que no considere la “muerte súbita” del acuerdo, debido a que esta propuesta es “intransitable”.

    La intención estadunidense de establecer barreras a la exportación de frutas y hortalizas mexicanas durante su temporada de producción, fue rechazada formalmente ayer y la delegación canadiense también se opuso a que las importaciones que realicen de Estados Unidos, de productos cárnicos y lácteos, sean gravadas.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn