×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • EU admite culpa por narcotráfico; nosotros somos el mercado: Tillerson

    2017-05-19 08:19:43 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Se reducirían ganancias de los cárteles si los estadunidenses entienden que el consumo de drogas termina en pérdida de vidas en México, dijo Kelly


        

    WASHINGTON.

    El gobierno de Estados Unidos admitió que por el consumo de drogas en su país, México sufre de la violencia de los cárteles.

    “Como estadunidenses tenemos que reconocer que somos el mercado para estas actividades (consumo de droga), pero si no fuera por nosotros, México no tendría este problema, así que tenemos que reconocerlo”, dijo el secretario de Estado de EU, Rex Tillerson.

    En conferencia de prensa conjunta con el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray,  y con el secretario de Seguridad Nacional de EU, John Kelly, Tillerson dijo que el problema requiere un plan de reducción de la demanda de droga en su país.

    Ayer, representantes de ambos países sostuvieron un encuentro de alto nivel en materia de seguridad.

    En su turno, Kelly  coincidió con Tillerson y señaló que se reducirían las ganancias de los cárteles de la droga “si los estadunidenses entienden que el consumo de las drogas termina en la pérdida de vidas de periodistas, de policías, soldados, jueces y fiscales de la región, en especial de México”.

    No hay precedente de un pronunciamiento así de contundente por parte de dos secretarios estadunidenses en un mismo acto.

    EU admite que problema del narco es por su culpa

    John Kelly pide a sus compatriotas entender que la demanda de droga en su país termina con la vida de soldados y gente aquí y en Colombia.

    El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex, reconoció que si no fuera por el consumo de drogas en su país, México no tendría ese problema.

    “Nosotros como estadunidenses tenemos que reconocer que somos el mercado para estas actividades (consumo de droga), pero si no fuera por nosotros, México no tendría este problema, así que tenemos que reconocerlo”, dijo.

    Afirmó que el problema del narcotráfico y los grupos criminales que mueven drogas es suyo, y no sólo de México, y dijo que es necesario implementar un plan de reducción de la demanda interna de narcóticos en su país.

    “Como estadunidenses, debemos asumir este problema, es nuestro (...) Como estadunidenses, necesitamos aceptar que nosotros somos el mercado”, dijo el secretario de Estado durante un diálogo de alto nivel sobre seguridad con altos representantes del gobierno de México.

    Ya en marzo de 2009, la entonces la secretaria de Estado, Hillary Clinton, había asegurado que Estados Unidos compartía la responsabilidad con México para enfrentar a los cárteles de la droga.

    En una visita a nuestro país, Clinton dijo que la “insaciable’’ demanda de drogas en Estados Unidos y la incapacidad de detener el tráfico de armas hacia México estaban detrás de la creciente violencia en la frontera común.

    En tanto, el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, coincidió ayer en que Estados Unidos es “un imán” para las drogas debido a la demanda de muchos adictos, y admitió que son “nuestros amigos en México quienes más sufren el peso de la violencia” del crimen organizado.

    “Lo primero que tenemos que hacer, porque es la fuente de todos los problemas, es hacer frente a la demanda en Estados Unidos”, sostuvo Kelly.

    “Si los estadunidenses entienden que el uso de drogas termina en pérdida de vidas de periodistas en la región, en particular ahora en México, oficiales de policía, soldados, jueces, fiscales, si los estadunidenses que usan drogas entienden, y dejan de hacerlo, se reducirá significativamente el dinero proveniente de las drogas y en consecuencia las ganancias que genera Estados Unidos”, continuó.

    Recordó que el muro fronterizo con México funciona para frenar el tráfico de droga, pero también es útil la tecnología.

    El responsable de Seguridad afirmó que es necesario “un programa integral de reducción de la demanda de drogas en EU”.

    “Nunca llegaremos a cero, pero podemos reducir la cantidad de drogas que se consumen en EU”, añadió Kelly.

    El ministro se pronunció de manera similar hace dos semanas, donde lamentó que Estados Unidos no esté haciendo “casi nada” para reducir la demanda interna.

    Tillerson y Kelly hablaron después de reunirse con sus homólogos mexicanos, Luis Videgaray y el secretario de Gobernación, con quienes mantuvieron un diálogo “muy útil y fructífero”, en palabras del secretario de Estado.

    “Hoy hemos identificado nuevas estrategias (contra los cárteles), con un énfasis en los flujos de efectivo. Atacaremos sus medios de producción, su flujo de efectivo y su producción de armas. Los esfuerzos del gobierno de Trump (...) no han hecho más que empezar”, sentenció Tillerson.

    PIDE SEGOB ESFUERZO BILATERAL

    La Secretaría de Gobernación (Segob) planteó un esfuerzo binacional más equilibrado respecto al combate al narcotráfico y la drogadicción durante el encuentro que, con la participación del canciller Luis Videgaray Caso, tuvo lugar hace algunas horas con funcionarios de la administración federal de los Estados Unidos de Norteamérica.

    Así lo dio a conocer el titular de Segob en conferencia de prensa, tras la reunión que los funcionarios mexicanos sostuvieron con el secretario de Estado, Rex Wayne Tillerson, y el secretario de Seguridad Nacional, John F. Kelly, de la administración Trump, en Wa-
    shington, D.C., Estados Unidos.

    “Costos en pérdidas de vidas en Estados Unidos por el consumo y costos en pérdidas de vida por el combate que se hace de nuestras Fuerzas Armadas, de la Policía Federal y de diferentes corporaciones con la delincuencia organizada. Y entonces no pueden tomarse solamente acciones de lado de México o sólo acciones de Estados Unidos, tiene que haber acciones contundentes de ambos países, por eso hablo de equilibrio”, subrayó.

    Agregó que sendas partes tienen que compartir mejor información y alcanzar acuerdos que permitan frenar la producción y el trasiego, pero también la demanda, que se da en uno y otro lado de la frontera.

     

    Precisó que durante el encuentro en que se abordó uno de los temas más relevantes de la agenda binacional, como lo es el combate al crimen organizado, se coincidió en la urgente necesidad de avanzar hacia un esfuerzo binacional, precisamente, más equilibrado.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Charles Manson, líder del culto asesino de los años 60, muere a los 83 años

    2017-11-20 07:33:51 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Charles Manson, el líder de culto de la década de 1960 cuyos seguidores cometieron atroces asesinatos que aterrorizaron a Los Ángeles y conmocionaron a la nación, murió este domingo por causas naturales, según el Departamento de Correcciones de California. Tenía 83 años.


        

    El pequeño y carismático Manson orquestó una ola de violencia en agosto de 1969 que cobró la vida de siete personas, generó titulares en todo el mundo y lo llevó a él y a su "Familia Manson" de seguidores a pasar tiempo en prisión durante la mayor parte del resto de sus vidas.

    Manson cumplía nueve condenas a cadena perpetua en las prisiones de California y se le negó la libertad condicional 12 veces. Su notoriedad, impulsada por libros populares y películas, lo convirtieron en una figura de culto para aquellos fascinados por sus oscuras visiones apocalípticas.

    "Era el gobernante dictatorial de la familia (Manson), el rey, el maharajá. Y los miembros de la familia eran muy obedientes a él", dijo el exfiscal Victor Bugliosi a CNN en 2015.

    Hasta el punto que matarían por él.

    Los brutales asesinatos comenzaron el 9 de agosto de 1969 en la casa de la actriz Sharon Tate y su esposo, el famoso director de cine Roman Polanski. Él estaba fuera del país en ese momento. El primer grupo de víctimas fue Tate, que estaba embarazada de ocho meses; un estilista famoso llamado Jay Sebring; la heredera de la fortuna del café Abigail Folger; el escritor Wojciech Frykowski; y Steven Parent, un amigo del cuidador de la familia.

    Al día siguiente, se produjo otro conjunto de asesinatos. El ejecutivo de supermercado Leno LaBianca y su esposa, Rosemary, fueron asesinados en su casa.

    Aunque Manson ordenó los asesinatos, no participó.

    En el transcurso de dos noches, los asesinos cobraron la vida de siete personas: 169 puñaladas y siete disparos de calibre 22. Ambas escenas del crimen revelaron detalles espeluznantes. Y algunos detalles relacionaron las dos escenas del crimen.

    La palabra cerdo fue escrita con la sangre de una víctima en las paredes de una casa y en la puerta de entrada de otra. También había otra frase aparentemente garabateada en sangre: Helter Skelter (estaba mal escrita, Healter). La razón de los escritos perturbadores, dijo el fiscal, fue porque Manson quería comenzar una guerra racial y esperaba que los Black Panthers fueran culpados por los asesinatos.

    El 16 de junio de 1970, Manson y tres de sus seguidores, Susan Atkins, Patricia Krenwinkel y Leslie Van Houten, fueron a juicio en Los Ángeles.

    Todos esos detalles emergieron en el juicio que hipnotizó y horrorizó a la nación. Durante el juicio, Manson y sus seguidores crearon una atmósfera de circo en con cantos, risas, arrebatos de ira e incluso llegaron a hacerse una sangrienta marca de X en sus frentes.

    Los cargos se produjeron después de un gran cambio en el caso cuando Atkins, que ya estaba en la cárcel por otro cargo, se jactó ante un compañero de prisión por los asesinatos de Tate. Ella dijo que lo hicieron "porque queríamos hacer un crimen que conmoviera al mundo ..."

    Manson fue condenado originalmente a muerte, pero la pena de muerte fue brevemente derogada en el estado y sus condenas concurrentes fueron conmutadas por cadena perpetua.

    También fue declarado culpable en relación con los homicidios de Gary Hinman, músico y doble de riesgo Donald "Shorty" Shea en 1969.

    Figura de culto

    Manson hizo que la gente de todas partes le prestara atención.

    Con su mezcla de violencia, música y contracultura juvenil contra el establecimiento, los asesinatos de 1969 y los posteriores juicios establecieron a Manson como un ícono cultural perverso que perduró hasta su muerte. En el camino, la mente maestra trascendió a sus víctimas, y los asesinatos de Tate-LaBianca se conocieron como los asesinatos de Manson.

    Laurie Levenson, profesora de la Facultad de Derecho de Loyola que sigue casos de alto perfil, describió a Manson en 2009 como el peor de los peores, el mal encarnado.

    "Si vas a ser malvado, tienes que ser malvado, y Charlie Manson estaba fuera de serie", dijo Levenson a CNN.

    La imagen de Manson todavía se puede encontrar en carteles y camisetas. En 1998, la serie animada de televisión "South Park" presentó a Manson en un especial navideño. Ha habido libros, obras de teatro, óperas y televisión sobre Manson y sus seguidores.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn