×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • Perseguirán a clientes de los huachicoleros; se refuerza estrategia: Pemex

    2017-05-18 08:11:14 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Se castigará a industrias, gasolinerías y a todo aquel que compre el combustible ilegal, dijo González Anaya


        

    CIUDAD DE MÉXICO.

    El gobierno federal reforzó la lucha contra el robo de hidrocarburos para también perseguir, detener y castigar a quienes compran combustible ilegal, dio a conocer el director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), José Antonio González Anaya.

    De acuerdo con el funcionario, se trata de una estrategia integral en la que participan las secretarías de Energía, de la Defensa Nacional, de Marina, de Hacienda y Crédito Público, la Procuraduría General de la República  y el propio Pemex para combatir la demanda a los huachicoleros.
    Se investigará y castigará a las industrias, gasolinerías y a todo aquel que compra el producto robado a Pemex, dijo González Anaya.

    También se buscará “que sea cada vez más caro sustraer el combustible y, al mismo tiempo, disminuir su demanda. Si el costo del combustible robado es más caro que la demanda, no habrá quien lo compre”, agregó.

    COMBATIRÁN ROBO ATRAPANDO CLIENTES

    La estrategia para reducir el robo de combustibles se enfocará en combatir la demanda, es decir, se investigará y castigará a las industrias, gasolinerías y todo aquel que hasta ahora compra el producto que le es robado a Petróleos Mexicanos (Pemex).

     José Antonio González Anaya, director general de la petrolera aseguró que hasta ahora el esfuerzo se enfocaba sólo a vigilar los ductos y castigar a quienes perforaban la infraestructura, sin embargo, diferentes niveles de gobierno decidieron trabajar de manera conjunta para atacar la otra rama de este problema, es decir, demanda.

    Por ello también se concentrarán en “donde se venden estas cosas: en los mercados ilegales, en las gasolinerías, en los usuarios industriales. Tenemos una gran ventaja; Pemex es el único proveedor, podemos saber cuánto le vendimos, cuánto están vendiendo, coordinados con las demás instancias, todo esto ayuda a verificar que todas estas cifras cuadren. Es un robo a la nación, a los mexicanos, a los impuestos, es un robo.”

    Por ello la estrategia incluye la colaboración de las secretarías de Energía, de la Defensa Nacional, de Marina, de Hacienda y Crédito Público, la Procuraduría General de la República y Pemex, a fin de verificar que las cifras de lo que compran y venden “cuadren”. Deben comprobar la procedencia lícita de los hidrocarburos que tiene en su poder.

    Se realizarán operativos como el realizado en Puebla recientemente, donde fueron cerradas y son investigadas siete gasolinerías que no pudieron comprobar la tenencia legal del combustible que vendían.

    Uno de los objetivos de esta estrategia, en donde Pemex fungirá como un articulador y facilitador de información, es la de encarecer el robo de los combustibles a fin de disminuir la demanda, aunque reconoció que alcanzar resultados podría llevar algunos meses.

    Insistió en que se buscará “que sea cada vez más caro robar el combustible. Pero al mismo tiempo disminuir la demanda de combustible robado, que los mercados ilícitos tengan menos demanda. Es un enfoque totalmente de economistas deshacer un mercado. Si el costo del combustible robado es más caro que la demanda, no habrá quien lo compre”.

    Agregó que también serán investigados los empleados, sindicalizados y no sindicalizados, que pudieran estar coludidos con el crimen organizado.

    No obstante, aseguró que no tiene conocimiento o indicio de que el sindicato, como organización, esté inmiscuido en este tipo de ilícitos.

    Vamos a enfrentar esto, si hay gente involucrada, sindicalizada o no los vamos a enfrentar y van a enfrentar las consecuencias de la Ley”

    Recordó que Puebla, Guanajuato, Tamaulipas y Veracruz son los estados con el mayor problema de tomas clandestinas, que causan pérdidas anuales por más de 20 mil millones de pesos.

     

    SCADA VIGILA LOS DUCTOS

    El sistema Control de Supervisión y Adquisición de Datos (SCADA, por sus siglas en inglés), opera desde el tercer piso de la Torre ejecutiva de Pemex, y tiene como objetivo principal vigilar la red de ductos, no sólo para evitar accidentes, sino también para contribuir en la detección temprana de las tomas clandestinas.

    René Becerra Cordero, subgerente de control de flujo de Pemex, explicó que esta herramienta permite detectar cualquier cambio de presión o anomalía en la Red, pues sus sistemas computacionales emiten la información sobre cómo fluyen los petrolíferos, gas LP, gas natural y crudo.

    Admitió que SCADA debe trabajar en colaboración con otras áreas de seguridad en Pemex, pues la detección de fallas es de “gran alcance”, es decir, no puede determinar el lugar exacto en el que se está perdiendo presión o se están robando el combustible.

    Es por ello que una vez que detecta cualquier anomalía, también se informa “seguridad física”, quienes señalan con más detalle la zona vulnerada y sellan cualquier perforación, sea ilegal o no.

    El SCADA permite controlar y supervisar en tiempo real, las condiciones operativas a lo largo de 32 mil kilómetros de ductos, con lo cual se permite la toma de decisiones en casos de emergencia, es decir, aun cuando no puede determinar a detalle el punto vulnerado, si puede controlar el cierre de válvulas, la mayoría de ellas automáticas, para evitar que los hidrocarburos sigan fluyendo.

     

     El sistema opera las 24 horas los 365 días del año, y es alimentado con la información que se recaba a lo largo de la red, la cual es transmitida vía satélite o con fibra óptica, por lo que la vigilancia es en tiempo real.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Prometieron curarles las cataratas, y los dejaron ciegos

    2017-12-12 19:12:39 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Este es el testimonio de algunos de los cincuenta habitantes mayas que quedaron ciegos entre 2015 y 2017; siguen sin respuesta de las autoridades


        

    ISLA MUJERES, Quintana Roo.

    La señora Natividad Méndez Rayón es una de las cincuenta pacientes que fueron atendidos por la clínica denominada 'Instituto de Salud Visual (ISVI)' de la ciudad de Cancún, Quintana Roo, donde tres perdieron totalmente un globo ocular y dos más perdieron la vista por una infección post operatoria.

    "Llegue a mi casa y tenía mucho dolor de cabeza, ya tenía malestar; para el sábado mi dolor era bastante, mi ojo ya estaba hinchado, parecía que iba a explotar, me dolía mucho, mi cabeza parecía que me iba a estallar, todos mis oídos, mis muelas, mis quijadas, mis huesos me dolían, bueno, me ataco bien feo, y me dolía y aquí sentía como que hay candela encendido, como que algo que se está ardiendo, sentí horrible".

    Todo eso es lo que recuerda doña Natividad después de que le mal realizaran una intervención quirúrgica para quitarle las cataratas.

    "Empecé a gritar y le dije a la enfermera, 'sacarme de aquí, me están sacrificando, siento que me voy a morir de tanto dolor'; 'cállate, no grites porque está la clínica llena, la gente se va a asustar, se van a ir todos', me dijo".

    A través de una campaña de operación de cataratas lanzada por la fundación de la empresa Cinépolis, estas personas llegaron a la clínica contrata para que recibieran la cirugía sin imaginar que perderían la visión.

    "¿Qué siente de que estas personas que la operaron la dejaron así? Coraje", afirma la señora Hortencia Tepal Puc, otra de las víctimas de esta negligencia médica. "Yo no puedo hacer nada, antes yo tejía mi hamaca, y ahora ya no puedo tejer mi hamaca, con trabajo lavo un poco de mis trastes, no puedo guisar porque si me pongo en la estufa, lo caliente de la estufa me lastima el ojo con lo caliente de la estufa, no puedo acercarme".

    La fundación 'No más negligencias médicas', desde que conoció el caso de estas cinco personas, las ha cobijado para que, al menos dos de ellas, tengan prótesis para evitar que las víctimas se quedaran sin el globo ocular a consecuencia de una operación mal aplicada.

    "¿Quién es culpable realmente? Yo creo que son las autoridades correspondientes, la Secretaría de Salud, el DIF Estatal, el mismo Cinépolis", asegura Fernando Avilés Tostado, presidente de la organización.

    El día de mañana, Imagen Noticias con Yuriria Sierra presentará las condiciones de vida en las que se encuentran estas personas, víctimas de una negligencia médica.

     

     

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn